Syrah, siempre a la orden.

 

ANDREA PÉREZ CASTILLO

¡Buen día amigos enófilos! Por fin nos volvemos a encontrar.

Les cuanto que he estado investigando acerca de variedades que existen en el mercado pero a veces son opacadas por las más conocidas como cabernet sauvignon, merlot, malbec, etc.

En el artículo de hoy les hablare de la variedad SYRAH.

La variedad syrah es de origen francés, específicamente del valle del Ródano, pero ahora esta variedad es muy popular en Australia y me atrevo a decir que es la variedad que representa los vinos australianos en este momento.

A esta variedad también se le conoce como SHIRAZ, así que es correcto llamarle de ambas formas.

Entre sus características podemos encontrar que es un vino con buen contenido de taninos y buena acidez que crean un balance perfecto. Y lo mejor es que es un vino súper flexible, me refiero a que lo puedes tomar siendo un vino joven o que puedes guardarlo un par de años para que esa acidez característica y esos taninos pronunciados se suavicen.

A la vista el syrah tiene un color muy característico y muy atractivo, es un color frambuesa y violeta.

Sus aromas cuando el vino es joven van desde ciruela, zarzamora y vainilla. Y cuando se trata de un syrah de crianza podemos encontrar aromas de coco, ahumado y clavo.

En lo personal el syrah es uno de mis preferidos, porque siendo vino joven o de crianza siempre está listo para degustarse.

Entonces mis amigos aquí viene la recomendación: estando en una cena con amigos degustamos un vino australiano variedad syrah llamado yellow tail que acompañamos con unos medallones de res envueltos en tocino al horno que hicieron un maridaje perfecto.

Pero esperen aquí no termina la recomendación, cuando servimos la segunda copa uno de mis amigos dijo es momento del postre y puso al centro de la mesa una barra de chocolate con un 70% de cocoa. Cada quien tomo un cuadro de chocolate y al momento que se disuelve tomas un poco de vino y ¡PUM!, tienes una explosión sublime en tu boca, fue una experiencia deliciosa.

¿Es un poco raro no? pero no tengan miedo de experimentar.

¡Disfruten del buen vino! Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.