Category Archives: Local

Zacatecas perdió el pasado Domingo

J. Jesús Reyes R. del Cueto

Hace una semana, en la víspera de las elecciones locales mediante las cuales los zacatecanos elegiríamos a nuestro próximo gobernador, un servidor mantenía un pronóstico por el cual el PRI arrasaría en la mayoría de diputaciones y ayuntamientos, pero sin embargo MORENA se alzaría con la gubernatura y la capital con los candidatos David Monreal y Soledad Luévano; un triunfo sin duda importante para este naciente partido, logrando su primera gubernatura.

Sin embargo una de mis proyecciones estuvo radicalmente equivocada: el PRI sí arraso en la mayoría de diputaciones y ayuntamientos y MORENA sí ganó la capital; sin embargo la gubernatura se la llevó el PRI y su candidato Alejandro Tello con una gran distancia de casi 67,000 votos, lo que equivale a más de 10% de la votación.

Los resultados fueron sin duda una sorpresa para muchos, incluido un servidor. Al ver que la opción de cambio después de un gobierno desastroso, corrupto y endeudado del priista Miguel Alonso, se haya caído tanto y el PRI haya crecido de la misma manera, cabe preguntarse ¿Qué fue lo que paso?

Sin duda las mapacherías y compra de votos masiva del PRI estuvieron presentes. La maquinaria y estructura gubernamental priista salieron (como en todas las elecciones) a hacer de las suyas para asegurar que su voto duro no los abandonara. Pero a pesar de esto, el voto hacía Tello fue en la proporción que todos los esperábamos: alrededor de 25% de voto duro y un 10% convencido en Tello y el PRI como opción, sumando un 35% no tan alejado del 37.31% que obtuvo.

Es del lado de la izquierda y la supuesta oposición a donde tenemos que voltear para encontrar culpables de que Zacatecas se encuentre nuevamente hundido en la desesperanza de enfrentar 5 años más de priismo con Tello, que si bien puede demostrar encabezar un gobierno más benévolo que el de Alonso, asegura una virtual impunidad para este y su familia, los cuales se dedicaron a saquear el estado.

A pesar de que mis proyecciones eran favorables a Monreal semanas antes de la elección, hace un año o más advertía que si la izquierda no iba unida no iba a poder en contra del PRI, le iba a hacer la chamba fácil, y desgraciadamente estuve en lo correcto. Junto con muchos actores importantes dentro del estado intentamos que ese destino no se cumpliera y se unieran las fuerzas de la izquierda pero eso jamás sucedió.

Hay que ser puntuales, no sucedió gracias a los egos y errores de los actores que buscaban la gubernatura. Ninguno fue capaz de dialogar y negociar apoyar al otro por el bien de Zacatecas. Ni Flores logró ser el cambio que nos une, ni Monreal logró ser la esperanza de Zacatecas.

Hay críticas para repartir.

Hacía Rafael Flores son dos principalmente. A pesar de que yo mismo consideraba que él era el mejor y más preparado candidato y la verdadera opción de cambio, es cierto que cometió graves errores.

En primer lugar, nunca pudo asegurar el apoyo real de su partido y la contienda interna con el simulador Pedro de León le puso un freno de mano a su campaña. El trabajo interno dentro del PRD debería de haber sido mucho mayor.

En segundo término, su campaña fue guiada bajo la lógica de atacar a quien estaba arriba de él en las encuestas, David Monreal, sin entender que el verdadero enemigo era el PRI. Su campaña fue virulenta en contra del candidato de MORENA y rara vez tocó a Tello y la impunidad y corrupción del gobierno Alonsista, o cuando menos así lo subrayaron los medios. Esto no solo lo hizo sufrir en las urnas, sino que también gran parte de la ciudadanía lo vio como traidor y peón del PRI.

A los Monreal, MORENA y su líder nacional Andrés Manuel López Obrador también hay que cuestionarles varías decisiones.

En primer lugar su necedad de pensar que solos podían con el paquete de ganar la elección. La famosa frase de López Obrador de: “Nuestra única alianza será con la gente” probo ser falsa, ya que la gente no creyó que su candidato fuera una verdadera opción de cambio, y en el camino rompió la posibilidad de negociar con actores importantes dispuestos a hacerlo (como el mismo Flores lo estaba al comienzo del proceso).

Su pensar sectario cuyo lema es: “O estás conmigo o estás contra mí” también probo ser contraproducente al alejar a mucha gente que podría haber ayudado a ganar la elección (como ejemplo José Luis “el Cepillo” Figueroa, quien logró ganar con buena distancia la alcaldía de su natal Loreto).

