De Ciudades Desiertas a Me Estás Matando Susana

Daniela Rivera

Hace unas semanas fui al cine a ver una interesante y esperada película, “Me estás matando Susana” de Roberto Sneider. Mucho escuché hablar de ella cuando supe la polémica que estaba generando al ser una adaptación cinematográfica del libro “Ciudades desiertas” de José Agustín, que como sabemos es una causa de opinión y discusión necesaria, si porque no le llega a la calidad literaria, si es una película más en el cine mexicano o si lo único que busca son espectadores y públicos comerciales. De primera impresión creo que esperaba pasármela bien [el póster con la figura de Gael García era un primer gancho], el nombre que al haber cambiado del de la novela original, también representaba un atractivo visual [gran tipografía, rosa y con el nombre explícito de una mujer] y claro, la carta abierta de que el director había sido el mismo de Arráncame la vida [novela poblana por excelencia], en fin corrí a verla a dos días del estreno.

ciudades-desiertas-jose-agustin-edicion-1984-maa-3458-mlm4265213902_052013-f

Y cuál sería mi sorpresa que la película no me decepcionó en nada y creo que además atrapa a nuevas generaciones, a neonatos en las letras de José Agustín, a parejas que se encuentran consigo mismas y a escépticos del nuevo cine mexicano. La novela se centra en la relación de Susana y Eligio en 1984. Ambientada en la Ciudad de México, comienza narrando la vida de Susana, quien decide ir a Estados Unidos para participar en un curso de escritores por 4 meses. Se va por su cuenta, sin avisar a nadie, ni a su familia o Eligio, su marido, por lo que éste hace todo lo posible por saber a dónde se fue, hasta que tres meses después llega de sorpresa a la academia para encontrarse con la noticia de que ella tiene un romance con uno de sus compañeros.

thumb_me-estas-matando-susana-poster

Así de fuerte y una situación cotidiana, del antes y del ahora, donde las mujeres también podemos tomar el papel de la traición, el engaño y donde los deseos se apoderen de las acciones. Ahora combínenlo con el machismo mexicano y la forma tan tradicionalista con la que solemos ver y opinar de las cosas en México. Eligio utiliza un lenguaje coloquial en sus interacciones, además de resaltar aspectos muy mexicanos en cada una de las actividades que realiza, sus apariciones en los lugares de reunión  o en la interacción con las personas de los distintos sitios que integran la academia. José Agustín nos muestra personajes con aspectos y características de jóvenes, que dejan entrever la influencia del autor en la literatura del momento.

me-estas-matando-susana-3

Debido al año en que se realizó esta obra, fue también una fuerte crítica social, ya que es difícil “entender” por qué Susana es tan liberal, por qué se va cuando quiere, mientras que Eligio lanza mentadas de madre, le busca pleito al amante de su esposa y Susana, aunque lo quiera, no puede evitar hacer cosas (buenas o malas) para buscarse a sí misma, ya que se siente estancada.

Vale mucho la pena leer antes la novela porque la película no se centra en la década de los ochenta, sino en la contemporaneidad, en el tiempo actual, en un México nuevo y con personajes que podemos conocer, con los que nos identificamos y con situaciones que muchos nos quedamos callados, sea o no por verse en un espejo o por reconocer y percibir que las relaciones afectivas cambian y hacen crear esos silencios incómodos al levantarse de su butaca.

 

One comment

  1. Van a poder acceder los titulados conforme a sistemas educativos ajenos al Espacio Europeo de Educación Superior, sin necesidad de la homologación de sus títulos, anterior comprobación por la universidad de que aquellos acreditan un nivel
    de formación equivalente a los correspondientes títulos universitarios
    oficiales españoles y que facultan en el país expedidor
    del título para el acceso a enseñanzas de postgrado. http://aa55668.com/comment/html/index.php?page=1&id=72032

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.