Tag Archives: acceso a la información

La transparencia no es un fin

por Bruno Zarazúa

Cuanto más corrupta una sociedad,
más numerosas las leyes.
Edward Abbey

Para bien y después de muchas batallas se logró poner en la mente y en la boca de todos, el tema de “transparencia”, y es que todo mundo habla de ella, políticos, organismos autónomos, sociedad civil, y sobre todo los servidores públicos. Los medios de comunicación han servido como conducto de una muy efectiva campaña propagandista, pues tanto en medios impresos como en radio y televisión aparecen constantemente spots sobre este tema.

Pero, ¿en realidad entendemos lo que es la transparencia?

El vocablo transparencia indica la cualidad de translucidez, claridad, diafanidad, que se puede ver a través de un objeto. En la actualidad se refiere a la honestidad y a las buenas prácticas en los negocios, a la honra y buen nombre de una persona, a la rectitud de intención y a la congruencia con los hechos.

En el ejercicio del poder y la administración pública, toma relevancia en el momento de rendir cuentas claras a la ciudadanía, es exponer de donde provienen los recursos, en que son utilizados, y los fines que se persiguen en la aplicación de los mismos, así como la demostración de los resultados obtenidos en este proceso de gestión. Para que el ciudadano con esta información pueda evaluar el desempeño de las entidades y de los servidores públicos.

La deontología es el tratado o estudio de las normas éticas que deben ser, en el ejercicio de una determinada profesión, existen criterios morales universales para cualquier profesión, como lo es la profesión del servicio público y estas son: la responsabilidad y la honestidad, mismas virtudes que son compartidas con nuestro concepto actual de transparencia, si la deontología fuera aplicada en la administración pública no habría necesidad de reglamentar. Pero lastimosamente esto no ha sido así, de tal manera que se ha tenido que legislar al respecto y establecer leyes y reglamentos para regular sobre el tema.

El primer paso camino a la transparencia fue en 1948 con la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, sobre el Derecho a la Información lato sensu, quedando establecida como la garantía fundamental que toda persona posee de hacerse de información, de informar y ser informada.

Este derecho a la información, se conforma por 4 vertientes: la libertad de opinión, la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de información. De esta última derivan 3 derechos fundamentales: el derecho a investigar información, el derecho a recibir información y el derecho a difundir información. En lo que concierne a investigar y recibir información implica el derecho de recibir e investigar información veraz y oportuna de los medios de comunicación y por otro lado al derecho de investigar y recibir información en posesión del Estado. Fue en 1977 cuando se logró en México, incluir en el artículo 6° de la Constitución Política, el texto “El derecho a la información, será garantizada por el Estado”

De lo anterior es donde nace el Derecho al Acceso a la Información Pública, la cual puede definirse como el privilegio que posee la persona para acceder a datos, registros y todo tipo de información que se encuentre en poder de entidades públicas y empresas privadas que ejerzan presupuesto público o cumplen funciones de autoridad.

De este modo podemos encontrar en el Derecho al Acceso a la Información Pública, el origen de la transparencia, como un derivado con la intención de combatir la corrupción y eficientar las prácticas de la burocracia.

Es así que la transparencia desde su concepción hasta su aplicación nunca ha sido un fin, sino un medio, no tiene lugar el presumir de ser transparente, cuando la transparencia debiera ser una norma deontológica en el ejercicio público, así como dar los buenos días es una buena costumbre arraigada en la sociedad.

En alguna conferencia sobre transparencia decía el exponente, creo recordar era Alfonso Lujambio, decía: “Al aplicar la transparencia como herramienta para el combate a la corrupción no es válido negar la información e impedir su difusión, bajo ningún supuesto. Es como si fuera mi empresa una de fumigación y eliminación de plagas, y me llamas para que trabaje en tu casa pues tienes un problema con bichos y roedores, entonces llego y tengo la maquinaria más sofisticada y el veneno más potente y una metodología sumamente efectiva que ha sido probada y avalada por las autoridades en la materia; y cuando quiero empezar a trabajar para combatir ese problema tuyo, quiero pasar a la cocina y me dices, no en la cocina no pues tengo los alimentos y no quiero que se vean afectados por los químicos, quiero pasar al baño y me dices, no en el baño no pues tengo una fuga de agua que primero debo de reparar, luego quiero pasar a las recamaras y vuelves a negar el acceso dando cualquier otra excusa. Es lo mismo con la transparencia para que sea efectiva contra la corrupción se debe de aplicar en todo.”

