Category Archives: Vinos

“Estoy bebiendo estrellas”

ANDREA PÉREZ CASTILLO.

Buen día amigos catadores nos volvemos a encontrar en otro viernes de vinos en voces cruzadas.

¿Qué tal pinta el invierno? A que se antoja un buen vino con este clima ¿verdad?

“Estoy bebiendo estrellas” esto fue lo que dijo el monje dom perignon cuando bebió por primera vez un champagne.

Ya que estamos en fechas de beber “burbujas”, hoy amigos, hablaremos de los vinos de aguja y vinos espumosos, aprenderemos que son dos cosas totalmente diferentes.

¿Comenzamos?

Los vinos de aguja son aquellos vinos que tienen una sobre presión de entre 1 a 2.5 bar de presión a 20°C ¡es una presión súper bajita! Lo que observaremos al abrir una botella de este vino será el desprendimiento del gas con alguna burbujitas pero sin hacer mucho show, osea no hace tanta espuma.

Esta presión puede obtenerse de dos formas distintas, una de ellas es conservando el carbónico generado durante la fermentación alcohólica y la otra forma es siendo añadido artificialmente a un vino base, un vino seco.
En cambio cuando hablamos de vinos espumosos, son aquellos vinos que tienen una presión digamos importante, la presión es mayor que 3.5 bar a 20°C.

Pero estos vinos ¿Cómo es que generan esa presión y esa cantidad de espuma? Lo más común es que la obtengan de una segunda fermentación de sacarosa agregada en un vino base es decir a un vino seco, tranquilo.
Los espumosos más conocidos en el mundo, elaborados de la manera tradicional, con una segunda fermentación en botella tenemos a: el cava y el champagne.

¿Qué les parece? ¿Interesante verdad?

Y ahora la recomendación: la temperatura de servicio debe ser baja, baja me refiero a entre 5 – 8 grados centígrados para tener la experiencia de “beber estrellas”. La temperatura baja, hace que además de percibir mejor todo lo que nos quiere expresar el vino, no se pierdan taaaan rápido las burbujas.

Catadores… ¡Felices fiestas!

Cheeeeeeers!!!!!!!

¿Este vino, sabe feo? Cómo detectarlo

ANDREA PÉREZ CASTILLO

Buen día, amigos catadores, nos volvemos a encontrar en otro viernes de vinos en Voces Cruzadas.
Recuerdan que en un artículo anterior hablamos de aromas desagradables de vino, pues en esta ocasión utilizaremos otro de nuestros sentidos.

¿Listos?

¿Cómo andan esos 5 sentidos? ¿Más bien, cómo andan del sentido del gusto?, espero que esas papilas gustativas estén a ¡tope!

Hoy amigos, hablaremos de algunos sabores malos que podemos encontrar en el vino ¡iuuuuuugh!

Hoy en día es difícil encontrarnos con un vino defectuoso, pero bueno, si nos pasa, ya sabremos identificar si el vino esta correcto o no.

¿Comenzamos?

La oxidación.
Es el más común de todos y esto es ocasionado por algún contacto que el vino haya tenido con el aire. En boca lo vamos a detectar con sabores rancios y hasta ajerezados.

Picado o avinagrado.
Por contenido de ácido acético, esto ocasionado por el contacto con el aire y el trabajo de las bacterias acéticas en el vino. En boca lo sentimos con gusto a vinagre.

Gusto a moho.
Un sabor desagradable es el amargor que viene a causa de uva con problemas de podredumbre gris. Esta podredumbre se da desde el viñedo por algún mal manejo o por una inesperada lluvia en el proceso de maduración de la uva. ¿Cómo lo detectamos? Es sencillo, es muy peculiar el aroma a moho y en boca nos da un gusto a yodo y hasta sabores de farmacéuticos con finales muy amargos.
Otro defecto ocasionado por moho, es debido por la falta de limpieza en los toneles, tanques, cubas donde se hace el vino, en estos vinos podemos encontrar un sabor rancio y aromas vegetales desagradables.

Exceso de madera.
Hay vinos que en proceso de crianza se les pasa un pelín la mano con el tiempo de barrica, lo que pasa con estos vinos es que se vuelven totalmente planos, poco expresivos tanto que no queda vestigio de las características de la variedad de la uva ¡hasta parece que le das una mordida a una duela de madera!

¿Qué les parece? Interesante, ¿verdad? Nos damos cuenta que un vino se cuida desde el campo hasta la conservación en cava y no solamente en su proceso de elaboración.