De la misma manera el equipo de MORENA y los Monreal fue poco selectivo al aceptar cualquier “basura” que le aventaban los otros partidos. La inclusión de uno de los peores alcaldes en la historia de la capital, Cuauhtémoc Calderón, y uno de los peores candidatos de “izquierda” a gobernador, Antonio Mejía Haro a un proyecto de izquierda, ideología que ninguno de ellos han tenido ni demostrado tener demuestra que en ocasiones hay “sumas que restan” como lo diría mi amigo y compañero aquí en Voces Cruzadas, Rogelio Cárdenas.

Por último, gracias a los espionajes y llamadas filtradas, ahora sabemos que la realidad de las cosas es que David Monreal fue un candidato sin mucho interés de serlo, poco motivado, sin las ganas y el deseo de ser gobernador que caracterizaba a su hermano y sin el carisma y la popularidad necesarios para ser un político exitoso.

Al final de cuentas los errores fueron muchos, y los que queríamos y votamos por que hubiera un cambio en Zacatecas, debemos de hacer responsables del fracaso a quienes lo son. Debemos de recordárselos y reclamárselos cuantas veces sean necesarias y decirles una vez más y al unísono que la izquierda debe de ir unida… si no, ¡mejor que ni vaya!

2018 en la mira

Por Rogelio Cárdenas Vargas

Pasadas las elecciones de este 5 de Junio, se ha iniciado abiertamente la carrera hacia el 2018, AMLO y sus declaraciones se centran en la Ciudad de México en donde MORENA tuvo un gran porcentaje de los votos como era de esperarse. El PRD y Basave tratan de destacar los resultados en donde les fue bien, pero fueron solo comparsas del Partido Acción Nacional.

Es innegable que la izquierda dividida es poco competitiva, salvo en lugares como Veracruz, donde Morena acogió liderazgos sociales legítimos y sumó gran parte de las inconformidades sociales a causa del terrible gobierno de Duarte, tanto el PRD como Morena en general solo fueron acompañantes en una elección en donde la derecha con el PAN y el PRI dominaron el panorama electoral.

El caso de Zacatecas es digno de análisis, las dos izquierdas mayoritarias PRD y Morena divididas desde el comienzo no fueron capaces de atraer los suficientes simpatizantes para derrotar al partido en el poder a base de propuestas. Ni el mal llamado “voto útil” y la campaña del miedo  lograron movilizar a una ciudadanía harta de la baja calidad de la contienda electoral.

Por un lado el PRD, dividido desde la precampaña gracias a la intervención de Pedro de León Mojarro (que finalmente regresó al PRI) y su intento de ser impuesto por la dirigencia nacional, mermó mucho sus posibilidades de triunfo al crearse una percepción de debilidad en el seno del partido y su militancia.

Por otro lado Morena, impuso a un candidato que nunca renunció al partido al cual pertenece, el PT y fue sumando supuestos liderazgos que lo único que provocaron fue el rechazo de los ciudadanos escépticos de la honorabilidad del miembro de la familia Monreal que fungía como candidato. Ni las múltiples visitas de AMLO a la campaña de Morena lograron atraer los votantes necesarios para salir victoriosos.

Y es que la campaña de Morena no fue distinta de la del PRI u otros partidos, sumaron “chapulines” y oportunistas empoderándolos sin empacho, las propuestas fueron coyunturales e indistinguibles de otras, no existió el debate de ideas, ni discurso que cambiara el ánimo de la ciudadanía.

Hace años AMLO inició su campaña de la “Republica Amorosa” una campaña que cambiaba el discurso, daba esperanza e invitaba a sus simpatizantes a evitar la confrontación y convencer con propuestas. Esta vez en Zacatecas el discurso era en contra del PRI, ese demonio que tiene obsesionada a la oposición y les impide hacer autocrítica y corregir el camino. No se puede vencer al PRI jugando con las reglas del PRI e imitando al PRI.

De cara al 2018 hay mucha tarea por hacer, la izquierda dividida no va a ningún lado pero las reglas del juego deben cambiar así como la actitud de la izquierda. Si se quiere ser opción para los que buscan un cambio en el país, se debe parecer distinto, que vuelva el discurso de la esperanza, de los sueños y las aspiraciones legítimas y que lo encabecen nuevos liderazgos, es tiempo de regenerar la izquierda.

Pasaron las elecciones. ¿Qué nos falta?

Eduardo Ernesto Hernández Castañeda

Del proceso electoral que alcanzara su clímax en la jornada del pasado domingo, mucho se puede decir y a cada especialista corresponderá su análisis a consciencia. El objetivo de este “profano” no es analizar con rigor científico ninguna de sus perspectivas; es más bien expresar una serie de reflexiones acerca de lo que como ciudadano percibo como origen el problema y a su vez, áreas de oportunidad para el cambio.