Ahora bien el famosísimo 3 de 3, surge con la intención de demostrar y dar confianza al ciudadano de que el servidor público en el ejercicio de sus funciones, no abusa del puesto para favorecerse y enriquecerse de forma ilícita. Es decir el servidor declara que entra con 5 pesos cuando llega al cargo y se va con 7. Para que esta práctica sea verdaderamente efectiva lo que se debería combatir es el testaferrato, mejor conocido como “prestanombres”. Entonces habría que pedirle el 3 de 3 a la esposa, a los hijos, a los primos, a los hermanos, a los sobrinos, a los abuelos, al mejor amigo, incluso al primo del amigo.

Para finalizar, el Gobierno podrá tener la información pública en una vitrina, con luces de aparador, decorada y acomodada de la mejor manera para que puedan lucir los datos de mayor relevancia. Pero de poco sirve si ese aparador esta sobre una calle desierta, donde nadie le puede ver. Es así que es responsabilidad del ciudadano ir hasta donde se encuentra esa información y escudriñar para resolver por nosotros mismos las incertidumbres que se generan cuando la información está en posesión de terceros. Pero este será solo un medio, el fin debiera ser que con esta información se logre que en la gestión de los recursos públicos se abandonen las prácticas discrecionales y erradicar la corrupción. Solamente con la presión y la participación ciudadana es como se pueden lograr los grandes cambios. Hasta la próxima.

Juventud ¿el ahora o el mañana?

“Por la esperanza del mañana sacrificamos el hoy,

Sin embargo la felicidad siempre está en el ahora.”

Jiddu Krishnamurti

Hace poco platicando con amigos, surgió el tema sobre la situación actual de nuestro bello México, la postura de algunos de ellos era: “todo está terriblemente mal, diciendo que no existe otra solución más que la de la revolución”, pintando el panorama desolador y posicionando al país como el mismo infierno.

Si bien es cierto que no es la gloria un país, donde más de la mitad de la población vive en condiciones de pobreza, donde el homicidio y el secuestro en muchas ocasiones queda impune, donde la corrupción y la avaricia de pocos merman los esfuerzos de muchos, lastimando gravemente a nuestra sociedad. No, definitivamente algo no anda bien y estos no son signos de buena salud.

También es cierto que polarizar al extremo el escenario lo que origina es perplejidad más que otra cosa.

No se trata de cerrar los ojos y negar las injusticias, tampoco se trata de cometer suicidio colectivo ante la falta de alternativas para poder vivir. Se trata de ser objetivo y proponer; más allá de polarizar ideologías deberíamos encontrar convergencias para así llegar a soluciones.

El insistir en negar los avances que ha tenido el país a través de los años, es un insulto y un menosprecio al esfuerzo de miles de familias que con su trabajo diario, han logrado de la nada construir un patrimonio para que las siguientes generaciones tengan mayores oportunidades de las que tuvieron en su momento. ¿Cuántas historias conocemos de padres de familia que sin estudios universitarios han logrado que sus hijos tengan licenciatura? Permítanme incluirme en esta lista.

No es algo para agradecer al gobierno, pues es su obligación el brindar estas oportunidades, pero es signo de que los trabajos se están haciendo. Claro que queda mucho por hacer, es entonces donde nosotros los jóvenes debemos hacernos presentes para que al igual que nuestros padres han luchado para legarnos un futuro más próspero, hagamos lo propio para que a las siguientes generaciones les toquen condiciones más favorables para su desarrollo.

Donde quiera se escuchan llamados a las juventudes para transformar y regenerar el país, desde distintas posturas. Dicen unos y otros que en los jóvenes esta la respuesta y esto es verdad. En esta generación tenemos la ventaja del acceso a la información, suerte que las anteriores no tenían, lo que favorecía a la opacidad, el oscurantismo y a las prácticas por debajo de la mesa.

