Tag Archives: arte

La anatomía del duelo

Andrea Mantecón

El 13 de septiembre inauguró en Park Avenue Armory la esperada instalación de la artista Taryn Simon, en colaboración con Shohei Shigematsu, socio de la firma OMA, dirigida por Rem Koolhas. Simon, ha realizado extensiva investigación en temas como el poder de la estructura de la secrecía, la vulnerabilidad emocional, el exilio y la irracionalidad logrando desde su recopilación de información un entendimiento de la anatomía del duelo. Shigematsu en esta ocasión buscó dar forma a la arquitectura de dicho duelo, al escenario e instrumento en el que los dolientes pueden expresar sus lamentos. Como parte de la instalación, una serie de artistas al atardecer interpretan lamentos de distintas culturas.
Al entrar al espacio como un visitante, una escalera reducida en un costado del edificio lleva hasta una puerta elevada, de donde se accede a un espacio casi completamente oscuro. Una vez dentro pueden visualizarse 11 cilindros de concreto expuesto, con un corte sesgado en la parte superior y una pequeña apertura en la parte inferior. Aún sin saber la trayectoria de la artista, o el propósito de la instalación, la geometría de los elementos, su escala, su configuración y la iluminación hacen casi de forma inmediata que uno se sienta espiritual, abierto y de alguna manera expuesto, pero también diminuto. Unas escaleras en la oscuridad llevan hasta el centro de los cilindros que están dispuestos en medio círculo y a partir de ahí once rampas de concreto guían a los visitantes a cualquiera de los cilindros. Dentro de estos monumentos, a la altura de una banca, se encuentra una laja semicircular, donde uno puede tomar asiento por unos minutos o por un largo tiempo. Al voltear hacia arriba, y ver la superficie cilíndrica que se extiende hasta perderse, uno siente una protección y una anonimidad especial. La acústica del espacio alienta los lamentos, y aún sin saber nada de la exposición o de la artista, uno inmediatamente siente el deseo de gritar, de llorar, de rogar, de decir entre susurros o entre sollozos que uno ha pasado tantas cosas.

file_002

Entré ahí sin saber de la exposición lo que ahora sé. Me senté con el acompañante con el que iba y en cuestión de minutos, ambos habíamos dicho cosas profundas, de nuestra infancia, de nuestro pasado, de nuestros fantasmas. Miedos del futuro, y duelos del presente. Mientras los decíamos, uno a uno se iban absorbiendo en el concreto y acababan por esfumarse en la oscuridad. Protegidos por la geometría estuvimos unos minutos en silencio, casi como esperando que algún proceso finalizara. Antes de salir del lugar volteamos hacia atrás desde una plataforma y nos dimos cuenta que ahora, este monumento tenía para nosotros algo sagrado.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De cosmovisiones y cortes de papel

Andrea Mantecón

Recientemente asistí al Museo de Arte Moderno en Nueva York para observar una exposición temporal de las obras de papel cortado de Henri Matisse. Estas obras fueron realizadas por el pintor en el final de su vida en lo que algunos medios han llamado el brillante capítulo final del artista. Eran realmente maravillosas. Al observar de cerca, se veían irregularidades en el papel causadas por la longitud limitada de las tijeras. Con estas irregularidades se podía casi sentir la velocidad del corte, la posición de las manos que detenían el papel y la intención segura que marcaba el camino de las tijeras, dejando también un poco a ambos, el papel y la herramienta, complementar el proceso.

La exposición me hizo pensar en que Henri Matisse, quien desde mucho antes de esta fase, dominaba con maestría la técnica de la pintura, decidió al final de su vida expresarse en una técnica que podría asociarse con niños pequeños. Y entonces, me pregunté lo que nos hemos preguntado todos alguna vez: ¿qué hace a esto arte a diferencia de los cortes de papel de un niño?

Hay miles y más respuestas a esta pregunta, pero ese día en el museo pensé en una. Una más. Pensé en el arte como la capacidad de ganar años, educarse en técnica y observar a la sociedad y aún conservar una cosmovisión pura y distinta a la de los demás. Pienso que todos nacemos con una forma distinta de ver el mundo que con el paso de los años, nuestras interacciones sociales y la educación que recibimos, se homogeneizan en una cosmovisión mayoritariamente compartida, y a veces, tristemente censurada.

Los niños, quienes tienen aún su cosmovisión pura, no tienen los conocimientos técnicos o la capacidad para expresar observaciones superiores. Y son los genios como Matisse o Van Gogh que han podido conservar intacta su cosmovisión y a través de la técnica que lograron dominar, expresarla, muchos de ellos viviendo en una dualidad entre ese mundo alterno y la realidad de los demás.

En el caso específico de los cortes de papel de Matisse, y que creo que se extiende a varias otras obras como los dibujos de Jean-Michel Basquiat o las obras de Dalí, creo que lo que lograron fue conservar su visión de niños, con su conocimiento técnico y su experiencia observando a la vida, y expresarse con la libertad de quien no se ha convertido en lo que los demás. Parece fácil, tomar unas tijeras y cortar flores de colores, sin embargo, al hacerlo, resulta verdaderamente difícil expresarse en bellas composiciones sin perder la sencillez de un niño, y más difícil aún hacer sentir a quien los ve, como niños también, asombrados y a la vez familiares con lo que ven.

