Tag Archives: Andrea Pérez

¡Ufff! ¡Que olor! (Defectos del vino)

ANDREA PÉREZ CASTILLO

¡Buen día catadores! Me alegra encontrarnos una vez más en otro viernes de vinos en voces cruzadas.

¡Por fin estamos en verano!

Hoy amigos aprenderemos sobre… iuuuuuugh!!!! Defectos del vino.

Sabemos que el vino es un producto vivo, que va evolucionar para llegar a su momento óptimo de consumo y después pasará a la fase de la decrepitud, es decir comenzara a perder lentamente todo aquello que nos quiso expresar, pero no solo es eso, también puede tener alteraciones que pueden venir desde el viñedo, proceso de elaboración, crianza o almacenamiento.

Es importante conocer este tipo de problemas en el vino ya que al momento de degustarlo en un restaurante o en casa debemos identificarlo y exigir con fundamento que nos cambien el vino.

Vamos a comenzar entonces con los defectos más comunes que nos podemos encontrar en un restaurante o al comprar una botella de vino en el súper mercado.

1 Mi vino esta picado: este defecto es resultado de las bacterias acéticas (Acetobacter), un género de bacterias, que transforma el alcohol en ácido acético. Es decir que nuestro vino tuvo contacto con el oxígeno lo cual provoca la aparición estos amiguitos que nos convierten el vino en vinagre.

2 Mi vino sabe y huele a corcho: es un sabor y un aroma a humedad muy marcado y es considerado un error gravísimo en el vino, esto es ocasionado por un compuesto llamado “Tricloroanisoles” que este se encuentra en el corcho mal elaborado.

3 Mi vino esta Brettado. Aroma animal o a establo, ocasionado por falta de higiene en el proceso de elaboración y de crianza. Son unos microorganismos que podemos encontrar en elementos de madera, utensilios y depósitos en la bodega.

4 Mi vino huele a huevo podrido. Este aroma taaaaaan desagradable es el resultado de una mala filtración o falta de oxigenación en proceso de elaboración del vino. La raíz de este problema es también, que cuando estamos elaborando el vino usamos un aditamento que contiene azufre, el mal manejo nos da como resultado este aroma tan peculiar.

Estos son defectos que aunque suenen un poco raros, existen. Por eso es necesario conocerlos, sobre todo para estar seguros de que estamos bebiendo un vino correcto y no un vino con defecto iuuuuuugh!!!

¿Qué les parece? ¿Interesante verdad? Poco a poco vamos transformándonos en todos unos conocedores del vino.

Para terminar la recomendación: al momento de comprar un vino ya sea en un restaurante o en el súper mercado, recomiendo ser muy observadores en el aspecto de la botella. Tomar en cuenta cosas como:

-Que la cápsula esté bien colocada

-Que la cápsula no esté rota. Esto porque si llegase a tener roturas podemos arriesgarnos a que el corcho se dañe y llegue a tener filtraciones del vino al exterior y contacto con el aire.

-Observar el corcho, que el corcho no tenga imperfecciones o moho.

-Si el vino ya lo tienes en la copa, lo que puedes hacer es observarlo y olerlo para asegurarnos que no se encuentre turbio y con aromas extraños como los que aprendimos el día de hoy.

Nos leemos en la próxima. ¡Enjoy!