Nos vemos en la próxima ¡Enjoy!

¿Cómo abrir una botella de vino?

ANDREA PÉREZ CASTILLO
¡Buen día amigos catadores!

Nos volvemos a encontrar en otro viernes de vinos en voces cruzadas.

Hoy hablaremos de cómo es la forma correcta de abrir una botella de vino, la verdad es que es algo muy sencillo y mucha gente se pone nerviosa al abrir una cápsula y maaaaaas cuando sigue sacar el corcho… no se preocupen es cosa sencilla.

Lo que en este artículo les recomiendo es:

•Si estás en una mesa con tus invitados lo primero es, mostrar la botella elegida y hablar un poco de la añada, bodega, variedad etc.

•Abrir la cápsula, por debajo del cuello apoyados en la mesa.

•Manipular lo menos posible a la botella, es decir no moverla bruscamente ya que recuerden que las botellas vienen de estar en reposo en nuestra cava.

•Usar el tirabuzón (lo que parece un resorte), tratando de mantenerlo recto sin romper el corcho, usar los dos tiempos para apoyarse en el borde de la botella para sacarlo. Yo recomiendo amigos el saca corcho más universal que es el conocido como de camarero o de dos tiempos.

•Verificar que el corcho se encuentre en buen estado. Que el corcho no este podrido por filtraciones de vino u otro aroma extraño que no corresponda a un vino correcto.

Sencillo ¿verdad?

Poco a poco iremos conociendo más sobre el buen servicio del vino.
Espero que lo practiquen muchas muchas veces con muchos vinazos.
¡Hasta la la próxima! ¡Enjoy!.

“Lo que callamos los enólogos” (Entrevista con José Sanchez y Oscar Gaona)

ANDREA PÉREZ CASTILLO

¡Buen día, amigos catadores!

Nos encontramos en otro viernes de vinos en Voces Cruzadas.
¿Qué tal les pinta este 16 de septiembre? Espero que hayan disfrutado de las fiestas patrias con una buena copa de vino mexicano.

El día de hoy, nos toca un artículo suuuuuuuper especial. En esta ocasión tuve la grata oportunidad de entrevistar a dos colegas, grandes enólogos por cierto, que espero, después de este artículo no duden en seguirles la pista.

Fíjense que no sabía cómo llamarle a esta sección de entrevistas a enólogos, por mi cabeza pasaron varios nombres como: entrevista con enólocos, tómate un vino con.., entrevista enologizante y al final lo dejaremos en… “Lo que callamos los enólogos” (haha).

¿Listos?

-Nombre :

José Sanchez.
Oscar Gaona.

-Origen:

José: Mendoza Argentina.
Oscar: Torreón Coahuila.

-Formación:

José: Universidad Tecnológica Nacional de Mendoza.
Oscar: Tec de Monterrey y University of Adelaide, Australia.

-¿Por qué eres enólogo?

José: porque me apasiona el mundo del vino y todo lo que se relacione con la naturaleza, el medio ambiente.

Oscar: porque desde niño me interesó el proceso, mi familia me apoyó para que yo pudiera conocer el proceso en una bodega de vinos y de ahí descubrí que era mi vocación. Además de que mi familia es de Parras.

-¿Cuál variedad es tu “crush”? (por que déjenme les digo amigos que, los enólogos tenemos variedades “crush” con las que estamos totalmente enamorados).

José: Malbec, porque es la cepa emblemática de la Argentina, y ésta expresa su máximo potencial en ésta región.

Oscar: Shiraz, porque es una uva expresiva, potente e imponente.

-¿En qué sitios han realizado vendimias?

José: en el Valle de Uco, Argentina y Valle de Parras, México.

Oscar: en Adelaide, Australia, Okanagan valley, Canada y de base en el Valle de parras, México.

-¿Cuál es el vino más raro que hayas probado?

Oscar: un vino de la añada 1982 de viñas de 1860 shiraz.

-¿Qué es lo que quieres transmitir con los vinos que haces?

José: lo que expresa el fruto de la uva, y lo complejo que es llevar la botella hasta la mesa de los consumidores.

Oscar: vinos alegres, amigables, expresivos con personalidad y que puedan estar en boca de todos.

-¿Cuál es el vino que quieres realizar en un futuro?

José: vinos que pueda expresar lo que es realmente la uva sin estar impuestos por la madera.

Oscar: un shiraz súper premium de muy larga vida. Así como producir un espumoso blanc de blancs.