0665ac4c9c7fd7377e3623f4aae1aff6

La definición textual de arquitectura dice que es el arte y la técnica de proyectar, diseñar, construir y modificar el hábitat humano. Arte y técnica. En el lado de la técnica, es lógico todo lo que hay que tener perfectamente resuelto, sin embargo en el lado del arte, es la capacidad de crear un mundo alternativo lo que hace maravillosos espacios, un mundo que va directo del espacio al corazón sin pasar por la cabeza, como estas obras de Matisse, y como los atardeceres de color rosa.

 

Caín (parte II).

Jonathan Alcalá

         Alguien se percató de la mirada de aquel extranjero y dio aviso a los demás, hombres y mujeres corrieron por sus armas, sin embargo él no dio ningún paso atrás, se acercó con las manos desnudas, consciente de que nadie podía dañarle. Un anciano le observó y supo quién era, le dijo que no era bienvenido, que regresara al jardín y sus alrededores,  ya que ellos nada tenían que ver con el Dios que le condenó, pero aun así respetarían el acuerdo de no matarle. Sin decir palabra, Caín tomó distancia y no se fue, no quiso asumir el riesgo de estar solo nuevamente, al cabo de poco tiempo vio que los nómadas se alistaban para partir, recelosos y callados, ignorando a medida de lo posible la presencia del hijo de Adán. Les siguió durante muchos días, se instalaba cerca de ellos, lo más alejado de sus ojos, adoptó sus métodos e intentó depositar en el olvido su vida pasada. Cambió sus pesadillas por sueños más tranquilos, extrañaba cultivar la tierra, tomaba lo que podía de ella, sobrevivía de la mejor manera.

          Así como el prisionero que se acostumbra a las paredes, así aquellas mujeres y hombres que no nacieron del Edén se acostumbraron a Caín. Vivían lejos de esa tierra, sabían de la existencia de las demás cosas, pero nunca pensaban en ello. No sintieron la necesidad de adorar a ningún dios, ni de edificar algo que les atara a un lugar determinado. Poco a poco el hombre con la marca se fue acercando a ellos, miró con deseo a una  mujer, pues su condición de maldito o demonio no era mayor a su condición de hombre. Y así como todo ser lleno de vida prescinde de la muerte, dieron continuidad a las cosas y ambos obedecieron a sus instintos. Nombraron Enoc a su primer hijo, pero éste caminó solo y con el correr del tiempo, sí conoció la muerte.

            La unión de Caín y esa mujer significó la unión de otras cosas, decidieron también adoptar un modo de vida diferente, fundaron una ciudad y le pusieron por nombre el de su primogénito. A medida que los seres humanos se multiplicaron, la tierra se volvió menos grande; muchos hijos de Adán recorrieron el sinuoso camino de Caín y notaron la belleza de las hijas de los hombres, fueron seducidos también por sus sentidos. El destino del hombre que asesinó a su hermano, se perdió entre la multitud, su marca se volvió invisible en su descendencia, pero continuaba ahí, en la sustancia que es precursora de la vida, esa que se hereda de generación en generación. Sus hijos estuvieron dotados de habilidades distintas a la del cultivo de la tierra: criaron animales, moldearon el metal y también pudieron emular los sonidos de la naturaleza por medio de instrumentos.

            Muchos hombres y mujeres nacieron de la semilla de Caín, nadie supo las circunstancias del final de su existencia. Tal parece que ninguno sufrió siete veces la venganza de su muerte. Su estirpe, cuyas vidas eran ajenas a su origen divino, se olvidó de Dios. El único culto que rindieron fue a la carne, por lo tanto, su creador se arrepintió de la naturaleza de su propia obra y pensó en rehacer al hombre. Fue entonces, muchos años después de la muerte de Abel, que la sangre derramada fue lavada con el agua que cayó del cielo por vez primera, durante cuarenta días y cuarenta noches.

 

La inmensidad del mundo.

Jonathan Alcalá

Trajano lloró cuando se dio cuenta de la inmensidad del mundo. El águila de Roma no llegaría hasta el fin de la tierra. El hombre que nunca había llorado dejó caer sus lágrimas en el mar de Persia. El César que trajo nuevas glorias al Imperio, vio su propio cuerpo como una triste masa de músculos, apenas sostenida por unos huesos menos frágiles; las glorias del campo de batalla parecían quedar atrás, más cerca del pasado que del presente, glorias de polvo, gritos y sangre, en las que al galope o marchando junto con las legiones, el emperador desataba el infierno de la guerra.

