Matrimonio a la mexicana, ¡picante! (Especial maridaje con gastronomía mexicana).

ANDREA PÉREZ CASTILLO.

Buen día amigos catadores, bienvenidos a otro viernes de vino en voces cruzadas.

El día de hoy les comparto algunos maridajes con comida mexicana, ¡perfecto para este viernes picante!

Para iniciar debemos conocer el origen de la palabra maridaje.
La palabra “maridaje viene del término francés “mariage” que significa matrimonio; así es amigos, suena un poco loco pero también (coloquialmente dicho) ¡se”matrimonean” los vinos!

Nada como el buen comer y el buen beber, eso amigos son de los pequeños placeres de la vida y logrando un maridaje con comida mexicana ¡ufff! Es excepcional.

La comida mexicana como ya sabemos es exótica, donde utilizamos especias o condimentos tan especiales como la canela o el chocolate, incluso insectos y hongos como el huitlacoche, sin olvidar nuestra gran variedad de chiles. Tenemos una de las gastronomías más especiales y más sabrosas del mundo.

Muchas personas se quejan de que el picante adormece nuestras papilas gustativas, bueno pues los mexicanos somos taaaaan tremendos y creativos que ya tenemos de todo tipo de maridajes armoniosos, complementarios y hasta de contraste. ¿Cómo lo ven? ¿Comenzamos?

Que les parece iniciar con unos taquitos de carne asada con salsa molcajeteada que maridan genial con un vino tinto de crianza de variedades como cabernet sauvignon o un tempranillo.

O un cevichito de camarón y pescado, o que tal un aguachile con su salsa verde picante, ambos quedan genial con un vino blanco joven como un sauvignon blanc o un chardonnay, con su temperatura adecuada.

O que tal unos taquitos de cabrito con su tortilla de harina y salsa roja que va fenomenal con un vino tinto de crianza como un merlot o un syrah.

Que les parecen unas carnitas de cerdo con su pico de gallo y chiles güeros acompañado de un vino tinto de crianza merlot o garnacha.

Por último como les caerían unas enchiladas rojas o un buen mole, que va fantástico con un vino de crianza, te recomiendo un pinot noir o un syrah.

¡Uuuf! ¡Ya muero de hambre!

¿Qué tal? Estos son sólo algunos platillos mexicanos, pero hay infinidad y todos riquísimos.

Ahora la recomendación: Experimenten, solo recuerden que un plato sencillo marida siempre con un vino sencillo (como vinos jóvenes blancos o tintos e incluso rosados), y los platillos más elaborados maridan con vinos más complejos (como los vinos de crianza, reservas y gran reserva).

Por cierto ¡Feliz día de la tierra!

¡Enjoy!

2 comments

  1. Excelente artículo y buenas recomendaciones, me gustaría que para el proximo menciones marcas comerciales porque no soy conocedora cual casa tiene las mejores cosechas para un buen merlot o pinot, felicidades por tu forma tan agradable de escribir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.