Los antiguos Ticos eran unos loquillos.

Buenas noches queridísimos lectores, hoy vengo a platicarles que últimamente me ha tocado bastante seguido visitar Centroamérica, por ende, me di a la tarea de salir a turistear un poquito por el área, cabe recalcar que si alguna vez tienen el placer de visitar Costa Rica, es importante que se den el tiempo de conocer los volcanes, santuarios de animales y demás reservas naturales ricas en este país. Desafortunadamente por falta de tiempo solo tuve oportunidad de conocer lo más básico, pero en fin, a lo que venía; en la capital San José se encuentra el Museo del Jade. Recordemos que la principal fuente de esta piedra se encuentra en Guatemala, pero debido al nomadismo y esas cosas fue adoptado también en esta región.

Para las culturas prehispánicas de mesoamérica, el jade fue más valioso incluso que el propio oro, y se ultilizaba como adorno para distinguir entre una clase social y otra; era el símbolo de la creación, vida, poder y fertilidad, y tan importante era la fertilidad para esta cultura que tenían un rito de iniciación a la sexualidad mediante instrumentos musicales (porque son grandes amantes de la música desde el 300 a.C.) en forma de penes; y no sólo instrumentos, si no vasijas, cuchillos y demás utensilios de uso cotidiano con esta particular forma que usaban en todo momento y sin vergüenza alguna. Bien ahí.

Para saber más, no se olviden de visitar el Museo del Jade y de la Cultura Precolombina, ni de prestar exclusiva atención a la reacción de los demás visitantes al ver esta colección, es interesante y gracioso a la vez ya que depende de los actuales tapujos de cada quien.

*foto extraída de la cámara de mi teléfono celular, aprécienla mucho.

2 comments

  1. Excelente nota, Gisel, y muy curiosa la verdad, no me imagino ver una exposición así sin reírme por el morbo que me causa, hahaha espero puedas contarnos más de tus viajes pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.