  1. No cabe duda que el grado de perversión (tanto perverso como pervertido) que ha alcanzado nuestro sistema político, está llevando al límite la elasticidad de la tolerancia ciudadana. Es un sistema que más allá de no sumar, resta en el desarrollo de la política en sí y en su interacción con la sociedad. Con ello se percibe una creciente polarización, que eventualmente repercute en conflictos sociales tanto como en la disminución de la cohesión social. Circulo vicioso y pernicioso.
  2. Ante la perversión del sistema, se presenta una luz de esperanza al observar que bajo ciertas circunstancias y en ciertas regiones del país, la sociedad puede manifestar su hartazgo a través del voto de castigo (amén del partido que gobierne), generando con ello una alternancia en los gobiernos, que dirán(o diremos) algunos “conspiranóicos”, bien puede ser negociada y que en el fondo, representa quizás solo una alternancia oligárquica, recordándonos constantemente la “Ley de Hierro de la Oligarquía”, de Robert Michels. No obstante, esperanza al fin.
  3. Hay muchos que aun confían en un eventual cambio en el sistema, promovido por la vía institucional, es decir, desde dentro o en la periferias del sistema en sí; en tanto otros debido a la experiencia propia, no lo perciben más que en una manifestación antisistémica, tal es el caso de aquellos que fieles al ideario de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, que entre otras cosas, deciden no votar para no formar parte de la farsa democrática que el ejercicio electoral, desde su perspectiva representa, siendo quizás los únicos que a pesar del radicalismo, son capaces de hace latente su inconformidad.

En cierto sentido ambas alternativas han mostrado sus falencias, ya que por un lado, el primer grupo no ha logrado el arraigo y arrastre necesario para generar alternativas o llevar al poder a quien dentro del putrefacto sistema sea concebido como una alternativa de cambio viable; en tanto el segundo grupo con su ausencia, fomenta de facto la permanencia en el poder de aquellos partidos con mayor infraestructura y capacidad de movilización del voto duro. Lo cierto es que difícilmente una dictadura (formal o informal) puede abatirse de no ser a través del uso de las armas, pero ¿tiene México la capacidad de soportar una guerra civil? Paradoja Mayúscula.

  1. En tanto no se construya ciudadanía de alta intensidad (aquella que conoce y ejerce sus derechos), ni se intensifique la participación de la sociedad civil organizada, pocos cambios se podrán lograr, debido a que ante su ausencia, se cede completamente el ejercicio del poder a las corruptas cúpulas enquistadas en las entrañas del sistema político, que sin vigilancia ciudadana, han demostrado velar exclusivamente por intereses particulares, que no por el bienestar público. Todo sistema democrático medianamente exitoso, lo es por el involucramiento intenso de su sociedad civil. Lamentable Ausencia.
  2. Ante esta ausencia de participación civil en el ejercicio de la política y principalmente de un grupo tan importante como los denominados “Milenials”, van ganando terreno las “juventudes partidistas” que en muchos casos, herederas de la pervertida concepción del ejercicio del poder, representan un potencial peligro para la sociedad en el futuro próximo. Son ellos quienes quizás nos gobiernen en los próximos años, con todo y el desaliento y preocupación que provoca su visión frívola de la política y el egocentrismo que les caracteriza, asumiéndose en gran parte como grandes intelectuales de la teoría política y por tanto, como potenciales redentores de la nación. Un movimiento así, aun con las mejores intenciones, necesita un contrapeso civil. Batalla Urgente.

En esta corta visión del que hoy escribe, se entiende la inconformidad siempre visible ante los resultados electorales en nuestro país. No importa quién gane, no importa quien pierda; la fragilidad actual del sistema político y su entramado institucional, provocará incertidumbre al final de sus procesos; el perdedor manifestará siempre su inconformidad ante los resultados, el proceso carecerá de legitimidad y el vencedor, ciertamente llegará sea como sea, en una posición de legitimidad política endeble y con poca representatividad (dado el amplio abstencionismo), en tanto las instituciones pierden y pierden credibilidad y la sociedad se aísla y se muestra cada vez más apática ante la obligación que debería tener de hacer política.

Ahí la tarea para comenzar un cambio, porque contrario a lo que un gran sector manifiesta, considero que el cambio no está “en uno mismo”, el cambio está en la colectividad, pues el ser humano es por naturaleza un ente de sociedad, un ente colectivo que necesita encontrar un ecosistema de bienestar social para aspirar a su desarrollo.

Muy a pesar de todo, aún hay esperanza. La tarea no es de gobernantes y partidos políticos; la tarea es de México.

Para cerrar, la recomendación musical, nuevamente en las virtuosas manos del grandioso Al Di Meola. Midnigth Tango, con la fusión de jazz y ritmos mediterráneos que caracterizan la estupenda creatividad del genial guitarrista. (https://www.youtube.com/watch?v=u5rx1vomQSM)

¡MORENA es la opción!

david monreal 2016

No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague.

