¡Nuestros sentidos y el vino se fusionan! La vista (primera parte)

ANDREA PÉREZ CASTILLO.

Amigos enófilos ¡por fin es #juevesdevinos en #vocescruzadas! ¡Pero que lindo está el día hoy! Nada mejor que un día nublado para degustar un buen vino con los amigos.

¿Recuerdan que en el artículo anterior hablamos de los colores del vino? Pues en el artículo de hoy les platicare como es que se debe apreciar e interpretar el color, limpieza y brillo del vino

¿Están listos?

Como ya sabemos, el color del vino nos dice la edad, calidad, variedad y tipo de crianza. Cuando estamos catando un vino siempre comenzamos con la vista.

Con la copa en la mano (la cantidad de vino exacta es sólo una tercera parte de la copa) lo primero que se observa es el DISCO y para poder apreciarlo debemos ver la copa desde arriba, después se inclina la copa siempre teniendo un fondo blanco y así podrás observar la limpieza del vino y su brillo. Esto es lo más importante porque nosotros como catadores debemos estar seguros de que vamos a consumir un producto limpio.

El segundo paso es observar el BORDE, es un anillo que se presenta entre las paredes de la copa y el vino. Lo primero que debemos notar es la tonalidad de este. Cuando se trata de un vino joven se pueden ver una tonalidad ligeramente azules. Cuando se trata de un vino maduro las tonalidades son tonos teja – terrosos.

Para terminar las ya conocidas LAGRIMAS o PIERNAS del vino. Lo que tienes que hacer aquí es hacer girar el vino para que este haga contacto con las paredes de la copa, después podrás observar las gotas transparentes descendiendo lentamente, esto son las lágrimas o piernas.

Las lágrimas son el conjunto de glicerol, alcohol y azúcar. Si estas descienden lentamente nos indican que el vino tiene un buen contenido del alcohol y azúcares, es cuando podemos usar lenguaje como lagrimas espesas, mielosas y untosas. Lo contrario sucede cuando las lágrimas descienden rápidamente esto indica lo contrario y nos expresamos de estas lagrimas como acuosas, liquidas y débiles.

Con esto terminamos con la apreciación del vino con nuestra vista. Pero recuerden amigos enófilos aquí no termina la cata, así que prepárense para el próximo artículo.

Y ahora la recomendación: para aplicar lo aprendido del día de hoy les recomiendo un vino di varietal tinto joven, La Redonda  2012 Malbec, Cabernet Sauvignon.

¡Hasta la próxima enjoy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.