Otro distintivo es la interconectividad en el flujo de información, ahora todos nos damos cuenta de lo que sucede y de quienes son los que tranzan y se enriquecen a costa de todo y de todos, llevándose entre las patas a luchadores sociales, puritanos, conservadores e ideólogos por igual, que no tienen mayor crimen más que interesarse y ser partícipes de la política. Esto debe terminar. Los convocantes de las juventudes, deben examinarse en introspectiva y a conciencia, para rectificar su actuar en caso de ser pertinente, pues las acciones de algunos no son congruentes con lo que tanto manifiestan, provocando en la juventud ganas de no querer saber nada que tenga que ver con política ni con políticos.

Desde aquí hago un llamado a los dirigentes para que prediquen con el ejemplo y nos brinden a nosotros los jóvenes los espacios para lograr tener incidencia en el rumbo de la sociedad. ¡Pero ya! No hay que esperar a ser absorbidos para ser permisivos. Necesitamos ser representados, que las propuestas que entre nosotros surgen sean escuchadas y puestas en marcha. La corrupción debe terminar junto con la avaricia de pocos, el reparto de la riqueza debe de ser equitativo. Porque las oportunidades las existen para todos.

Exijamos lo que nos corresponde, porque juventud no es sinónimo de inexperiencia. Seamos ciudadanos activos, en todo momento exigiendo el cumplimiento de nuestros derechos, permanezcamos permanentemente vigilando el ejercicio de los recursos, pero también siendo proactivos proponiendo para mejorar.

Como siempre agradezco su lectura y sus comentarios. Hasta la próxima.

La sofisticación de la ignorancia

Por Bruno Zarazúa

“El exceso de información es obra de deformación”

Facundo Cabral

Nunca antes se había visto tanto flujo de información como en esta era digital. En este mundo cada vez más interconectado y con la ayuda de las redes sociales, nos hemos convertido cada uno de nosotros en una suerte de fuente de noticias, causando con esto una especie de teléfono descompuesto, que muchas veces resulta en perjuicio de la sociedad.

Los avances tecnológicos como los smartphones nos permiten mantenernos enterados de lo que ocurre en el mundo en tiempo real, porque no solo queremos información, la queremos rápido. Pero el acceso instantáneo a la información, no siempre resulta beneficioso, pues con la avalancha de información que se produce en las redes, no resulta nada sencillo el poder filtrar para asimilar lo que es verdad de lo que es mentira, lo importante de lo accesorio, lo que es conocimiento de lo que es ruido, lo que sirve de lo que no sirve.

Umberto Eco conocido intelectual italiano califico a la internet como un “mundo salvaje y peligroso para las personas ignorantes porque la Web no filtra nada, es buena sólo para el que sabe dónde está el conocimiento. Habrá multitudes de ignorantes usando internet para tonterías: chat, noticias irrelevantes y juegos”.

No solo en Zacatecas, sino en algunos otros estados de la república, ha surgido en las redes sociales un rumor sobre personas disfrazadas de payasos, enfermeras, paleteros o dulceros, que permanecen afuera de las escuelas, y aprovechándose de la inocencia de l@s infantes, tratan de secuestrarlos para robar sus órganos, este rumor ha sido desmentido por las autoridades en más de una ocasión. Este tipo de rumores no es nada nuevo, en mi época infantil lo era un señor con un costal; la diferencia es que el acceso a internet no estaba tan generalizado, y por lo tanto esos rumores no volaban tan rápido ni causaban tanto pánico en la sociedad.

No estoy diciendo que todo lo que se publica en las redes sea mentira o simples rumores, yo mismo he sido testigo de algo que en un principio catalogue como basura o spam y que termino salvándome; en alguna ocasión recibí una cadena de correo electrónico donde se ponía en sobre aviso a la población de Guadalupe y Zacatecas, de un sujeto que se identificaba de nacionalidad italiana, que se acercaba a la gente con el pretexto de que tenía un lote de artículos (ropa, perfumes, celulares, electrónicos) que alguna cadena comercial le había regresado y por cuestiones de aduana le resultaba más práctico el venderla por fuera que regresarla a Italia, una vez ganándose la confianza de la gente, este tipo y sus cómplices aprovechaban para hacer un secuestro exprés y robar todas las pertenencias de la víctima. Estando en Fresnillo, me aborda un sujeto con las mismas características y el mismo discurso que anteriormente había leído en el correo, lo recordé casi letra por letra, de tal suerte que no fui víctima de esta red de estafadores.