En Zacatecas llego la fecha de elegir, se les venció el plazo al gobierno corrupto, pero la deuda que dejaron… nos la heredaron por muchos años.

Mañana elegiremos Gobernador, presidentes municipales y diputados locales. Es nuestro deber como ciudadanos responsables ejercer nuestro derecho a votar.

Hagamos una reflexión de éste sexenio que esta por concluir para saber si fue de nuestro agrado y favorable para nuestro Estado o si necesitamos una mejor opción para evitar la continuidad del mal gobierno.

Hay 7 candidatos a gobernador: Alejandro Tello, David Monreal, Rafael Flores, Magdalena Núñez, Marco Flores, Rogelio Soto y Alma Rosa Ollervidez. Los últimos dos mencionados son independientes y sin ninguna posibilidad de ganar al igual del PT que tiene menos votos que el vocalista de la banda Jerez Marco Flores sin embargo estos otros dos solo participan para que sus partidos no pierdan el registro, incluso los militantes y candidatos del PT y de Encuentro Social manifestaron su apoyo al candidato de MORENA David Monreal, al igual que gran parte del partido Movimiento Ciudadano como el candidato a la presidencia de Zacatecas el Dr. Heladio Verver y el diputado federal Jorge Alvarez Maynez que al no tener candidato a gobernador por parte de su partido consideran que la mejor opción es David Monreal Avila.

En el PRD Ignacio Fraire fue coordinador de campaña de Rafael Flores durante casi todo el proceso electoral hasta hace poco que manifestó su apoyo a David Monreal al considerar que Rafael Flores no tenia posibilidades de ganar.

Antonio Mejía, Cuauhtémoc Calderón y David Monreal participaron en las elecciones del 2010 como candidatos a la gubernatura. Ahora se encuentran en otras circunstancias y uniendo fuerzas en el mismo equipo.

Por cultura general debemos saber cuantos partidos políticos existen en México, cual es el Partido que más nos ha gobernado, que tipo de gobernantes hemos tenido, y que partido representan los legisladores que han votado a favor de reformas que han perjudicado al país o bien que partidos defienden los intereses del pueblo.

Debido al rechazo de la gente hacia el PRI, los encargados de publicidad del candidato tricolor en lugar de poner el logo del partido, pusieron la frase “Tello es garantía”.

¿Garantía de que? De continuidad a los Alonso, corrupción, diezmos, obras innecesarias, enriquecimiento ilícito, ranchos millonarios, destrucción del patrimonio de los Zacatecanos, más de lo mismo o garantía de que? Porque eso de que si no cumple se va es pura demagogia para engañar a la gente.

No nos confundamos dándole prioridad al candidato que al partido que representa porque al final de cuentas todos los políticos del PRI obedecieron al gobierno Federal aprobando todas las reformas que tanto daño le hicieron al país.

Mintieron cuando nos dijeron que iba a bajar el precio dela gasolina con su reforma energética, con la reforma laboral afectaron a los maestros, con la reforma fiscal pagamos más impuestos los comerciantes, orillando a mucha gente a cerrar sus negocios.

Entonces yo no entiendo a que se refieren cuando hablan de garantía porque yo nunca apoyaría a mis verdugos ni defendería lo indefendible, Ni un voto al PRI.

Con los dedos sobre la puerta

por Bruno Zarazúa
“Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos.”
 Octavio Paz

Después de 8 semanas de intenso (para los que se levantan antes de las diez) trabajo, por fin han concluido las campañas electorales. Es así que ahora nos encontramos en el periodo de veda, momento en el que alejados de tanto ruido deberíamos aprovechar para sopesar las propuestas que nos han entregado cada un@ de l@s candidat@s.

En verdad es muy importante valorar el proyecto de l@s candidat@s y meditar sobre el Zacatecas que queremos, para elegir es imprescindible tener un voto informado. Y para esto es preciso analizar el perfil personal de cada una de las propuestas.

Tal vez sería pertinente hacer en este espacio un breve análisis de dichos perfiles, pero independientemente de las líneas que escriba, estoy seguro que más de un@ dirá que no soy imparcial.

Motivo por el cual la valoración y la medición de propuestas las dejo a su amable consideración, haciendo solamente un llamado de no dejar la elección al azar. Dejo aquí una reflexión sobre la mesa, mientras la ciudadanía permanezca indiferente, y apática a la participación, poco se lograra para alcanzar un Zacatecas más próspero, como mencione en alguna otra ocasión: “… Y como la política a much@s les causa malestar estomacal, se mantienen al margen de está, mientras que la política no se aleja de nosotros y cada decisión que se toma o se deja de tomar nos afecta directa o indirectamente. Cuanto más alejados estemos de la política mayor campo de acción damos para malos manejos al@ corrupt@ y cuanto más interesados y participativos permanezcamos más reducimos el margen de maniobra de est@s.”

