El mundo en el que somos libres

Andrea Mantecon

Xavier Corberó, es un artista español considerado por muchos el escultor vivo más importante del país. Descendiente de artistas catalanes vivió su juventud en Nueva York, íntimo amigo de Salvador Dalí y mezclando en sus obras materialidad y poesía.

Corberó, quien ahora tiene 81 años, lleva 40 años construyendo un mundo surreal en Esplugues de Llobregat. Este lugar, que es su residencia de descanso, taller y residencia para artistas, comenzó cuando Corberó encontró nueve estructuras industriales en ruinas y decidió establecerse ahí y comenzar a modificarlas. Buscando hacer un refugio del agitado mundo, poco a poco el artista fue añadiendo arcos aquí, arcos allá, escaleras que llevaban a ningún lado y columnas que no sostenían nada, jardines comprimidos en pequeños espacios y cuerpos de agua que reflejaban el conjunto. La composición, empezó a formar, casi como por casualidad un paisaje surreal, un lugar mágico donde la realidad se funde con la imaginación, donde el mundo deja de estar definido en sí mismo y se define sólo desde la percepción de quien habita el espacio.

xavier-corbero06

Corberó dice que la casa está siempre en proceso, y que como una agenda, refleja todo lo que él es a través del tiempo y crece con cada decisión, con cada adición. Cuando las personas le preguntan que cuál es la razón o propósito de esa construcción, él dice que es crear poesía. Qué nada de esto ha salido de la razón sino del objetivo de crear poemas que, para él, son la medida de todas las cosas.

fssdsdfsfdsfffa

El arquitecto en este espacio no crea un espacio físico sino un espacio mental, no es un espacio definido por su función sino con utilidad en sí mismo, es decir, no es la función de cuatro paredes albergar un estudio, sino de elementos escultóricos generar un sentimiento, una consciencia de uno mismo, una sorpresa o un descubrimiento. Así pues en este laberinto surreal, entre caleidoscopios de luz, túneles y reflejos, uno puede cada momento descubrir una sorpresa, un nuevo rincón detrás de una puerta o dentro de uno mismo.

“En la escala adecuada la música suena hermosa… en la escala correcta el espacio deja de ser espacio y se convierte en mente” dice Xavier Corberó, y para mi resulta  curioso cómo la información que recibimos se entreteje en nuestras mentes.

Encontré a Xavier Corberó mientras leía el libro de Haruki Murakami “El fin del mundo y el despiadado país de las maravillas” y una fuerte conexión surgió al instante. Les dejo este collage de una parte del libro como una reflexión de que el mundo en el que somos libres, en el que somos nosotros mismos, lo tenemos que crear cada uno.

-¿Entonces me estoy yendo del mundo como originalmente lo conocía?

-Si, pero no estoy hablando de un mundo paralelo de ciencia ficción, es todo un asunto de cognición. El mundo como es percibido.. y eso es lo que está cambiando en tu cerebro.. aún así no es nada que debas temer, no es muerte, es vida eterna, y puedes ser tu mismo. Comparado con eso, este mundo no es más que una fantasía momentánea.

Los invito a ver este video, para ver este espacio desde los ojos del artista: (click en el sig. link)

Xavier Corberó

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.