Censurar o controlar la publicación de textos, imágenes, audios o vídeos en la red no debe de ser la solución, la democratización del internet no puede ponerse en peligro, eso pudiera llegar a ser perjudicial pues se pudiera coartar la libertad de expresión en el medio de comunicación más individualizado que hasta ahora ha existido.

Es cierto que no todo lo que circula por las redes es verdad, debemos de aprender a discernir, lo que pueda ser realidad de lo que pueda ser mentira, antes de divulgarlo y propagarlo por las redes,  le pudiéramos llamar alfabetización informacional.

El hecho es que nos encanta este ritmo rápido. Todos tienen ahora una plataforma global en la que pueden gritar sus opiniones y manifestar sus creencias.

Una buena estrategia para evitar que la mala información desplace a la buena, sería el auto-control. Tomarse un respiro, reflexionar, verificar, confirmar los hechos, antes de arriesgarse a sumar errores a la corriente.

Con los criterios suficientes para evaluar el carácter y naturaleza de la información, seremos capaces de seleccionar la información que contribuya positivamente al acervo cultural y al desarrollo intelectual. Disminuyendo la vulnerabilidad a la intoxicación informativa que producen los medios de comunicación.

Por que cómo dijo una vez Malcom X: “una mentira recorre medio mundo, mientras la verdad esta apenas poniéndose los zapatos”, ¿o fue Mark Twain el que lo dijo? (O_o) ( o_O)

Hasta la próxima.

Y TU, ¿TIENES EL PODER?

Por Bruno Zarazúa

“ipsa scientia potestas est”

(Conocimiento por sí mismo es poder)

Sir Francis Bacon

El filósofo griego Platón (400 a. C.) apuntaba en el libro II de la Republica, una leyenda mitológica conocida como la “fabula de Giges” o “el anillo de Giges”, en la que narra: “Un buen día, tras una tormenta y un terremoto, se abrió en la tierra una enorme grieta, en el lugar donde Giges acostumbraba pastorear a su rebaño. Cuando se da cuenta de la abertura, intrigado, se aventura a explorar dentro de ella y, para su asombro, en el fondo encontró entre otras maravillas un anillo de oro. Pronto descubrió que al colocar la sortija en el dedo, el portador adquiría la magia de la invisibilidad, misma que desaparecía al momento de retirar la joya. Una vez seguro del velo protector que le ofrecía el anillo, quien hasta entonces no había sido más que un tranquilo pastor ocupado de su rebaño, encontró el ingenio para acceder al palacio del Rey, corromper a la reina y apoderarse del trono”.

El relato de Platón nos deja ver que ya desde la antigua Grecia, es conocido que el ejercicio del poder, bajo la sombra de lo oculto y la secrecía, alejado de la visibilidad y el escrutinio público, facilita los actos que se asocian al abuso, la corrupción y la desconfianza social.

Teniendo en contexto esta fábula y contrastándola con la actualidad, podemos encontrar que, el acceso a la información pública y la transparencia gubernamental, coadyuvan a que la confianza ciudadana en las instituciones públicas aumente, pues si se cumplen estas condiciones, la población tiene los elementos para combatir el abuso y evitar la corrupción. Logrando con esto una administración pública más eficaz, que se enfoque en el logro de los objetivos públicos que dan pertinencia a las organizaciones del Estado. Pues en el ejercicio de los recursos, se daría menor cabida para desvíos que favorezcan intereses privados, por ejemplo, los intereses de los funcionarios que los controlan.

Rodolfo Vergara nos menciona que la existencia de entornos de transparencia, sitúan a las organizaciones en un carril menos burocrático; en el control de los funcionarios y de los recursos públicos, no sólo debe recaer la responsabilidad de supervisión en la propia estructura organizacional (jefes inmediatos, contralores, auditores, comisarios, etcétera), sino que debe de permear por toda la sociedad, como una obligación moral; en cualquier momento, puede aparecer una persona que exija explicaciones, cuentas y documentos acerca de una determinada decisión en el ejercicio y uso de los recursos. Si los funcionarios se saben expuestos a una solicitud de información pública, su margen de maniobra extralegal, se reduce. Si saben que una conducta discrecional o ilegal puede ser sometida a la comprobación pública, seguramente lo pensarán dos veces. Brindando también a los trabajadores honestos y eficientes, una oportunidad para publicitar sus esfuerzos y mostrar los resultados obtenidos.

