El arte de nutrir al cuerpo

ANA GABY DE LA TORRE

Cuándo escuchamos la palabra nutrición, es muy común que lo primero que se nos venga a la mente sea “ponerse a dieta”, se los digo yo, que siendo nutrióloga, he escuchado cualquier cantidad de veces a personas que recién conozco, y fuera de un contexto clínico, decirme, “hazme una dieta” o “dame una dieta”, cómo si fuera algo que los nutriólogos cargáramos bajo la manga. Por supuesto, no es un asunto que nos moleste, ya estamos familiarizados con el tema, y hasta lo vemos con humor, la cuestión es que, NUTRICIÓN, no significa “ponerse a dieta”, la nutrición es un concepto muchísimo más amplio que ni si quiera se limita solamente a la ingesta de alimentos, si no que engloba también la digestión, la absorción, la asimilación, el metabolismo y la eliminación de los nutrientes que hay en los alimentos, y por supuesto es algo que varía de persona a persona. Personalmente, creo que saber nutrir al cuerpo, es una habilidad que todo ser humano, en cualquier etapa de su vida, debe, y tiene el derecho de poseer. Para ésto, a continuación les comparto algunos puntos vitales a tomar en cuenta.

Las dietas, no funcionan…

Ni la paleo, ni la Atkins, y mucho menos la de la luna. Si lo que queremos es comenzar a mejorar nuestra alimentación y nuestra nutrición de por vida, debemos de quitarnos la palabra “dieta” de la cabeza. Las dietas pasajeras y de moda no funcionan porque son temporales, y ninguna dieta “milagrosa” de unos cuantos días o semanas, va a reparar una vida de excesos.

La solución: aprender a comer

Un profesional de la nutrición, no “da dietas”, prescribe nutrientes mediante planes de alimentación individualizados, y sobre todo, educa, inspira y da información a sus consultantes para que ellos mismos obtengan las herramientas necesarias para tener una buena alimentación, y que llegue el momento en el que ya no necesiten de que otra persona les diga qué comer. Claro que para esto, se requiere de decisión, convicción y disposición real para cambiar hábitos y estilos de vida.

No sólo somos lo que comemos…

También somos lo que logramos absorber y asimilar. ¡Claro!, porque ¿de qué me sirve alimentarme sano y comer los mejores y más limpios alimentos, si sigo comiendo alimentos que no tolero y que entorpecen mi sistema digestivo, que se encuentra cansado, sobrecargado e irritado? Así no podré absorber y aprovechar los nutrientes que necesito.  Por ejemplo, si yo cené una hamburguesa con papas fritas, un refresco, y un helado de chocolate, y al día siguiente “para compensar”, desayuno una ensalada de hojas verdes, verduras frescas y huevos orgánicos, aunque sea muy saludable, esa ensalada no va a digerirse de una manera adecuada, ni se absorberán sus nutrientes correctamente, todo gracias al desequilibrio intestinal que provocó la cena de la noche anterior. Tan importante es lo que comemos, cómo lo que dejamos de comer.

Estamos diseñados para tener una alimentación natural

El cuerpo humano está compuesto por muchos de los mismos elementos que conforman la naturaleza y el universo, algunos de ellos están presentes en mayores proporciones, tales cómo el hidrógeno, el oxígeno, el carbono y el nitrógeno, otros, cómo el calcio, el fósforo, el potasio, el hierro, el zinc, el cloro, etc., están presentes en menores cantidades. Entonces, si de los elementos y las partículas de la naturaleza provenimos, de ellas debemos nutrirnos en cantidades adecuadas para mantenernos vivos, armónicos y con buena salud. Debemos entender que es importante comer alimentos frescos, limpios y naturales, sometidos al mínimo proceso de industrialización. En realidad ésto es muy sencillo de lograr, entre más larga sea la lista de ingredientes de tus alimentos, más procesados e industrializados deben ser. Nunca he visto una lechuga o una manzana con lista de ingredientes.

Para concluir…

Una alimentación y una nutrición óptima no es la restricción de la ingesta de alimentos con el fin de conseguir cierto peso corporal. Se trata de darle al cuerpo exactamente los nutrientes que requiere para mantener fuertes sus mecanismos homeostáticos de auto-sanación, y de ésta manera asegurar un estado de completo bienestar y salud, que a fin de cuentas es una de las cosas más valiosas que un ser humano puede tener.

Espero que la información les sea de utilidad y les comparto una de mis frases favoritas, acerca de la nutrición.

“El doctor del futuro, ya no va a tratar el cuerpo humano con medicamentos, si no que curará y prevendrá las enfermedades con la nutrición”-Thomas Edison-

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.