Dacia, el recuerdo de aquel invierno que fue gentil y un Danubio cuyas aguas son el ensueño de una victoria. Hubo muchas bajas, pero la cruenta batalla se decantó hacia  los hijos de la loba. Las ricas minas de esa nación trajeron alivio para los romanos, sobre todo a los más pobres. Una recompensa por tantos hijos muertos y anteriores batallas fallidas. La sangre derramada contra el reino de Decébalo fue vendida a un alto precio; Trajano fue justo,  usó el oro para el bien de su pueblo, haciendo parecer que la única seducción a la cual era vulnerable el emperador, era la justicia; pero tampoco es que se privara de la voluptuosidad y los vicios del soldado, amaba beber y comer con desmesura. Probablemente las campañas bajo el mando de Domiciano le heredaron por costumbre dar rienda suelta a la carne, después de salvar la propia de la espada del enemigo.  Se embriagaba de vino y de triunfos, ambos resultados de una tarea bien realizada y de paciencia.

            El destino como Príncipe de Roma no fue casualidad, tiempo antes, la astucia y la valentía eran notables en el carácter y el modo de actuar de Trajano; a pesar de ser un general exitoso, supo escapar de la paranoia de Domiciano, quien ofrecía el cuchillo a modo de  recompensa a los hombres que mostraban virtudes suficientes como  poner en riesgo su permanencia en el poder. Era una época en la que las conspiraciones no eran ideas descabelladas, ni tampoco miedos sin fundamento, pero lo notable de Trajano daba firmeza a lo que se habló de él en las guerras contra los Partos. Tal vez alguna vez se le vio con recelo, no obstante lo hábil como guerrero  y su talento militar le generaron lealtad por parte del ejército, atentar contra su vida no hubiese sido un movimiento inteligente.

            Tito Flavio Domiciano fue asesinado, el cobijo que pidió a los dioses y su enfermiza preocupación no fueron suficientes. Tal vez la fama crueldad que le perseguía se confirmó al tener enemigos muy de cerca. Ninguna muerte es honrosa, pero un rey  apuñalado en el mismo suelo de su palacio, lo es aún menos. Las puertas se abrieron para nuevas dinastías. Su cuerpo se redujo a cenizas y el damnatio memoriae ordenado, trajo fuego y martillo para sus monedas y figuras de piedra. Nerva fue elegido como el sucesor, un hombre sabio, pero tal vez demasiado viejo; probablemente su experiencia cercana al poder y su avanzada edad fueron adecuadas para hacer de él una ecuánime transición. Trajano estaba en suelos Germanos cuando ocurrió el atentado y también su adopción, se presume que Adriano dio la noticia, sin saberlo, parte del mundo había elegido a un amo cuyo deseo era mejorar la condición de la gente.

Siempre hay un momento único en el que el hombre alcanza algo semejante a la plenitud, un instante en el que las virtudes de la mente y la fuerza del cuerpo están a la par. Esa etapa de la vida en la que algunos pocos humanos parecieran  capaces de discernir entre el olvido y la eternidad. Y eso no quiere decir que las decisiones encaminadas a la inmortalidad fuesen tomadas con relativa facilidad, las leyendas se forman a partir de grandes glorias, asimismo por grandes catástrofes. Cada paso dado, ya sea con meticulosidad o con atrevimiento, hicieron de Trajano un ser cuyo nombre no sería relegado. Ser Príncipe no es tarea sencilla, se acaba con muchas vidas y se cometen siempre demasiadas injusticias, tal vez es parte de nuestra naturaleza, pero algo era seguro, el sueño de Nerón y de Calígula parecían lo suficientemente lejos. Nadie atacó por la espalda al César, ni el Senado ordenaría una condena a su memoria, por el contrario, le llamarían optimus prínceps, los que antes habían hecho matar a los antiguos monarcas, ahora glorificaban su nombre.

            La angustia de la vejez repentina y la probabilidad de una muerte que se acercaba a paso firme llevaron a la cama al emperador. Se enfermó al saber que el oriente se había alejado más. No dudaba de la victoria, ni de la notoriedad de Roma en el mundo, pero como muchos, cuestionó su propia vida en la recta final de la misma. Trajano se equivocó al pensar que su inmortalidad se había construido a base de piedra en los muchos edificios que se levantaron durante su reinado; su inmortalidad era de un orden distinto, estaría en las letras de los historiadores y más importante aún, en la memoria de la gente. Como otros tantos notables, no tuvo hijos, probablemente fue mejor así, ya que lo deslumbrante de una persona hace parecer mediocre al ser que le precede. Como un lúcido guerrero, el honor de su ascenso y su ocaso le encontraron en las fronteras del Imperio; Plotina le acompañó hasta el momento de su muerte en Asia, ella se aseguró de la buena continuidad de las cosas.

            Trajano con sus numerosos nombres, Imperator Caesar Divi Traianvs Optimvs, fue convertido en deidad gracias a sus logros, sobrevivió también en muchas formas palpables, algunas, no se salvaron del descuido y la falta de sensatez. Lo vemos ahí en el museo, erguido y fuerte, severo, pero justo y firme, lo vemos con las manos rotas, porque como escribió en una ocasión Marguerite Yourcenar, así sufren los dioses la locura de los hombres.

Camas grandes.