Citando a Giandomenico Majone: “las burocracias no nacen transparentes”. Es así que fue hasta el 20 de Julio de 2007, que se publica en el Diario Oficial de la Federación la reforma al artículo 6° Constitucional, que eleva a derecho fundamental de toda persona, el acceso a la información y a los documentos, en los que se consta la actividad de los gobiernos federal, estatal y municipal de todo México. Cabe destacar que desde 2002, 5 entidades federativas ya contaban con leyes de transparencia, en Zacatecas fue en 2004 que se aprobó la Ley en la materia, para entrar en vigor en 2005, misma que fue reformada en 2011 para convertirse en una Ley de avanzada.

De acuerdo con Lujambio Irazábal, esta reforma al 6° Constitucional es amplia por su alcance y de grandes consecuencias para el futuro. Marcando el avance más firme y duradero del derecho al acceso a la información y de la transparencia en México. Así fue que en 2013 y 2014 se reforma de nueva cuenta este artículo para añadir puntos clave que garantizan el acceso a la información y a la transparencia, como lo es el dotar de autonomía al IFAI. Es entonces que todas las entidades federativas cuentan ya con una Ley en la materia y con los sistemas de Infomex operando.

Pero no basta con una buena Ley y unos reglamentos que la refuercen y actualicen, sino que hace falta cambiar hábitos, pautas y, el modo en el que está organizado el trabajo burocrático. Principalmente se debe de inculcar la cultura del involucramiento e interés de la sociedad en los asuntos públicos.

Conforme las estructuras de poder gubernamental vayan transparentando la información necesaria para evaluar la calidad de sus políticas; las metas y objetivos que se buscan con cada programa, cada proyecto y cada acción, también los indicadores que midan el desempeño y el impacto de estos, así como los resultados obtenidos, y el recurso utilizado para tales propósitos; se reducirá la asimetría de información y por ende de poder, siempre y cuando, existan más ciudadanos haciendo uso de esta información y ejerciendo su derecho, para de esta manera hacer posible que la sociedad recupere control sobre sus gobiernos para transitar hacia la gobernanza.

Y Tu, ¿ejerces el poder de la información?

Espero que nos continuemos leyendo, invitándolos de nueva cuenta a interactuar en este su espacio.

Hasta la próxima.

SER O NO SER PIRATA, ESA ES LA CUESTIÓN

Por Bruno Zarazúa

“Nunca se ha creado ni ha circulado tanta cultura como en la era digital.

En este contexto, se demuestra que compartir es esencial para la divulgación de la cultura.”

Principios básicos para la creatividad sostenible, Declaración FCForum

 

La “piratería” ha sido durante las últimas  décadas uno de los temas más controversiales, alrededor del mundo. Deberíamos comenzar por definir y revalorar el uso del término “piratería”, técnicamente esta expresión se refiere a la falsificación y al uso no autorizado o prohibido de marcas, obras, productos o componentes protegidos por las leyes de Propiedad Intelectual derivando en dos tipos de normatividades, una es de la Propiedad Industrial, que contempla las patentes, invenciones, marcas, diseños industriales, e indicaciones geográficas. También existen los Derechos de Autor y los Derechos Conexos, que son aplicables a una amplia variedad de obras literarias y artísticas, ya sean escritas, interpretadas, ejecutadas o grabadas, abarcando la reproducción y difusión. Hay quienes manifiestan que es peyorativo y excesivo el igualar la violencia de los piratas de barco, con los infractores de estas leyes.