¿Qué les pareció? ¿Interesante verdad?, continuaremos con este tipo de entrevistas para que conozcan el rostro de la gente que vive la pasión del vino.

Esta entrevista fue realizada en una pequeña pizzería en el centro del pueblo mágico de Parras Coahuila en nuestra hora de receso, después volvimos a la bodega….

Para terminar agradezco la oportunidad de esta esta charla a José y a Oscar.

Y la recomendación: no duden en seguir José y a Oscar en sus redes sociales.

@jose_carlos_sanchez_

@oscargaonawinemaker

Nos leemos en la próxima. ¡Enjoy!

Bitácora de un enólogo

ANDREA PÉREZ CASTILLO

Buen día, amigos catadores.

¡Iniciamos nuevo mes!

Hoy les platicaré que es lo que hacemos los enólogos en temporada de vendimia.

Tengo que aclarar que en esta vendimia que he estado viviendo, he comprendido que para hacer vino hay que estar un poco loco o mas bien un mucho…. ¡Y me encanta!

Bueno ya advertidos ¿comenzamos?

Día de vendimia:

5:40 am café (esencial).

Turno de 6 am a 6pm.

Comenzamos revisando tanques en plena fermentación, procurar que estén a temperatura adecuada y que no haya indicios de paradas de fermentación, aromas extraños y que se vea en una actividad normal en el tanque.

Seguimos con control de temperatura y grados bríx (con los grados bríx vemos el contenido del azúcar en el mosto).

Recepción de uva desde el campo. Ya todo preparado para su estrujado y pase a tanque para maceraciones prefermentativas.

Continuamos con inoculaciones (siembras de levaduras bebes con mucho mimo y amor <3).

Chequeo de vinos terminados listos para embarricar (embarricar es llenar barricas con vino listo para crianza). Acto seguido embarricar con barricas previamente hidratadas.

Seguimos con segunda ronda de chequeo de temperaturas y grados bríx en todos los tanques.

Prácticas enológicas en tanques de mosto o vino en fermentación como remontados, desvinados, descubes, delestages y aireados.

Cata de vinos terminados, para encontrar su potencial.

Otro café.

Recepción de uva para vinos experimentales, análisis en laboratorio.

Monitoreo de tanques en plena fermentación tumultuosa (hay que cuidarlos mucho, casi que hay que vivir a un lado de ellos).

Tercera ronda de control de temperatura y bríx.

Más y más análisis en laboratorio.

Escribir reporte para el turno de noche, mientras…bebo un té Chai.

Entrada del siguiente turno de 6 pm a 6 am.

Salida a las 6pm… No… No lo creo (salida hasta que estés seguro que todo está en orden o más bien para poder dormir tranquilo).

Salida de la bodega 8pm o 9pm.

Que les parece interesante ¿verdad? Y eso que aún faltan cosas por agregar….

Vamos conociendo juntos cuál es el trabajo de un enólogo.

Espero que lo hayan disfrutado.

Nos leemos en la próxima!
Enjoy!

14172023_10154352696220359_694780506_n

¿Como nos preparamos para la vendimia? (cosecha)

ANDREA PÉREZ CASTILLO.

¡Amigos amantes de vino por fin es viernes!

El verano pinta fenomenal, y que mejor que disfrutarlo con una buena copa de vino en este nuestros #viernesdevinos en Voces Cruzadas.

Hoy conoceremos cuando es el momento exacto para comenzar con la vendimia.

Por cierto se le dice vendimia a la cosecha solamente de la uva… tu puedes cosechar calabazas, manzanas, elotes lo que quieras. Pero, la uva se vendimia.

“El vino es producto de la generosidad de la tierra, la complicidad del clima y el trabajo entusiasta del hombre”

Para saber cuándo es el momento óptimo de la vendimia, tenemos que monitorear la madurez y crecimiento de los racimos.

Cuando empezamos a hacer este tipo de estudios generalmente es cuando la uva comienza su etapa de envero. El envero es cuando nuestros racimos comienzan a tornar de color verde a morado en las variedades tintas y de verde a amarillo en el caso de las variedades blancas.

Ya que pasa el envero, comenzamos con la maduración, aquí es cuando nuestras uvas comienzan con la acumulación de azucares y una pérdida de acidez. A su vez las bayas son más aromáticas y con colores ya más intensos. Entonces ¿cómo llegamos a la elección del momento óptimo de vendimia? Ya que estamos en la etapa de maduración hacemos estudios del contenido de la uva. Los datos con los que podemos seguir el desarrollo de nuestros racimos son: el contenido de azúcares, el contenido de ácidos y el pH. Es asi como vamos viendo la acumulación de azucares y el decrecimiento de la acidez.

