Al Chile!

México jugó los cuartos de final de la Copa América y a pesar de que las expectativas de la selección azteca eran altas, Chile les metió siete goles a cero siendo ésta la segunda peor goleada en contra de la selección mexicana.

La peor derrota del tricolor fue de 8-0 contra Inglaterra en un partido amistoso en 1961.

Es raro ver este tipo de resultados en el futbol, la verdad es que nadie imagino que Chile fuera a ser tan contundente y México tan inofensivo (por no decir malos).

Ni con el almanaque de la película de volver al futuro hubiera creído el marcador de 7-0.

La Selección o decepción no se entregó en la cancha. Luego de los dos primeros goles el equipo se desmotivo totalmente.

Se veían jugadores caminando como si no les importaran las consecuencias de su pobre desempeño que al final terminó en una humillante goleada que quedará en la historia.

Hasta para perder hay que tener dignidad y sobretodo respeto a la gran afición mexicana que siempre esta apoyando a pesar de llevarnos más decepciones que triunfos.

Faltaron líderes en la cancha, se necesitan jugadores como en su tiempo Cuauhtémoc Blanco que se entregaba al máximo con su equipo y lo transmitía a sus compañeros.

Quedan muchas dudas después del partido de ayer. ¿Donde esta Carlos Vela y los hermanos Dos Santos? ¿Por qué no metieron al experimentado Rafa Márquez? ¿Por qué teniendo porteros en buen momento, deciden darle la titularidad al descanchado Memo Ochoa que ha tenido muy poca actividad en su club?

Tanto la prensa como la afición somos muy exagerados para calificar el rendimiento de los jugadores porque cuando juegan bien ya los queremos en el Barcelona o en el Real Madrid y los sobrevaloramos. Pero cuando juegan mal, los criticamos severamente como si el bajo rendimiento del equipo en un partido fuera parámetro suficiente para analizar los errores, diagnosticar el problema y plantear solución.

El mal funcionamiento de un equipo va más allá de un encuentro, ya sea bueno, malo o pésimo como el de ayer. Para planear un mejoramiento es necesario llevar a cabo un proceso y se requiere de tiempo, sin embargo la Selección no ha podido tener estabilidad debido a los cambios constantes en la directiva y jugadores.

Ayer fue un día históricamente triste para muchos mexicanos que seguimos teniendo esa inexplicable ilusión mal correspondida hacia nuestro equipo de futbol, pero es justamente eso lo que lo hace interesante ya que tanto en la vida como en el futbol hay momentos buenos y malos. Pero lo más importante es no perder la fe.

Felicidades a todos los papás en su día y “1,000″ gracias a los seguidores de la página de Facebook de voces cruzadas, sin ustedes no tendría caso escribir.

One comment

  1. Me sentí tan desilucionada el domingo, como cuando le quitán su mejor amigo a un niño !!! Lo peor es que desde que empezó la Copa América yo estaba muy conciente de lo que somos como selección y lo que sucede siempre con México, pero venía como favorito, eliminamos a Uruguay … me ilusionaron para esta súper verguenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.