Las controversias sobre estos temas que han marcado la historia poniendo en debate el tema de la Propiedad Intelectual son varias. Como es el caso de la acción que tomaron 39 firmas farmacéuticas lideradas por Glaxo-Smith-Kline en contra del gobierno de Sudáfrica en rechazo a una ley impulsada por el fallecido expresidente Nelson Mandela, que buscaba facilitar el acceso de la población a medicamentos que sirvieran para tratar principalmente el SIDA, esta ley pretendía permitir el uso de antiretrovirales genéricos para su fabricación, así como el permitir importaciones paralelas de medicamentos, esto debido al alto costo de los tratamientos que se convertían en inaccesibles para la mayoría de la población infectada, dada su condición de pobreza, teniendo en cuenta que la mayoría de la población infectada por VIH en el mundo radica en África; las farmacéuticas por su parte argumentaban ser afectadas con pérdidas multimillonarias ya que poseían la Propiedad Intelectual de los antiretrovirales usados para tratar el VIH/SIDA. El gobierno africano por su parte afirmaba que tenía la obligación constitucional de brindar garantías a su pueblo para que pudiera acceder a medicamentos. Estas acciones provocaron la movilización de grupos de defensa sociales en contra de las farmacéuticas, originando que en abril de 2001 las empresas de medicamentos desistieran de sus acciones, presionadas por la extraordinaria ola de protestas públicas, o tal vez, por miedo de dañar aún más la ya gastada imagen de las 39 empresas que en combinación acumulan  ganancias superiores al PIB de Sudáfrica, su temor era fundado en que tal vez tendrían que hacer públicos los costos reales de investigación, desarrollo y producción de estos medicamentos que resultan residuales en comparación a los precios de venta.

Otra de las industrias afectadas por la “piratería” es la de la informática, representada mayormente por un monopolio llamado Microsoft, como ejemplo, según Parametría S. A de C. V el desarrollo del programa informático Windows 98 duró varios años y le costó a Microsoft alrededor de mil millones de dólares. Sin embargo, en México se puede adquirir este producto y versiones aún más avanzadas de manera ilegal por cien pesos o gratis si se descarga de internet, cuando en los negocios establecidos su precio es de aproximadamente seis mil pesos. Estudios realizados el año pasado por la misma empresa encuestadora demuestran que en México el 70% de las empresas hacen uso de software ilegal. Por lo que desde 2002 el IMPI ha emprendido en el país campañas como: “¿qué traes en tu sistema?”, que en 2013 derivo en la clausura de 8 establecimientos al negarse a la revisión de equipos para verificar la autenticidad del software. Mientras que en países como Gran Bretaña, Microsoft realizó campañas de autentificación de copias ilegales a los usuarios que denunciaran donde adquirieron el suite ofimático ilegítimo. Cabe señalar que Microsoft mismo se ha visto envuelto en demandas por piratería al ser denunciado en 2007 por la compañía i4i por piratear su patente de “sistema de documento que elimina la necesidad de insertar manualmente códigos de formato”, y un juez decidió a favor de la demandante, por lo cual la empresa de Bill Gates tuvo que pagar más de 250 millones de dólares.

En contraparte y como una alternativa verdaderamente viable surge el software libre que es en palabras de Richard Matthew Stallman:el software que respeta la libertad de los usuarios y la comunidad. En grandes líneas, significa que los usuarios tienen la libertad para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar y mejorar el software”. Linux representa la contraparte de software libre que Microsoft por la parte de software privado, en la actualidad las diferencias entre un sistema operativo y otro favorecen a Linux en varios puntos, uno de ellos es que puede ser adquirido a muy bajo costo inclusive de manera gratuita, otra es que es más resistente a los ataques de virus y otros tipos de ataques. En cuanto a paqueterías y aplicaciones se refiere, existe una gran variedad de software libre que no pide nada al software privado y que incluso muestran mayor eficiencia.

En México y en América Látina la “piratería” más común es la relacionada al entretenimiento que tiene que ver con la industria literaria, musical, cinematográfica y de videojuegos. De nueva cuenta Parametría nos revela que 8 de cada 10 mexicanos admiten que alguna vez han adquirido o descargado algún libro, película, álbum musical  o videojuego sin la venia de los autores.

Las acciones legales que los representantes de estas industrias han emprendido a lo largo y ancho de los continentes son varias, entre las más conocidas fueron las que derivaron en el cierre de Napster una red  en internet p2p donde se podía compartir principalmente archivos musicales en formato mp3. Entre los demandantes de esta red destaco el grupo Metallica el cual perdió popularidad entre algunos de sus seguidores después de verse inmiscuido en esta querella.

