Los hombres de mis mujeres.

Jonathan Alcalá

La raíz. 

“Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace,

es el orgullo que le proporciona hacerlas.”

Oscar Wilde

 

En el mismo instante en el que Ulises trazaba el boceto de un mueble de sala que construiría en los próximos siete días, yo besaba a su novia en el elevador del edificio donde trabajábamos juntos. Y el día en que me acosté con Jossiane por vez primera, él estaba con sus amigos bebiendo cerveza, pensando que no estaba la suficientemente fría y que el sabor era un poco más agrio que otras veces. Por mi mente había un torbellino de cosas, el placer, por más egoísta que pueda llegar a ser, no lograba despojarme de la compleja situación en la que vivía, creyendo haber hallado el amor más puro y prodigioso, fruto de una traición y un mar de mentiras.

            Ulises tenía veinticinco años de edad, trabajaba como diseñador industrial en una modesta fábrica de muebles de madera, cuyo dueño era su tío político. Cuando le vi me pareció demasiado alto y demasiado delgado; su tez era clara, cabello rizado y ojos inocentes, casi infantiles, un contraste demasiado notable para su nariz larga y su sonrisa burlona. Me pregunté cómo alguien tan simple y ordinario a simple vista y según las descripciones de Jossiane, había conquistado a una mujer tan soberbia; la mediocridad que vi en ella llegó muchos años después, en ese momento, el amor y el deseo me hacían verle como un ser único y maravilloso, irresistible tal vez porque había una distancia moral entre nosotros. No descubrí en él a un rival o a un enemigo, lo único que yo quería es que saliera de mi vida de la misma manera en la que yo entré en la suya. Llevaba tres años de relación con Jossiane, pasando altibajos cada vez más prolongados, tanto, que las grietas de su amorío se convirtieron en un abismo de aparente indiferencia donde pude pasar sin muchos obstáculos. Ella tenía diecinueve años y la belleza ingenua de la juventud, se sabía una mujer hermosa, sin embargo era demasiado insegura y le faltaba una pizca de frivolidad para sacar provecho de su naturaleza; compartíamos gustos semejantes en cuanto a música y libros se refiere, encontré entonces la conjugación precisa entre alguien que motiva tu carne casi a la par que motiva tu razón. Esa mujer se convirtió en una diosa viva para mí. Yo tenía veintidós años y creía que mi vida estaría resuelta apenas terminara con mis estudios universitarios. Ninguna de las dos cosas llegó según mis cálculos. Entendí que mi vida terminará antes de resolverse y los asuntos académicos junto con sus instituciones están lejos de mis objetivos desde hace años.

            El día que Jossiane decidió terminar su relación con Ulises, él lloró y tuvo nauseas durante horas; me pareció patético, pero eso es natural, siempre el sufrimiento y el goce del amor ajeno tiene un sabor a patetismo y ridiculez. Aunque tarde o temprano todas las personas pasamos por situaciones análogas, más pronto de lo pensado, era yo el que iba a llorar y a humillarse. Ella ponía como excusas las emociones de él y lo apresurado de nuestra complicidad, para no dar una etiqueta al vínculo sentimental que había entre nosotros, navegamos durante algunos meses en las inquietas aguas de lo que podría llamarse triángulo amoroso, dándonos sólo lo que el otro nos permitía dar, fingiendo cada quien a su manera, avanzando y perdiendo terreno cada día. Toda batalla que se prolonga demasiado tiempo termina por derrotar a ambas partes,  aun el victorioso tuvo demasiadas pérdidas, así que para el día en que ella tenía la libertad de estar conmigo, nuestros disgustos y riñas habían fracturado y minado lo que intentábamos construir. El falso idilio llegaba a su fin de la peor manera. Los tres nos quedamos con las manos vacías, agotados y dolidos. Ulises se quedó como una palabra más en la lista de los nombres que tienen múltiples significados.

 

One comment

  1. El tercero de la relación pero que cuando se va . también se van los otros dos..Wow.. me gusta el texto está lleno de sentencias muy buenas..es capítulo de algún libro??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.