Es así a que los invito a participar en estas próximas elecciones, hagamos valer nuestro derecho, pero en esta ocasión que no quede allí, mantengámonos activos dentro de los asuntos públicos, solamente con la participación de tod@s podemos transitar al Estado que anhelamos.

Aparte de que con su participación en esta contienda electoral obtienen beneficios inmediatos, como por ejemplo 10% en el consumo de los restaurantes asociados en la CANIRAC si presentas tu dedo entintado (consultar bases), café gratis en tiendas de auto servicio participantes, imagínate todo esto para incentivar la participación de una población apática. Pero sobre todo, ejerciendo tu derecho estas aportando un grano de arena para el beneficio de tod@s.

Los verdaderos rivales a vencer son el abstencionismo, la apatía, y la pobreza. Lástima que algun@s sean tan viscerales y en lugar de razonar, se dejan llevar por la emoción y el sentimiento (aunque este sea negativo)  y se dediquen a insultar y a descalificar, tan solo por el hecho de pensar distinto y apoyar un proyecto diferente que tiene un mismo fin.

No me queda más que agradecer su amable lectura, y este domingo salgamos a votar por la paz. Hasta la próxima.

Próximas Elecciones

J. Jesús Reyes R. del Cueto

En aproximadamente ocho días conoceremos quien es el ganador de las contiendas electorales para gobernar el estado de Zacatecas durante los próximos cinco años. El domingo 5 de junio, desde temprano en la mañana abrirán las urnas para que todos los zacatecanas y zacatecanos elijamos, se supone que de manera libre, secreta y no coercitiva, que personaje y partido queremos que nos gobierne; lo haremos junto con conciudadanos de otros once estados que el mismo día decidirán el destino de su entidad, incluyendo cinco que siguen sin conocer la alternancia cuyos gobiernos siempre han sido priistas (Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz).

Primero que nada mi llamado en estas letras es que acudamos todas y todos los zacatecanos a las urnas a ejercer lo que es nuestro derecho pero también nuestra obligación, asegurémonos que nuestra voz sea escuchada y participemos en uno de los pocos ejercicios democráticos de los que podemos ser parte. Muchos se quejaran de que es poca o nula la diferencia entre los candidatos que se presentan en la boleta o que el proceso electoral es una farsa para pretender que vivimos en un sistema democrático cuando en realidad lejos estamos de él. Estoy de acuerdo en parte de estos argumentos pero creo que a pesar de ellos podemos hacer alguna diferencia, si bien mínima, al ir a votar.

Para empezar, tenemos ante nosotros lo que pinta ser la elección más cerrada en la historia de nuestra entidad. El PRI y el nuevo partido MORENA, se encuentran en una batalla increíblemente cerrada por la gubernatura, y si bien puede ser que “todos los políticos son iguales”, la diferencia, al menos ideológica, entre el PRI y MORENA es tanta que en realidad los gobiernos resultantes serían significativamente diferentes. Así es que si creen firmemente en alguno de los dos proyectos o se oponen completamente a cualquiera de los dos, hay que salir a votar.

Viéndolo desde otra perspectiva, al tener por primera vez la opción de votar por candidatos independientes (si bien ninguno parece tener la posibilidad real de ganar), podremos los zacatecanos por primera vez repudiar el sistema de partidos que se postra ante nosotros luchando por nuestras preferencias sin la necesidad de anular el voto. Esta victoria de los candidatos independientes es una lucha de muchos años y gente valiosa que hay que respetar y hacer valer, precisamente al acudir a las urnas.

Por último, y creo de manera más importante, debemos acudir a las urnas porque aunque no nos gusten las opciones que se nos presentan, es nuestro deber y uno de los pocos métodos de expresión democrática que tenemos a nuestro alcance. El derecho al voto y la construcción de instituciones, aun imperfectas, que lo hicieran valer de manera verdadera ha llevado luchas incansables de millones de mexicanas y mexicanos en las que se han derramado sudor y sangre y las cuales no podemos defraudar al ser simples espectadores apáticos y no presentarnos a votar. Anulemos el voto, votemos por independientes, votemos por el “menos peor” o castiguemos a los malos gobernantes y sus partidos votando por los “otros”, pero votemos, ya que si no lo hacemos dejamos que esos mismos que se han apoderado del sistema político-electoral de nuestro país lo sigan haciendo y todavía con más facilidad.