Jonathan Alcalá

Jamás pensé que comprar una enorme cama sería una decisión tan inútil; es natural que uno termine comprando lo que los demás nos dicen,  pasamos el tiempo creyendo tomar decisiones que no tomamos. Pero de todas aquellas cosas que hemos comprado desde que tenemos una vida juntos mi esposa y yo, la que más inútil me parece, y lo repito constantemente, es una enorme cama. No hice caso de nuestras costumbres de novios, y es que cuando comenzamos a dormir juntos, en aquellas escapadas de pretextos que nos parecían creíbles por lo menos a nosotros mismos, hacíamos el amor y dormíamos abrazados apenas en un espacio de cama. Envueltos en sábanas blancas y pensamientos indecibles que salían de nuestras mentes para condensarse en el techo y caer sobre nuestras bocas.

            Todo el tiempo, cada que nos acostamos, yo le pido a ella que ponga su cabeza sobre mi brazo, ya sea dándome la espalda o de frente, no hay otra manera de hacerlo; aunque en realidad una vez que tratamos conciliar el sueño, es definitivo, ella debe darme la espalda, ya que con su boca cerca de la mía, habría que estar loco para no llenarla de besos. Resulta cansado después de unas horas el tener el peso de su cabeza sobre mi brazo, entonces yo me muevo un poco y ella entiende entre sueños; se aleja una nada, apenas unos centímetros, ignoro por completo cuanto tiempo pasa, pero de repente, ese magnetismo inagotable de nuestros cuerpos desnudos hace que ella o yo nos abracemos de nuevo. Yo padezco de un sueño ligero, toda la noche despierto, pero cuando duermo con ella el sueño es mucho más liviano; será que me ganan las ansias de acariciarla, de ver su hermoso rostro detrás de sus rizos negros; ella insiste en recogerse el cabello, pero yo le suplico que se lo deje suelto, entonces cede, como cedo yo ante sus súplicas también; en nuestro amor no hay democracia, ambos dictamos y obedecemos, sin cuestionamientos, obsesionados por el placer mutuo; por el bienestar ajeno, que no es otra cosa que el de uno mismo, sin llevar cuentas de favores, orgasmos y caprichos cumplidos, no regateamos, no hay balanzas en nuestra concepción del amor.

        A veces me he quedado eternidades escuchando el compás de su respiro, entrelazo nuestros dedos y doy besos suaves sobre su piel; cualquier parte de su cuerpo me produce sensaciones maravillosas, mis manos son erráticas cuando están encima de ella, se mueven de un lado a otro, de extremo a extremo, y cuando llego a un punto en donde mi tacto consume todas mis ganas de tener su cuerpo, entonces comienzo a extrañar otra parte de sí. Sé lo que viene cuando se eriza su piel, cuando se encoje de hombros y me sonríe, me ve con sus ojos castaños, esos ojos bonitos, superlativos y cauteloso, repletos de ella misma, más grandes que mi vida entera, cósmicos, terrenales, insaciables, porque todo yo me licúo y caigo gota a gota en sus pupilas, pero de inmediato renazco en su boca, en la saliva que nunca apaga mi sed, pero que la prefiero mil veces antes que el agua, porque sus besos alimentan más que a mi cuerpo, alimentan mis esperanzas todas, mis ganas de vivir y sentir.

         Cientos de horas de sueño hemos echado por la ventana para amarnos de madrugada, no hay desperdicio, al día siguiente el cuerpo reclama, pero el alma hace como que no oye, todo se mueve a un segundo término cuando de amor se trata; los problemas se ven sencillos, las preocupaciones dejan de preocuparnos; el clima, cualquiera que se presente, es clima ideal para nosotros, y la cama, se hace enorme mientras entrelazamos nuestros cuerpos, un diminuto pedazo del universo que se convierte en el mejor lugar para estar. Entonces a partir de esa sapiencia, yo le digo a mis amigos: cuando se casen, no elijan camas enormes, así, aunque su amor se esfume con el paso del tiempo, por lo menos van a estar cerca al dormir, y si ya no se acarician de día, ojalá que sí lo hagan de noche,  poco importa si es por accidente,  y que sea visto, como un  efímero homenaje al amor que se tuvieron, pero más que nada, como un ahorro de espacio y  por qué no, también de algunas monedas.

Fridomanía.

Imagínese qué le puedo decir de un genio, y esposa de otro genio que le dieron a México un brillo internacional, mundial. Porque ahora se ha descubierto que Frida es una de las más grandes pintoras que hay. Fue una extraordinaria mujer, extraordinaria ciudadana política, hasta guerrillera creo que hubiera sido maravillosa. Una mujer increíble de quien aprendí mucho.

-Chavela Vargas, respuesta a la pregunta ¿Qué puede decir de Frida Kahlo?

