¿Te atreves Tello?

Por Rogelio Cárdenas Vargas

En la política mexicana se suele identificar al PRI como la raíz de todos los males que aquejan a nuestro país y es que la hegemonía que ha mantenido durante décadas (con una breve interrupción de 12 años) en las cuales los derechos humanos de los mexicanos se han visto muy comprometidos, el crecimiento económico ha sido insuficiente y la repartición de los ingresos muy desigual, sin contar los numerosos casos de corrupción e impunidad que carga a sus espaldas este partido político, hacen suponer que así es.

 Sería irresponsable decir que los priístas en general son así, tiranos corruptos que solo buscan el beneficio personal pisoteando los ideales revolucionarios que llevaron a la formación de ese instituto político, porque no lo es. Existen miles de militantes que buscan de buena fe el servir al pueblo de México, disminuir el rezago social, la desigualdad y marginación que lastima a millones de mexicanos, los hay, de eso estoy seguro.

Alejandro Tello candidato de la alianza que encabeza el PRI ha iniciado su campaña electoral con una loza muy pesada que lo ralentiza en su búsqueda por la gubernatura, más allá del problema que representa su amistad con el actual gobernador Miguel Alonso el cual está cerrando su sexenio al igual que lo cerro su antecesora, lleno de acusaciones de enriquecimiento ilícito, el problema es el mismo PRI.

Yo quiero creer que el señor Tello es un hombre honesto, responsable, trabajador, sin embargo eso no es suficiente para ser el gobernador que Zacatecas necesita.

Con el regreso del PRI a la presidencia a manos de Peña Nieto y sus reformas estructurales, el país ha sufrido un estancamiento (si no es regresión) en el otorgamiento de libertades a los mexicanos. Continuamente se perciben en los medio de comunicación los ataques al periodismo, las desapariciones forzadas, la violaciones continuas a los derechos humanos y el gobierno hace que oye pero no escucha las voces incluso internacionales que lo exhortan a realizar acciones para mejorar la situación que se vive en el país.

Una de las características principales del priísmo es la obediencia a sus dirigentes, la oposición interna no tiene cabida en el PRI y ese es un problema para creer en el Tello gobernador. Zacatecas necesita libertades, garantías, derechos y muchas de estas necesidades están en contra de la política de Peña Nieto y de los usos y costumbres del priísmo.

No dudo de Tello como persona, pero dudo que Tello desafíe a Peña Nieto y al PRI corrupto y opresor para ser lo que Zacatecas requiere en momentos en los que la sociedad y la partidocracia están cada vez más lejanos.  Alonso entro como una esperanza de cambio y defraudo totalmente, se llenó del viejo PRI, ese fantasma que se niega a desaparecer y que muchos priistas tratan de combatir internamente pero no pueden.

Y es que desafiar al viejo PRI puede salir caro, se podría pensar que las represiones a los desafíos al régimen quedaron sepultadas en Lomas Taurinas pero no es así, el régimen está aquí listo para responder a quien se atreva a desafiarlo. ¿Te atreves Tello?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.