Al final del día, en Zacatecas hay razones de peso para votar por cualquiera de los tres punteros e incluso por algún independiente que anda abajo en las encuestas. En lo personal, llamaría a los Zacatecanos a votar por un cambio, para castigar al partido que nos dio estos desastrosos seis años. Dada la historia de saqueo, corrupción e inhabilidad para gobernar, también me pronunciaría a favor de la campaña de #NiUnVotoAlPRI y llamaría a elegir entre las opciones restantes. Finalmente, si ningún candidato parece convencer en elecciones municipales o para diputados, anulemos el voto y digámosle con una voz fuerte y resonante a los partidos políticos que no nos gusta lo que nos ofrecen, pero que estamos listos para ejercer nuestro deber ciudadano.

¿Te atreves Tello?

Por Rogelio Cárdenas Vargas

En la política mexicana se suele identificar al PRI como la raíz de todos los males que aquejan a nuestro país y es que la hegemonía que ha mantenido durante décadas (con una breve interrupción de 12 años) en las cuales los derechos humanos de los mexicanos se han visto muy comprometidos, el crecimiento económico ha sido insuficiente y la repartición de los ingresos muy desigual, sin contar los numerosos casos de corrupción e impunidad que carga a sus espaldas este partido político, hacen suponer que así es.

 Sería irresponsable decir que los priístas en general son así, tiranos corruptos que solo buscan el beneficio personal pisoteando los ideales revolucionarios que llevaron a la formación de ese instituto político, porque no lo es. Existen miles de militantes que buscan de buena fe el servir al pueblo de México, disminuir el rezago social, la desigualdad y marginación que lastima a millones de mexicanos, los hay, de eso estoy seguro.

Alejandro Tello candidato de la alianza que encabeza el PRI ha iniciado su campaña electoral con una loza muy pesada que lo ralentiza en su búsqueda por la gubernatura, más allá del problema que representa su amistad con el actual gobernador Miguel Alonso el cual está cerrando su sexenio al igual que lo cerro su antecesora, lleno de acusaciones de enriquecimiento ilícito, el problema es el mismo PRI.

Yo quiero creer que el señor Tello es un hombre honesto, responsable, trabajador, sin embargo eso no es suficiente para ser el gobernador que Zacatecas necesita.

Con el regreso del PRI a la presidencia a manos de Peña Nieto y sus reformas estructurales, el país ha sufrido un estancamiento (si no es regresión) en el otorgamiento de libertades a los mexicanos. Continuamente se perciben en los medio de comunicación los ataques al periodismo, las desapariciones forzadas, la violaciones continuas a los derechos humanos y el gobierno hace que oye pero no escucha las voces incluso internacionales que lo exhortan a realizar acciones para mejorar la situación que se vive en el país.

Una de las características principales del priísmo es la obediencia a sus dirigentes, la oposición interna no tiene cabida en el PRI y ese es un problema para creer en el Tello gobernador. Zacatecas necesita libertades, garantías, derechos y muchas de estas necesidades están en contra de la política de Peña Nieto y de los usos y costumbres del priísmo.

No dudo de Tello como persona, pero dudo que Tello desafíe a Peña Nieto y al PRI corrupto y opresor para ser lo que Zacatecas requiere en momentos en los que la sociedad y la partidocracia están cada vez más lejanos.  Alonso entro como una esperanza de cambio y defraudo totalmente, se llenó del viejo PRI, ese fantasma que se niega a desaparecer y que muchos priistas tratan de combatir internamente pero no pueden.

Y es que desafiar al viejo PRI puede salir caro, se podría pensar que las represiones a los desafíos al régimen quedaron sepultadas en Lomas Taurinas pero no es así, el régimen está aquí listo para responder a quien se atreva a desafiarlo. ¿Te atreves Tello?

blogs.elpais.com

La malsana enemistad

por Bruno Zarazúa

“La amistad y la enemistad proceden de la voluntad”

Séneca

La anhelada participación ciudadana a la que varios hacemos llamado, modestamente cada quien desde su trinchera, refiere a la aportación de propuestas de mejora en las políticas públicas y de iniciativas ciudadanas tanto en los congresos legislativos como al interior de las administraciones tanto federales, estatales y municipales; esto a través de los foros y distintos medios que ponen a disposición los encargados de la elaboración y ejecución de los planes en los distintos niveles de gobierno.

También se requiere participación de la ciudadanía en el escrutinio del destino y uso de los recursos, mediante los mecanismos de transparencia y acceso a la información pública. Este es un derecho constitucional, del cual muy pocos tienen conocimiento y por lo tanto somos minoría quienes hacemos uso de esta garantía, por fortuna es cada vez mayor la difusión que se hace y los gobiernos paulatinamente van avanzando hacia un gobierno abierto, a pesar de las resistencias que presenta por sí misma la inercia de la propia burocracia.