CLAUDIA TOSTADO. Hay muchas Fridas. La Frida de Diego, Frida Kahlo, así, tal cual (y pongo primero la de Diego porque para ella así parecía estar la jerarquía de su existencia), las dos Fridas, la Frida artista, la Frida enferma y en cama, la Frida política que recibió a Trotsky en su casa, la Frida del corazón roto, la Frida escritora, la Frida feminista, la Frida de Chavela, la Frida de Coyoacán, la Frida de las flores, la Frida de las fotos, la Frida de la película de Julie Taymor protagonizada por Salma, la Frida de Vogue y la Frida de ahora, que es la Frida de moda y de la moda, la Frida intervenida, la Frida en las paredes, la Frida ilustrada, la Frida contemporánea; y seguramente muchas Fridas más, aunque es de esa última Frida de la que quiero hablar hoy.22 Ilustraciones tributo a Frida Kahlo creadas por artistas jóvenes

Frida Kahlo fue una mujer que a través de su historia de amor y su matrimonio, de su obra en pintura, en escritos y cartas, de sus posturas y su vida misma, dejó un legado importantísimo, y es de alguna manera, un ícono en la cultura mexicana y una representación de la mujer mexicana, y de una forma especial una proyección de lo femenino de nuestro país para el extranjero. Pero no voy a hablar de la historia de Frida. Seguramente su obra y biografía usted ya las conoce (si no es así, le invito a que lo haga), por eso, en este texto quiero expresar mi obsesión con la “nueva moda” de Frida Kahlo: la Fridomanía.

Frida

Se puede hablar de muchos aspectos de la vida y obra, y cómo ha trascendido hasta convertirse en un ícono femenino, pero más allá de que ahora en día de muertos, todas se quieren disfrazar como Frida (hola hermana) o de catrinas-Frida, o de todo el impacto que ha tenido en el mundo de la moda desde playeras hasta la alta costura (tema del que ha hablado ya Daniela Rivero en Fashion Blog México, y puedes leerlo aquí), y me parece obsesivamente impresionante como ha influido en el mundo del arte, y no precisamente por su pintura, sino ella como figura. Hablo de un fenómeno que no he visto con otras celebridades o personajes. Muchos, muchos artistas, tanto mexicanos como extranjeros, pintan a Frida, la ilustran, intervienen fotografías suyas, añadiéndole color y otras cosas, hacen canciones, y todo tipo de expresiones relativos a Frida. Mi intriga es: ¿por qué Frida? ¿es por su forma de vestir? ¿realmente les atrae por quien fue, su vida y obra? ¿su cara y sus facciones, la ceja, el peinado, las flores? Porque definitivamente también se ha hecho arte con Marilyn, o con Audrey, incluso se han hecho alteraciones de la Monalisa, pero nada en la escala en la que hay arte de la esposa de Diego. frida frida frida by clare owenPara Raúl Mejía, Frida forjó su propio mito y leyenda con la creación de su propio personaje que aparece en la mayoría de su obra*. Se le preguntó a Chavela Vargas qué fue lo que le aportó la obra de Frida a las mujeres en general y ella contestó: Todo. Toda la sabiduría de una mujer la aportó Frida a las mujeres de México y del mundo. Mujeres humildes, famosas, inteligentísimas, artistas de toda clase. Puso una nota de enseñanza, de pasión, de amor, de enseñar lo que es arte. Eso es lo que hizo Frida en toda su vida: enseñar y pulir al pueblo.

Fue gracias a una de mis redes sociales favoritas: Pinterest, que creció mi obsesión por la Fridomanía gráfica, he encontrado desde tatuajes de la cara de Frida, o de sus frases, hasta Street-art, pinturas con técnicas más desarrolladas, intervenciones de fotografías super interesantes. Aquí les comparto mi tablero para que vean todo lo que he encontrado de ella.

Como encontré una frase por ahí en internet: No es el arte de Frida, es Frida hecha arte. Y no se dónde nace esa necesidad de traer a Friducha en la playera, pero me encanta. Porque es un ejemplo de la versatilidad del arte, de hasta dónde puede llegar una imagen de diferentes maneras. Se pueden distinguir un sin fin de técnicas, nacionalidades, sentimientos, etc. Era solo Frida y la han convertido en un millón de expresiones magníficas.

Además en la música también hay grupos y artistas que se han inspirado en Kahlo para hacer sus letras, e incluso algunos videos, aquí les dejo algunos links:

Scar tissues – Red Hot Chilli Peppers   (Anthony Kiedis, vocalista de la banda, dedicó la canción a Frida.)

Pobre Frida – Tijuana No

Madonna ha reafirmado su gusto y admiración por Frida Kahlo, tal es el caso de su vídeo de 1994 Bedtime Story en el cual varias escenas están inspiradas en las famosas pinturas de la artista.

 

Este año se inspira en una fotografía tomada a Frida para la portada de su album Rebel Heart.

 

Frida y sus flores – Martha Sánchez

Florence + The Machine se inspiró en la pintura de Frida titulada “Lo que el agua me dio” en su canción What the Water Gave Me.

Joaquín Sabina la recuerda en su canción “Por el boulevard de los sueños rotos”, la cual en una estrofa dice: Diego Rivera, lápiz en mano, dibuja a Frida Kahlo desnuda.