Otros de los sucesos que han marcado la pelea entre la Industria de la Propiedad Intelectual y los internautas que comparten conocimiento y cultura, está sentado sobre el caso de Aaron Swartz quien de acuerdo a sus familiares y seres amados: “usó sus prodigiosos talentos como programador y tecnólogo no para enriquecerse, sino para hacer Internet y el mundo un lugar más justo y mejor”. Aaron al momento de su fallecimiento enfrentaba un juicio penal por 4 millones de dólares o hasta 50 años de prisión acusado de usar un script que sirvió para descargar 4.8 millones de artículos,  documentos académicos, reseñas y publicaciones protegidas por copyright, para su divulgación gratuita.

Otro de los casos más conocidos fue el que enfrento The Pirate Bay o en español La Bahía Pirata (TPB), que es un sitio en internet que permite el compartir archivos p2p usando protocolo BitTorrent, los fundadores del sitio enfrentaron en 2009 una acción penal principalmente por parte de la industria cinematográfica, acusados de facilitar a los usuarios de internet el poder compartir archivos protegidos por los derechos de autor. Resultando en la captura y detención de dos de sus cofundadores, quedando un tercero prófugo de la justicia, mismo que es buscado por la interpol. Destaca en el entramado de la historia de TPB, el que uno de los fiscales que estaba a cargo de la demanda tiempo después acepto trabajar para un estudio miembro de Warner Brothers. TPB también sirvió a Julian Assange para alojar los ya famosos wikileaks. La opinión de Peter Sunde cofundador de TPB es: “La industria de los derechos de autor está cavando una tumba para el internet. Ellos no toman en cuenta los beneficios públicos de un internet libre. El problema es que gente mayor dirige está industria. Ellos saben hacer dinero como se hacía antes y no quieren cambiar. Son como los Amish, ellos no quieren electricidad, porque solo saben cómo hacer las cosas sin electricidad.”

Con todos estos sucesos nacen por todas partes movimientos sociales que buscan defender la libertad en la era digital y del conocimiento. En Barcelona año con año desde 2009 se celebra el FCForum, el cual nace con la idea de garantizar el acceso a la cultura y el conocimiento, a este foro asisten una amplia coalición de ciudadanos, usuarios, consumidores, organizaciones, artistas, hackers, miembros del movimiento por la cultura libre, economistas, abogados, profesores, estudiantes, investigadores, científicos, activistas, trabajadores, desempleados, emprendedores, creadores provenientes de más de 20 países. Este foro dentro de su manifiesto expresa que: “en la regulación del copyright, el interés general debe ser priorizado frente a intereses privados.”

( http://fcforum.net/es )

Para concluir dejo una reflexión: La Propiedad Intelectual debe de servir como base para estimular la creatividad y para que la población encuentre sus propias vocaciones, no para que un puñado de millonarios se siente a ver sus riquezas crecer.

Pero como siempre la opinión más importante es la de Ustedes, por lo cual les invito a que participen en éste su espacio, a que se informen y se activen, recordándoles que está sobre mesa de debate en la Cámara de Diputados la regulación en materia de Propiedad Intelectual.

Agradezco grandemente el favor de su atención.

El Gran Hermano nos Vigila

BRUNO ZARAZÚA

“…para el pasado, o para el futuro,

para una era en el que el pensamiento sea libre.

Desde la era del gran hermano…

desde la era de la policía del pensamiento…

un hombre muerto les saluda.”

(George Orwell, 1984).

 

Esta frase del personaje Winston Smith de la novela 1984 de George Orwell, me viene a la mente al momento de escribir mi primer aporte para Voces Cruzadas. El personaje principal de esta ficción distópica, se plantea al momento de escribir su primer nota en su diario, ¿para qué escribir? ¿para quién escribir?, en su razonamiento resuelve que debe escribir para el futuro, pero se le viene a la mente una paradoja: “no tiene sentido escribir para el futuro, pues solo se tienen dos opciones, o es muy semejante al presente y por lo tanto nadie le haría caso, o es muy distinto por lo cual nadie le comprendería”.

La motivación que encuentro al escribir en este espacio es evitar que el escenario ficticio de suerte apocalíptica que retrata esa gran novela, se convierta en una realidad palpable. En la época desde la cual su servidor escribe, la policía del pensamiento aún no es realidad, más sin embargo es cierto que la censura y la continua vigilancia existen alrededor del mundo.

Si bien este espacio no pretende ser un medio periodístico ni noticioso,  tratará de ser uno en el que la reflexión, la crítica constructiva y el debate de ideas sean el engranaje que con su participación y amable lectura eche a andar la conciencia cívica.