El apoyar activamente en alguna campaña política de cualquier candidatura y el ejercer el voto, son tal vez las más populares formas de participación. Esto debido a la gran promoción que obtienen las campañas políticas en tiempos electorales y también en razón del trabajo permanente que realizan los propios partidos políticos. Y en ocasiones también son las formas más apasionadas de participación.

El activismo político genera en la persona un sentido de pertenencia y empatía, ya que una candidatura es precisamente la representación de la población que comulga con un ideal, es decir, se incluyen a un proyecto que busca personalizar en un@ candidat@ las aspiraciones de la mayoría, ya que con esto se ejecutarán planes y programas para beneficio de toda la población independientemente de si simpatizan con el proyecto o no.

Tal vez sea por esta empatía que se genera la emoción que conlleva la inclusión y llevar la camiseta bien puesta. Pero esta emoción muchas veces es mal canalizada, sobre todo cuando es transformada en sentimientos negativos, como lo es el odio y el rencor, sentimientos que tristemente son fáciles de implantar en una población que en ocasiones ante la desesperación que causa la insuficiencia de oportunidades, encuentran una válvula de escape para su frustración en la denostación, en la difamación e incluso en la agresión. Si a esto le sumamos que existen personas que su única consigna es el buscar la confrontación para así causar temor en la población e intimidar incautos, favoreciendo a un clima de hostilidad que no resulta beneficioso para nadie, mucho menos en estos tiempos de violencia que se vive alrededor del mundo, donde lo último que deberíamos buscar es enemistar a la ciudadanía entre nosotros mismos.

Es muy cierto que en el pasado han acontecido lamentables sucesos que nunca debieron de haber sucedido, pero también es muy cierto como menciona Christopher James que no nos toca ser juzgados por una historia que no escribimos, l@s ciudadan@s que hem@s decidido  participar activamente en política, nos asumimos como los escritores del presente y del futuro y por eso hemos de ser juzgados. No es ignorar ni minimizar los sucesos que han lastimado a México, es reconociendo que debe de prevalecer la fuerza de la razón y nunca más la razón por la fuerza.

En este mismo sentido hago un llamado a detener esa campaña de odio, pues lo único que lograrán es extremar la polarización y causar malsanas enemistades entre la población, cada quien debe de ser valorado por sus propios actos. No por pertenecer a tal o cual partido somos un cáncer ni tampoco somos líderes mesiánicos.

Somos much@s quienes buscamos hacer las cosas bien, que estamos dispuestos de acabar con los letargos para transitar a un país próspero. Lo que necesitamos es paz, respetando el pensar de cada quien, no dejemos que la intolerancia nos ciegue, seamos más receptivos y escuchemos las propuestas. Que sea la razón y no la emoción quien tome las decisiones.

No me queda más que despedirme de ustedes agradeciendo su amable lectura, recordemos que no somos enemigos, en todo caso somos ciudadanos que buscamos de formas distintas un bien común. Seamos propositivos y más proactivos, pues juntos hacemos más. Hasta la próxima.

Desánimo Electoral

Por Rogelio Cárdenas Vargas

Inició el proceso electoral, como ya es costumbre las controversias no se hicieron esperar y seguirán surgiendo conforme avance el proceso. Hasta ahora, salvo la situación que atañe al David Monreal no hay mucho que destacar. Y es que a diferencia de otras latitudes, nuestras compañas electorales se basan en el dispendio en medios de comunicación, en las dádivas y la retórica. No hay debate, no hay confrontación política, nada que encienda en buen sentido las campañas.

Estamos cayendo en un círculo vicioso que no incrementa el interés de la sociedad por involucrarse activamente con algún candidato. Las propuestas son coyunturales, tradicionales y poco creativas, basadas siempre en el que y nunca en el Cómo. Parece ser que nuestra élite cada vez se preocupa menos por politizar a la sociedad, dejándonos caer en la apatía para que ellos continúen ignorándonos e incumpliendo sus promesas de tiempos electorales.

¿Qué podemos hacer para evitar esta situación? Lo que parecía ser una alternativa ciudadana de participación, las candidaturas independientes, aún están lejos de ser un mecanismo para elevar el nivel de las contiendas, un candidato independiente cuyos recursos otorgados por las instancias electorales son más que limitados, debería basar su campaña empleando un paradigma distinto al de los partidos, impulsar la participación social, ilusionar con ideas y proyectos, pero no lo están logrando, la cantidad de información de cada candidato que llega al votante esta tan diluida, que poco impacto causa en el electorado.

Nuestro sistema electoral está diseñado para el derroche económico, un candidato sin dinero, al menos en Zacatecas difícilmente ganará en base a ideas e ilusiones, los medios de comunicación, las organizaciones sociales y otros conjuntos sociales están acostumbrados a las promesas de puestos en las administraciones, a las ayudas en especie y a los pagos económicos por cobertura, dejando de lado las ideas y el debate.