Fito Páez en su canción “Lo que el viento nunca se llevó” menciona: “hoy Frida pinta del cielo desde allá”.

Ricardo Arjona en la canción “Sin ti sin mi” en una parte de la letra dice: “¿qué hace Frida sin sufrir?”

En la obscuridad – Belinda

 

Este es el link para el Soundtrack de la película “Frida” en Spotify:  Various Artists – Frida (Original Motion Picture Soundtrack).
Además también he descubierto en Spotify, un mundo de canciones que no he encontrado en YouTube, titualadas “Frida” o que hablan de Frida, o incluso álbumes completos, les dejo aquí el link de una playlist especial que hice:  Frida.

Frida es esto y muchas cosas más, y los invito a que compartan conmigo las imágenes, canciones, videos, historias, anécdotas y todo lo relativo a este gran personaje.

 

*Mejía Moreno, Raúl (2006). El simbolismo en la obra de Frida Khalo, p. 84-97

 

 

PEQUEÑOS GRANDES DETALLES

LUIS IGNACIO ESCOBEDO

El mundo está hecho de detalles como el color verde de un árbol, el aroma a tierra mojada, la vista del atardecer, cuando un hijo te dice papá, etc. Hay un sin fin de detalles que hacen la vida alegre, que la hacen ligera y divertida.

Artísticamente hablando, las obras de arte están hechas de pequeños pero grandes detalles que las vuelven magnificas y geniales. En el arte no todo puede ser contundente, no todo puede ser cuantitativo, sino subjetivo y cualitativo (aunque el gusto será muy personal, porqué en gustos se rompen géneros).

Con mas razón en la fiesta de los toros, que aún cuando las orejas son importantes y esas si son estadísticamente importantes, pues no siempre es lo mas relevante. Pinceladas como aquel trincherazo que pego el maestro Rodolfo Rodríguez “El Pana” en la México el 7 de enero del 2007, o el importante quite por chicuelinas de José Antonio “Morante de la Puebla” que vestía con un traje sangre de toro y oro en las Ventas de Madrid, o aquel duelo de quites entre Enrique Ponce y José Miguel Arroyo “Joselito”  en mayo de 1996 en las Ventas de Madrid, o el más reciente, este domingo 25 de enero en la Monumental Plaza México también por parte de “Morante de la Puebla” al apuntillar a su segundo toro parado  con la puntilla olee!!! escena torera y para recordar. Estás son corridas recordadas específicamente por esos pequeños grandes detalles.

Los detalles con torería, aquellos que te dejan ese aroma a torero, esas ganas de querer volver a verlo, que te hacen salir de la plaza toreando. Esos son los que hacen grande a la fiesta, los que la hacen no sólo un espectáculo sino un ARTE, un arte lleno de pinceladas que se graban en el corazón y se recuerdan siempre.

Los pequeños grandes detalles del público. No olvidemos que para los toreros también son importantes estos detalles y que también los esperamos de los aficionados en algunas ocasiones, como por ejemplo las salidas al tercio, a los medios, las vueltas al ruedo sin orejas o el famoso gallo que arrojaban los seguidores. Aunque todavía se usa, pues he notado que cada vez es menos y que ahora para dar la vuelta al ruedo es necesario portar un apendice.

El hecho de que un aficionado sepa valorar el esfuerzo, la torería o hasta el bien vestir del torero son detalles que hacen grande a la fiesta y motivan a los toreros, como también el sacar a los subalternos después de un buen par de banderillas o de un buen capotazo y también a los picadores por un gran puyazo.

La tauromaquia es grandeza y la grandeza se refleja en los actos.

Llenemos de estos pequeños grandes detalles la plaza de toros.

Segunda parte.

(Primera parte. aquí)

CLAUDIA TOSTADO

Sentada, esperando, todo y nada, llegó alguien y se sentó junto a mí. Muy cerca para ser un extraño, pensé. Pero tampoco me habló como si me conociera. Una situación incómoda, de las que se disfrutan. Pasó un rato, y se marchó. Fue hasta más tarde que yo sabría quién era. Pero no me adelantaré, ya llegaremos allí. Me acabé el café, mientras leía el periódico y fumaba pensando que, tal vez, en la edición dominical estaríamos, nosotros, en primera plana.

-Y se puede decir que sí estuvieron…- Se aceleró Andrés a comentar.

-Sí, pues sí, pero no por las razones correctas.- Respondió Catalina, sin alterarse. – Yo debí haber regresado al departamento, a esperarlo. Pero no, sentí que tenía que ir a otro lado. No estaba muy segura, pero caminé hasta que lo decidí. Fue entonces cuando llegué a tu casa.- Señaló a Andrés viéndolo a los ojos.-¿Eso que ya sabes, también lo cuento?-

-Sí, sí, necesito escucharlo de ti, todo esta tan borroso en mi mente, ya no estoy seguro de lo que en realidad pasó.-

-Me abriste la puerta y nos sentamos en la mesa de la cocina, estabas solo. Me explicaste que habías peleado con Adriana hacía dos noches, y que se fue, a casa de su hermana o algo. Me ofreciste té. Y aunque no soy muy de tés, acepté. ¿Con leche? Preguntaste… Un poco, respondí. Empezamos a hablar, de trivialidades, del clima y las noticias.