Volviendo a la “ficción” me encantaría saber que opinarían: Edward Snowden, Julian Assange, Daniel Domscheit, Fredrik Neij, Gottfrid Svartholm; acerca de la existencia o inexistencia de la policía del pensamiento.

Seguramente alguno me respondería que si existen y que tienen nombre y apellido, tal vez los nombres de los policías que me darían serían Carnivore, PRISM, XKeyscore, ECHELON, OSEMINTI, SITEL, MUSCULAR, entre otros. Como buenos policías, el supuesto que excusa su existencia, es el vigilar por el buen uso de las redes de comunicación y que estas no atenten en contra de la seguridad del Estado y del orden público. Aun así cuando el espionaje realizado incluya extranjeros fuera de sus territorios.

En México la libertad de expresión se consagra en el artículo 6° Constitucional, mismo que acaba de ser reformado para convertirse en uno de avanzada incluyendo “el derecho al libre acceso a la información veraz, plural, y oportuna, así como a buscar, recibir, y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión. El Estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha. Para tales efectos, el Estado establecerá condiciones de competencia efectiva en la prestación de dichos servicios.”

De la misma manera, el año pasado, se aprobó la Ley de Telecomunicaciones, también para dar un gran paso en contra de los monopolios gigantescos que representan Televisa, Telmex y Telcel.

Sobre la mesa están en discusión las leyes secundarias que regulan este tema de telecomunicaciones. De nuestra parte queda el velar por que estas leyes secundarias no signifiquen un retroceso a estos avances, procurando se respeten las garantías conquistadas en el artículo 6° Constitucional.

En estos temas relacionados, su servidor y amigo se muestra a favor de que se abra a la discusión y el debate público, la llamada “Ley Sopa Mexicana”,  que mejor dicho, es una propuesta de reformas y adiciones a diversas disposiciones de la Ley de la Propiedad Industrial, de la Ley Federal del Derecho de Autor y del Código Penal Federal, impulsadas por los diputados Aurora Denisse Ugalde Alegría y Héctor Humberto Gutiérrez de la Garza, la cual busca sancionar administrativamente a toda aquella persona que viole los derechos de autor. Que tire la primera piedra quien no haya descargado o compartido un mp3 de su artista favorito, el que no haya prestado un libro o el que no haya hojeado una revista en el super.

Al respecto, uno de los primeros sitios de internet mexicanos que ha sufrido injustamente el bloqueo de acceso por los prestadores de servicio infinitum y megared, es ba-k.com; este foro sirve a los usuarios para compartir de manera bidireccional y sin fines de lucro, desde aportes literarios de propia autoría hasta tutoriales para mejorar habilidades en los sistemas informáticos pasando por programas computacionales, películas, y álbumes musicales. La injusticia que se comete con estos bloqueos de acceso al sitio es que están basados en las reformas y adiciones a las leyes antes mencionadas, las cuales todavía están en discusión y por lo tanto aún no son aplicables. (Por cierto aún se puede acceder a esta página mediante proxys, si a alguien le interesa hágamelo saber y les daré más detalles.)

Aprovecho este espacio para hacer un llamado a los autores, intelectuales, intérpretes y ejecutores, para que se den cuenta de que su industria y la sociedad en general están cambiando, y que deben de renovarse o sufrir las consecuencias.

Al momento se crean movimientos de activistas defensores sociales de la libertad y la privacidad en internet en todo el mundo. En México aparece entonces, el llamado Partido Pirata Mexicano, que sin ser un partido reconocido, tiene dentro de su ideología el siguiente principio: para un pirata, la cultura, el conocimiento y todo aquello que sea útil para el desarrollo social debe ser considerado un procomún, por lo cual un pirata exige una verdadera democracia, justicia social y libertad para todos los mexicanos, además de que se creen leyes que garanticen la neutralidad de la red y el acceso a ella, como fundamento básico para la reconstrucción de una verdadera democracia en la era de la información”.

Para concluir retomo las palabras de Hermann Hesse: “Si me cobras por oler tu pan recién horneado te pagare con el sonido de una moneda cayendo en el piso.”

Agradezco sus comentarios y opiniones, espero permanecer con el favor de su lectura.

+En memoria de Aaron Swartz+