Cuando el viticultor y el enólogo deciden que la uva ha llegado al contenido buscado, arranca la vendimia.

¿Qué tal interesante verdad?

Es así como aprendemos poco a poco, no solo del vino terminado, si no de su elaboración desde los viñedos.

La recomendación: un vino excelente para estas temperaturas veraniegas, es el vino V rosado de Casa Madero. No olviden servirlo a su temperatura unos 11-13 graditos para poder disfrutarlo al máximo.

¡Enjoy!

¡Ufff! ¡Que olor! (Defectos del vino)

ANDREA PÉREZ CASTILLO

¡Buen día catadores! Me alegra encontrarnos una vez más en otro viernes de vinos en voces cruzadas.

¡Por fin estamos en verano!

Hoy amigos aprenderemos sobre… iuuuuuugh!!!! Defectos del vino.

Sabemos que el vino es un producto vivo, que va evolucionar para llegar a su momento óptimo de consumo y después pasará a la fase de la decrepitud, es decir comenzara a perder lentamente todo aquello que nos quiso expresar, pero no solo es eso, también puede tener alteraciones que pueden venir desde el viñedo, proceso de elaboración, crianza o almacenamiento.

Es importante conocer este tipo de problemas en el vino ya que al momento de degustarlo en un restaurante o en casa debemos identificarlo y exigir con fundamento que nos cambien el vino.

Vamos a comenzar entonces con los defectos más comunes que nos podemos encontrar en un restaurante o al comprar una botella de vino en el súper mercado.

1 Mi vino esta picado: este defecto es resultado de las bacterias acéticas (Acetobacter), un género de bacterias, que transforma el alcohol en ácido acético. Es decir que nuestro vino tuvo contacto con el oxígeno lo cual provoca la aparición estos amiguitos que nos convierten el vino en vinagre.

2 Mi vino sabe y huele a corcho: es un sabor y un aroma a humedad muy marcado y es considerado un error gravísimo en el vino, esto es ocasionado por un compuesto llamado “Tricloroanisoles” que este se encuentra en el corcho mal elaborado.

3 Mi vino esta Brettado. Aroma animal o a establo, ocasionado por falta de higiene en el proceso de elaboración y de crianza. Son unos microorganismos que podemos encontrar en elementos de madera, utensilios y depósitos en la bodega.

4 Mi vino huele a huevo podrido. Este aroma taaaaaan desagradable es el resultado de una mala filtración o falta de oxigenación en proceso de elaboración del vino. La raíz de este problema es también, que cuando estamos elaborando el vino usamos un aditamento que contiene azufre, el mal manejo nos da como resultado este aroma tan peculiar.

Estos son defectos que aunque suenen un poco raros, existen. Por eso es necesario conocerlos, sobre todo para estar seguros de que estamos bebiendo un vino correcto y no un vino con defecto iuuuuuugh!!!

¿Qué les parece? ¿Interesante verdad? Poco a poco vamos transformándonos en todos unos conocedores del vino.

Para terminar la recomendación: al momento de comprar un vino ya sea en un restaurante o en el súper mercado, recomiendo ser muy observadores en el aspecto de la botella. Tomar en cuenta cosas como:

-Que la cápsula esté bien colocada

-Que la cápsula no esté rota. Esto porque si llegase a tener roturas podemos arriesgarnos a que el corcho se dañe y llegue a tener filtraciones del vino al exterior y contacto con el aire.

-Observar el corcho, que el corcho no tenga imperfecciones o moho.

-Si el vino ya lo tienes en la copa, lo que puedes hacer es observarlo y olerlo para asegurarnos que no se encuentre turbio y con aromas extraños como los que aprendimos el día de hoy.

Nos leemos en la próxima. ¡Enjoy!

¡Oh my god! ¿Es tu primera vez con el vino? ¡No te preocupes! (Cómo empezar a beber vino).

ANDREA PÉREZ CASTILLO.

Buen día, amigos amantes del vino, ya estamos a un “click” de iniciar el verano y qué mejor que recibirlo con una buena copa de vino.

El día de hoy platicaremos de cómo iniciarse a beber vino para evitar esos malos recuerdos de la primera vez, como cuando bebimos un vino tan potente que no supimos si decir que estaba bueno o no.