-¿Por qué se fue Adriana?

-Peleamos. Discutimos, no se…

-¿Por qué discutieron?

-¡Ay, Cata! ¿Qué quieres que te diga? ¿Qué discutimos por ti? Siempre discutimos por ti, ya lo sabes, no me hagas decirlo.

-Bueno, solo quería saber…

-¿Saber qué? ¿Si aún te quiero?

-Sí.

-Sí, sí te quiero. Nunca te voy a dejar de querer. Eres lo que más quiero, eso no va a cambiar. Pero tú, tú decidiste irte con Felipe. Y no te estoy reclamando, ya te reclamé suficiente. Ya sé que no vas a regresar. Creo que ya no quiero que regreses. No sé si quiero que regrese Adriana, tampoco. Ya no sé ni lo que quiero.

-Discúlpame por haber venido, yo no quería…

-No, no, está bien, no te preocupes. Perdón no debí ponerme así, pero es que es demasiado.

-Si…

-No quiero ser grosero, pero… ¿a qué viniste?

-No se…

Y así nos quedamos callados, no necesitaste una explicación, eso me pareció. Eran como las 2 de la tarde. Las 2 de la tarde no es una buena hora para casi nada. Aunque me sentía tranquila, muchas cosas pasaban por mi cabeza.

-No sé, quería verte. Despedirme.

-Ya nos hemos despedido muchas veces.

-Pero ahora es diferente.

-¿Por qué es diferente? Siempre dices lo mismo.

-Decidí que quiero pasar el resto de mi vida con Felipe.

-¿Te vas a casar?

-No, ya sabes que yo no creo en eso.

-¿Entonces?

-No te puedo decir demasiado, queremos estar juntos para siempre, aunque siempre sea muy poco tiempo.

-¿Qué estás diciendo, Catalina? Espero que no estés pensando en cometer una locura… No sé de qué hablas, pero, por favor, ¡por favor! Dime que no es una locura…

-Me tengo que ir. Solo quería verte. Despedirme.- Te abracé. Fue un abrazo corto, profundo. No como todos los abrazos de despedidas, que son largos y superficiales, dolorosos.

-Mira, no sirvió de nada la despedida.- Dijo Andrés, casi sonriendo. Cata lo vio con ironía, y también casi sonrió.

-No quisiera interrumpir su momento, pero, por favor, señorita, continúe.- interrumpió Cuenca, otra vez, aunque más calmado.

Salí de tu casa. Ya pasaban de las 3. Yo recordaba que Adriana, salía de su trabajo a las 4. No me quedaba de paso, pero fui.

Talento Zacatecano – 7a Feria del Diseño, Todo un Éxito; la 8a en camino

Se cumple ya un mes de que se dio en nuestra bella ciudad capital la 7a Feria del Diseño a la que invitamos a todos nuestros lectores. Estuvimos presentes en el evento y como conclusión a lo que fue todo un éxito y también como una invitación a que estén pendientes, ya que la 8a edición se está acercando, les compartimos las fotos que tomamos en el evento con un par de reflexiones acerca de la importancia de movimientos independientes, juveniles e innovadores como este.

DSC00109

La Feria de Diseño nos mostró la variedad de los productos y cosas que ofrece. Nunca encontraras lo que esperabas, con la combinación perfecta entre variedad, diversidad, gusto y belleza.

DSC00045

La variedad en su máximo esplendor. En esta Feria de Diseño, así como en las que vendrán, puedes encontrar los objetos más variados, pero cada uno de ellos único en su propia manera.

DSC00101

Las presentaciones artísticas además de la variedad de productos fue uno de los encantos de esta 7a edición de la Feria de Diseño.

DSC00097

Los cosmicómicos nos deleitaron con su humor poco convencional pero cautivador, en una frase la definición de la Feria de Diseño.

DSC00085

Los gustos culinarios más variados y sofisticados también fueron satisfechos en esta Feria de Diseño, gracias a la presencia de varios grupos dedicados a este arte.

DSC00026

En la Feria de Diseño pudimos encontrar grandes delicias para satisfacer todos los gustos. Desde paninis deliciosos hasta postres soberbios.

DSC00069

El arte, en conjunto con el diseño, estuvieron presentes en amplitud ambos días de la Feria de Diseño.

DSC00018

Colores, variedad, arte y sonrisas.

DSC00062

Feria de Diseño es un trabajo en equipo con lo que estos muchachos promueven el compañerismo y la responsabilidad.

DSC00056

Al darle una tarea a cada expositor, éste interactúa con los demás, cumple con el objetivo de llevar a cabo el evento bajo esta logística y se siente parte del mismo.

DSC00007

Las ofertas también estuvieron presentes en la Feria de Diseño.