Sin embargo hay esperanza, excepciones como las de Pedro Kumamoto legislador independiente en Jalisco que logró ganar su distrito electoral con un análisis muy estructurado  y con un mínimo de inversión económica es una muestra de hacia dónde deben de dirigirse las campañas electorales a diferencia de la campaña también independiente de “El Bronco” en donde el poder económico fue determinante.

No se puede vencer al PRI, convirtiéndose en un PRI y no me refiero a llegar al poder. Cuando Ricardo Monreal llegó al gobierno de Zacatecas bajo el cobijo del PRD, mantuvo al sistema priista para perpetuarse en la élite política disfrazado de izquierda,  corrompiendo de la misma forma a la sociedad que el régimen partidista al cual venció.

De nada le sirve a la sociedad que haya alternancia en el poder si los nuevos gobernantes tratan de emplear los vicios tradicionales para mantenerse vigentes. El clientelismo y el corporativismo electoral deben ser eliminados y para eso hace falta mucho más que una reforma electoral.

Sé que llegará el momento en el que los partidos disminuyan su estructura a simples coordinadores distritales, el momento en el que los programas sociales del gobierno no sean empleados para condicionar el apoyo de la gente, en el que la obra pública no sea empleada para desviar recursos para financiar las campañas ilegalmente, en el que la sociedad vote por convencimiento de ideas y no por agradecimiento a las migajas entregadas, el día en donde los debates sean cuestiones cotidianas y no un suceso extraordinario. Lo que no sé, es si me alcance el tiempo para verlo.

Jalando parejo


por Bruno Zarazúa

El único modo de resolver los problemas es conociéndolos, saber que existen.

 El simplismo los cancela y, así, los agrava.

Giovanni Sartori

Después de casi 6 años está por concluir el periodo de gestión de la actual administración del Ejecutivo Estatal. Es un buen momento para mirar en retroceso y valorar los objetivos logrados y los que han quedado pendientes por cumplir. Este es un ejercicio sano cuando se hace con objetividad y con miras de seguir avanzando en vías de desarrollo.

Sería una visión conformista y desacertada el creer que todo lo planteado se ha logrado, y es que mucho falta por hacer para lograr un Zacatecas desarrollado y sin pobreza. Son varios los estragos que resulta casi imposible se puedan solucionar con una sola acción y teniendo al Estado como el único actor y benefactor. Para lograr un estado desarrollado y superar la pobreza, se requiere del trabajo de tod@s y cuando se dice de tod@s, se incluye a l@s detractores que tal pareciera les importa más denostar que proponer para construir, buscando y alegrándose por los más pequeños errores  y entorpeciendo esfuerzos tan solo para beneficiarse del infortunio, usándolo como instrumento de demagogia.

Esta administración se caracterizó por ser de alternancia, lo que implica acuerdos con contrapartes políticas, estos acuerdos son en realidad suma de esfuerzos, es así que en el gabinete de la actual administración figuraron personajes de la vida política de distintos partidos, y aun cuando los partidos que dieron cobijo en su etapa como candidato y posteriormente como Gobernador son el PRI y el PVEM, en la lista de funcionarios poco se vieron los nombres de miembros de estos partidos, y se les ve hasta ahora en la recta final.

Entonces cuando de desacreditar se trata, se focaliza la atención en un solo partido el PRI, y es que esto conviene al argumento que carece de propuestas y de iniciativas. Para sumergirse en actos de desprestigio que poco benefician. Si es que se tienen los elementos para sustentar los ataques pues que se hagan las denuncias correspondientes de manera contraria caemos en superflua difamación.

Esta estrategia de descrédito no es nada nueva y tristemente es la más usada en tiempos electorales, incluso hay quienes con premeditación incumplen con normatividades para victimizarse y hacer caer a la gente en confusión con la falacia de un complot, apostando a la debilitación de las instituciones. Tal es el caso de David Monreal, que ante la desesperación de ver que no repunta en la preferencia de los electores y que para subir medio punto es necesario que venga su hermano a levantarle la mano; él mismo crea un ataque de bandera falsa muy a medida para con esto tratar de incrementar su aceptación con un plan maquiavélico que dudo mucho les vaya a funcionar. Si mis suposiciones son falsas y en verdad la omisión fue a causa de un descuido, no culpen a nadie, más que a su propio equipo de campaña que se estrena en la nueva reglamentación de la Ley Electoral.

Por el bien de todos es necesario elevar la forma de hacer política, el camino no es atacando, en mi humilde opinión la forma en la que nos podemos beneficiar todos, es proponiendo y escuchando, sí logramos un proyecto consensuado vamos por muy buen camino.

Como siempre los invito a participar en este su espacio, gracias por su lectura y sus comentarios, los invito a proponer pues juntos hacemos más. Hasta la próxima.