¡Oh my god! ¿Es tu primera vez con el vino? ¡No te preocupes!

Para disfrutar un vino, debemos conocer un poco de él, es decir, entender lo que nos quiere expresar, para eso yo les recomiendo iniciar con vinos sencillos, como los blancos. Los cuales lo que debemos distinguir es su frescura y acidez, esto los hace muy atractivos y más en temporada de verano. Son vinos suaves donde en lo que debemos preocuparnos es sólo en disfrutarlo.

Después, seguimos con vinos rosados. Estos vinos tienen 2 características, la frescura de un blanco y astringencia de los tintos. Es decir, tiene un poco de todo. Con un vino rosado comenzarás a sentir la astringencia de manera tranquila, amable y agradable.

Adentrándonos ya en los vinos tintos se recomienda seguir con vinos que tienen ya tiempo de crianza (Barrica y tiempo en botella) esto es porque con la edad que tienen acumulada, hace que la sensación de astringencia se vaya suavizando. Entonces ahora nos estamos bebiendo un vino con potencia pero afinada.

Para terminar, unos vinos que me encantan, yo les recomiendo que cuando ya tienen tiempo bebiendo los vinos anteriores se aventuren a beber vinos jóvenes. Estos me fascinan porque son tan intensos en todos los aspectos como en sabor aroma y color, ¡son muy expresivos!

Para terminar la recomendación: ahora que hablamos de cómo empezar a beber vino te recomiendo que cuando experimentes con los vinos tintos pruebes con variedades de uvas más suaves, por ejemplo: gamay, pinot noir o un nebbiolo. Después puedes probar variedades más intensas como: tempranillo, garnacha, merlot, malbec o syrah.

Nos vemos en la próxima.

¡Enjoy!

Matrimonio a la mexicana, ¡picante! (Especial maridaje con gastronomía mexicana).

ANDREA PÉREZ CASTILLO.

Buen día amigos catadores, bienvenidos a otro viernes de vino en voces cruzadas.

El día de hoy les comparto algunos maridajes con comida mexicana, ¡perfecto para este viernes picante!

Para iniciar debemos conocer el origen de la palabra maridaje.
La palabra “maridaje viene del término francés “mariage” que significa matrimonio; así es amigos, suena un poco loco pero también (coloquialmente dicho) ¡se”matrimonean” los vinos!

Nada como el buen comer y el buen beber, eso amigos son de los pequeños placeres de la vida y logrando un maridaje con comida mexicana ¡ufff! Es excepcional.

La comida mexicana como ya sabemos es exótica, donde utilizamos especias o condimentos tan especiales como la canela o el chocolate, incluso insectos y hongos como el huitlacoche, sin olvidar nuestra gran variedad de chiles. Tenemos una de las gastronomías más especiales y más sabrosas del mundo.

Muchas personas se quejan de que el picante adormece nuestras papilas gustativas, bueno pues los mexicanos somos taaaaan tremendos y creativos que ya tenemos de todo tipo de maridajes armoniosos, complementarios y hasta de contraste. ¿Cómo lo ven? ¿Comenzamos?

Que les parece iniciar con unos taquitos de carne asada con salsa molcajeteada que maridan genial con un vino tinto de crianza de variedades como cabernet sauvignon o un tempranillo.

O un cevichito de camarón y pescado, o que tal un aguachile con su salsa verde picante, ambos quedan genial con un vino blanco joven como un sauvignon blanc o un chardonnay, con su temperatura adecuada.

O que tal unos taquitos de cabrito con su tortilla de harina y salsa roja que va fenomenal con un vino tinto de crianza como un merlot o un syrah.

Que les parecen unas carnitas de cerdo con su pico de gallo y chiles güeros acompañado de un vino tinto de crianza merlot o garnacha.

Por último como les caerían unas enchiladas rojas o un buen mole, que va fantástico con un vino de crianza, te recomiendo un pinot noir o un syrah.

¡Uuuf! ¡Ya muero de hambre!

¿Qué tal? Estos son sólo algunos platillos mexicanos, pero hay infinidad y todos riquísimos.

Ahora la recomendación: Experimenten, solo recuerden que un plato sencillo marida siempre con un vino sencillo (como vinos jóvenes blancos o tintos e incluso rosados), y los platillos más elaborados maridan con vinos más complejos (como los vinos de crianza, reservas y gran reserva).

Por cierto ¡Feliz día de la tierra!

¡Enjoy!