DSC00016

Nuestros amigos de Tienda Farben, uno de los importantes colaboradores para la realización de la Feria de Diseño y quienes, como todos los integrantes de este proyecto, fueron de un apoyo increíble para la realización de nuestros artículos acerca de la Feria aquí en Voces Cruzadas.

DSC00036

La plaza Miguel Auza, en el centro histórico de nuestra bella ciudad, fue el escenario perfecto para este evento cultural. Sin embargo, sería bueno que las autoridades consideraran prestar espacios aún más amplios ya que el evento sigue creciendo.

DSC00020

La Feria de Diseño se creó para darle fuerza el diseño local, que se encontraba abandonado; también para conocerse entre diseñadores y artistas, y así, poder darse a conocer.

DSC00001

Utilizaron una plaza de nuestra ciudad para darle vida a los espacios públicos: darle un aire distinto con el diseño a la comunidad zacatecana.

DSC00021

En la Feria de Diseño la gente puede encontrar cosas innovadoras con propuesta, donde se ven los nuevos talentos, y que hay profesionistas que están preparados y que se dedican a esto. A veces no sabemos que hay personas dedicadas específicamente al arte y la cultura.

DSC00037

Ya con la pasada 7ma. Feria y la 8va. en puerta, se empiezan a dar a conocer los diseñadores zacatecanos. Esto es una plataforma para ir sembrando y cosechado para que se sigan dando frutos en el arte y la cultura en Zacatecas.

DSC00006

Para los jóvenes zacatecanos, emprendedores y creativos, la Feria es una opción para salir de las opciones convencionales, cuando no se tienen los recursos para pagar una renta, aquí encuentran un escape para crecer, crear un flujo de efectivo, vender sus productos, financiar proyectos y crecer.

DSC00116

Cuando asistes a las Ferias de Diseño no solo apoyas al talento local, te das cuenta que ellos como creadores elaboran sus productos, piezas únicas, que te ofrecen exclusividad, un servicio más personalizado. Que la gente que te atiende son los mismos creadores, quienes conocen el producto, porque lo elaboran y así, te hablan de él. Te ofrecen un plus y salen de lo tradicional, que es la compra en la tienda.

Tributo de los toreros

Luis Ignacio Escobedo

En el toreo no todo es grandeza. En ocasiones, los toreros pagamos un alto tributo; con nuestra propia sangre, nuestro cuerpo e incluso con la vida.

No cabe pensar que alguien disfrute al recibir cornadas. Obviamente no es que nos guste, sino todo lo contrario, pero sabemos que tarde o temprano llegará el percance; sea el bautizo de sangre o la siguiente cornada.

La primera cornada es una prueba de fuego, porque nadie sabe como reaccionará el torero después de sufrirla. Se dice que por los agujeros de las cornadas se escapa el valor, pero también que te curten como persona y te hacen madurar como torero.

Para algunos toreros las cornadas son medallas al valor, a la hombría, al honor.

Son marcas en el cuerpo que cada día te hacen recordar que estás vivo y que eres torero.

En la fiesta hay de todo: Los que tienen una docena de cornadas, los que murieron en el ruedo por asta de toro y los que, en su vida como torero, nunca sufrieron un percance, como el Maestro Mariano Ramos (Q.E.P.D), un torero poderoso y muy hábil en la lidia.

Los toreros estamos expuestos y si no es una cornada, puede ser una fractura. Lo que es seguro, es que de un centenar de volteretas no te salvas.

En ocasiones, resulta peor una fractura que una cornada ya que el tiempo de recuperación es a veces más largo. Esto desde el descubrimiento de la penicilina, claro. Antiguamente, las cornadas infectadas te llevaban a la tumba. El Doctor Fleming tiene por ello una merecida estatua en la plaza de Las Ventas de Madrid.

Esta semana hemos vivido momentos de angustia en todo el mundo taurino ya que ha habido muchos incidentes en muy poco tiempo. En Madrid suspenden la corrida del martes por haber sido cogidos los tres alternantes, y en México el saldo es peor ya que dos toreros han dejado la vida en el ruedo, un forçado a quien una cornada le seccionó la arteria ilíaca y, un día después, un novillero que recibió una cornada en el abdomen, que le perforó las vísceras.

Es una desgracia, hombres jóvenes, fuertes, y con toda la vida por delante, acaban sus vidas en la plaza. Eligieron la profesión de ser toreros y tuvieron que pagar un tributo demasiado alto. Estoy seguro , o casi seguro, de que están contentos por haber fallecido de ese modo, haciendo lo que les gustaba hacer. Olé, olé y olé por ellos.

Es muy fácil criticar al torero, pero el torero hace sacrificios. Detrás de un torero hay una juventud perdida, o empeñada por cumplir un sueño. Perdemos amigos, momentos familiares, vacaciones, fiestas y diversión, por entrenar.

Dejamos el alma todos los días por mejorar y superarnos.

El sacrificio por un sueño, nuestro sueño. Sacrificio para el espectáculo.

Ante todo la dignidad que un ser humano merece y más el torero, porque se juega la vida.

“Vivir sin torear, no es vivir” José Tomás