Morena…

Rogelio Cárdenas Vargas

Después de las derrotas electorales sufridas por Andrés Manuel López Obrador en 2006 y el 2012, el llamado Movimiento de Regeneración Nacional, impulsado por el mismo AMLO, sirvió como vía de escape para la frustración que muchos mexicanos sentimos al ver que de nueva cuenta, nos encaminábamos a vivir un gobierno con políticas inerciales que nada harían por cambiar la situación de pobreza en la que viven millones de mexicanos.

Morena, que surgió como organización no partidista, siguió su trayectoria hacia la formación de una nueva institución política que diera cabida a aquellos inconformes con las políticas que habían llevado al PRD a la indefinición ideológica comandada por el grupo de “los Chuchos” y cuyos tratos o displicencias hacia las compañas presidenciales de AMLO, contribuyeron a la desactivación de segmentos de la población, cuyos votos hicieron falta.

En Zacatecas, Morena pintaba para ser el refugio de muchos luchadores sociales que vieron como los gobiernos de Ricardo Monreal y de Amalia García poco hicieron para desarticular los vicios del régimen priista, especialmente aquellos relacionados con los programas de apoyo social que han creado una cultura participativa electoral a cambio de dádivas, con el fin de perpetuarse como grupo político en el poder.

Con el tiempo el lema de “Morena es la Esperanza de México” ha pasado a ser para muchos una desilusión más. En una de las asambleas municipales a las que asistí con la finalidad de participar activamente en lo que en ese tiempo creía podría ser un resurgir de la izquierda en Zacatecas, me quedó claro que Morena, tarde o temprano se convertiría en un apéndice más del monrealismo, que en ese tiempo había colonizado al PT y a Movimiento Ciudadano en Zacatecas.

La asamblea duró poco, la elección de delegados fue sin presentación de candidaturas, sin debate, sin argumentaciones del porque deberían ser elegidos quienes fueron elegidos y la presencia de David Monreal en esa asamblea, con un numeroso grupo de “simpatizantes” no auguraba nada bueno. Desde ese entonces, para mí, Morena dejo de ser la esperanza, nunca más regresé a una asamblea.

El tiempo pasó y me demostró que no estaba en un error, Morena Zacatecas nunca dejó que la izquierda social se incorporara realmente, es más, los pocos que fueron incluidos han sido poco a poco desplazados para dejar en las manos del monrealismo la conducción de facto del partido.

Con el verticalismo que le caracteriza a AMLO, David Monreal ha sido ungido como aspirante único a la candidatura por el gobierno de Zacatecas, un movimiento electoral que si bien le dará una buena cantidad de votos en este año electoral, no serán los suficientes para ganar, monrealistas hay muchos, pero pocos más se incorporarán.

Quizá a AMLO no le interesa ganar el gobierno de Zacatecas, su autoritarismo ahuyenta y no atrae, pero con esa concesión hacia Ricardo Monreal si puede ganar la lealtad que tanta falta le hizo en Zacatecas en las presidenciales pasadas. Quizá esa es su apuesta.

Por lo pronto, el lema de “la esperanza de México” paso a ser “Monreal es Morena“ nunca más claro.

3 comments

  1. El movimiento D16 tan nombrado ahora se convertido en desdicha 16 ya que hemos visto que los fieles seguidores de David han sido desplazados por priistas y perredistas como el nada querido gerardo espinoza ex director estatal del PRD zacatecas una estrategia poco razonable que da a pensar si lo quieren es entregar el estado nuevamente al PRI o a la ya creciente mafia panista

  2. Es una incógnita para mi, lo que me queda claro es que Morena ha claudicado a representar un partido distino para convertirse en uno mas.

  3. Conozco a Ricardo Monreal,a su hermano David,ni se diga a AMLO ..pero quien es el que escribe este articulo??…en su casa lo conocen,y desde mi punto de vista y por lo que escribe,no es mas que otro “analista”lamehuevos del régimen…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.