¿De donde viene la vid?

ANDREA PEREZ CASTILLO

Buen día amigos catadores, ¿se acuerdan que les dije que íbamos a empezar desde raíz?, vamos retomando este tema del origen del cultivo de la vid en el mundo, en el país y en nuestro estado Zacatecas.

El cultivo de la vid es tan antiguo, hay muchos registros de su existencia desde hace miles de años, ahora les mostraré algo de lo que he leído de este magnífico cultivo.

El cultivo de la vid empezó en Asia menor en la región al sur y entre los mares Caspio y Negro. Desde ahí el cultivo de la vid se extendió hacia el oeste y el este. Los fenicios antes del 600 A. C., probablemente llevaron variedades de vino a Grecia, de allí a Roma y luego, al sur de Francia. No más allá  del siglo segundo de la era cristiana, los romanos llevaron el vino a Alemania. Las vides se extendieron al Lejano Oriente vía Persia y la India. Muchos años después, cuando los europeos colonizaron nuevas tierras, la vid estuvo siempre entre las plantas que los acompañaron (Winkler, 1984). Traída por los españoles, así fue como llegó la vid a México.

Pero algo muy importante que hay que mencionar es que en México ya existían plantas de vid pero estas eran silvestres.

Las uvas de estas plantas ya eran utilizadas por nuestros antepasados prehispánicos, hacían una bebida llamada “Acachul”, que era producto de los viñedos silvestres autóctonos. El cultivo de la vid (Vitis vinífera) llega a México en 1524 cuando el primer gobernador de la Nueva España, Hernán Cortés ordena la plantación en los alrededores de la actual ciudad de México. El vino siempre estuvo presente en ceremonias religiosas y en la dieta cotidiana de los españoles (Vinos y viñedos del Centro de México, 2012).

A partir de su llegada y hasta nuestros días, el cultivo ha ido en expansión en cuanto a: la superficie cultivada, las variedades que se aprovechan, la generación de jornales, desarrollo,  tipos de poda, injertación, conducción, cosecha y beneficio.

Para la llegada de este cultivo a nuestro lindo estado Zacatecas, de acuerdo a pláticas que tuve en el pasado con profesores donde me dieron razón que la vid llego al estado en los setentas donde sobre salían pequeñas empresas productoras, en cuanto a variedades cultivadas en ese entonces mencionaron: Cabernet Sauvignon, Chenin Blanc y Ruby Cabernet.

Como se observa, el incremento de la superficie de cultivo, ha sido esporádico y con éste patrón, han surgido poco a poco las empresas vitivinícolas.

Por  el interés que existe en el estado de Zacatecas por ampliar la superficie de cultivo y el número de variedades, aparentemente con la intención de generar un desarrollo cercano como el que existe en Baja California específicamente en el valle de Guadalupe, que no obstante al tratarse de una zona semi-árida, ha logrado incorporar con manejo de suelo y agua una buena cantidad de hectáreas con vid y de manera paralela al interés por el cultivo, se ha agregado un sector, el turismo, que en una estrategia conjunta han creado un polo de atracción turística en el noroeste del país, basándose en el conocimiento del cultivo, la hermosura de los viñedos, las extraordinarias fincas que han construido y con ello, han logrado un valor agregado que permite el aprovechamiento de la vid.

Bueno, creo que me emocioné un poco con el futuro de este cultivo en el estado, pero ¿porqué no tener este tipo de visiones?, poco a poco conoceremos las características especiales que nuestra tierra Zacatecas tiene para recibir este cultivo ancestral.

Para terminar la recomendación. Curiosamente tuve la oportunidad de probar la semana pasada otro vino del valle de Parras, me encanto y me siento con la necesidad de recomendárselos a ustedes. Se trata del vino Casa Madero 3v, es un vino trivarietal compuesto de Cabernet Sauvignon, Merlot y Tempranillo.  Es un vino excelentemente equilibrado esto por la combinación de variedades, en aromas encuentras frutos rojos y madera. En boca se siente una armonía entre taninos y acidez, de verdad ¡muy agradable!

Para acompañar este vino tinto, ¿qué les parece un buen corte, cebollas asadas y chiles toreados?, a mi me funcionó.

Recuerden amigos catadores prueben, experimenten y pregunten que el vino ¡es para todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.