Tag Archives: aviones

Daniel, el pato de soporte emocional.

Gisel Alvarado

Buenas noches queridísimos lectores, el día de hoy les vengo a platicar un poco sobre los animales de servicio dentro de un avión, el más típico y común es el perro lazarillo; ya todos sabemos que su función principal es ser los ojos de la persona con dificultades visuales a cargo de él, normalmente son perros de raza grande y por ello ocupan casi siempre los primeros asientos del avión para que puedan ir cómodamente junto a sus amos. Cuando he tenido el honor de transportarlos, me he dado cuenta que son animales extremadamente educados, y aún que no me pueda resistir el querer acariciarlos, es muy importante respetar el hecho de que se encuentran trabajando y no deben ser distraídos (muchos incluso traen consigo ese anuncio escrito en el arnés).

Por otro lado, tenemos a los animales de soporte emocional; la función de estas criaturitas del señor es mantener estables emocionalmente al pasajero en cuestión. Muchas de las veces, éstas personas sufren algún tipo de trastorno o incluso alguna capacidad diferentes que los obliga a mantener a sus mascotas cerca para sentirse tranquilos.

-Alguna vez me tocó el caso de una persona que sufrió un asalto de manera muy violenta y después de acudir a terapias, se le aconsejó llevar consigo siempre un animal que lo hiciera sentir seguro.-

La mayoría de las aerolíneas normalmente maneja a los animales de soporte emocional estrictamente como perros y gatos, pero ¿quiénes son ellos para limitar la opción de las personas para elegir a su compañero fiel? A continuación les mostraré unas fotos de Daniel, el pato de soporte emocional que alguien llevó a su vuelo, además trae puesto un pañal ¿no es lo más adorable del mundo mundial? Que tengan un excelente inicio de semana.

6ea3d3fe-00c1-4577-8c59-211e1ae117ba 7a17ad3f-29b1-4b42-b8de-4bd05a991451

*las restricciones para animales de soporte emocional varía entre una aerolínea y otra.

*fotos cortesía de Twitter.

El jugo de tomate sabe mucho mejor en las alturas.

Gisel Alvarado

Antes de comenzar con el artículo sobre el jugo de tomate en específico, me gustaría recalcar el hecho de que muchísimos pasajeros, a pesar de ver lo que contiene el carrito de servicio para ofrecerles, siguen pidiendo sabores diferentes a los que están frente a su cara; piña, durazno, mango, uva… Really nigga? Los aviones no son como Wal Mart que tiene todos los sabores de jugo que se te ocurran.
Existen solo tres, generalmente. Naranja, manzana y tomate; esto es en un principio porque los jugos suelen servirse durante la mañana, y como todos sabemos el jugo de naranja ha sido considerado como parte del desayuno desde tiempos inmemorables, el segundo es para tener otra opción y es de manzana porque generalmente es un sabor universal o ¿conoces a alguien que no le guste la manzana? Exacto.
El de tomate en realidad no sé por qué es de ese sabor pero si sé porqué sabe mejor a 30,000 pies sobre el nivel del mar.

Cuando estamos a esa altitud, la presión de la cabina es baja, esa presión baja ocasiona que la sangre reciba menos oxígeno, lo que hace que nuestros receptores de olor y sabor sean menos sensibles. La mucosidad dentro de nuestras cavidades nasales también se expande dentro de este ambiente de baja presión, ocasionando disminuir aún más el sentido del gusto, y encima de eso, la mayoría de las aerolíneas mantienen la humedad de la cabina de un 10 a 15%, esto seca nuestras narices y bocas más o menos como si estuviéramos resfriados, cortando todavía más el sentido del gusto. Los dulces son menos dulces, la comida salada es menos salada y es más difícil saborear ciertas hierbas y especias (a menos que sea curry), pero al parecer el jugo de tomate saca lo mejor de sí.
Una característica de los tomates es que son ricos en sabor “umami” un término japonés denominado a lo sabroso que va incluido dentro de los 5 sabores básicos. Este sabor umami es inmune a los efectos producidos por la baja presión en la cabina, ocasionando que el jugo de tomate sea mucho más refrescante y delicioso.

A la próxima que viajen, tomen jugo de tomate al nivel del piso y después en el avión y notarán la diferencia. Además de que por ser un líquido espeso, produce saciedad en el estómago, por si no han comido nada o planean no hacerlo en las próximas horas.

15 datos que quizá no sabías sobre aviación

Gisel Alvarado

Hoy domingo les traigo una lista de detallillos curiosos sobre la aviación para cerrar la semanita con un poquito más de conocimiento general, recuerden siempre que “knowledge is power” e imaginen la cara de un perezoso desvaneciéndose sobre la playa, o pueden imaginarse a ustedes mismos, aquí todo se vale…

1.- El suelo que pisamos en el avión es cartón.

2.- Los aviones vuelan en un promedio de 32,000 a 39,000 pies sobre el nivel del mar.

3.- Dentro de la cabina de un avión en vuelo, hay una “altitud” artificial de masomenos 7,000 pies.

4.- El ser humano, en promedio, puede estar sin ayuda de oxígeno artificial hasta una altitud de 14,000 pies.

5.- Si un avión en vuelo pierde esta presión artificial en la cabina, el tiempo de reacción consiente del ser humano es en promedio 10 segundos, en fumadores o gente poco sana puede reducirse hasta 4 segundos (aguas con los vicios).

6.- Las mascarillas de oxígeno caen automáticamente frente a tu cara en una despresurización (fiuffff).

7.- Pero el flujo de oxígeno dura 15 minutos nada más. Tiempo suficiente para que el avión baje “en picada” a una altitud de seguridad (14,000 pies o menos).

8.- A diferencia de los coches, los aviones no tienen llave y sus puertas pueden ser abiertas por dentro y por fuera.

9.- Los aviones no envejecen por kilometraje, sino por horas de vuelo.

10.- El tanque de combustible esta en las alas.

11.- No existe la fila número 13 (malditas supersticiones).

12.- Los tripulantes aéreos estamos literalmente más cerca del sol y por ende, expuestos a niveles de radiación mayor que cualquier otra persona, esto entre otros factores, ayuda a disminuir nuestro promedio de vida (YOLO).

13.- Debido al oxígeno artificial y la capacidad del organismo para asimilar el alcohol, una cerveza en vuelo cuenta como tres en tierra.

14.- El número de sobrecargos a bordo de un avión depende de la configuración de asientos que tiene el mismo.

15.- Al evacuar un avión, el deslizamiento por el tobogán es tan rápido que te quemas las nalgas, pero es eso o morir.

¿Por qué el miedo a volar?

Gisel Alvarado

La pregunta del millón que se le hace a cualquier tripulante aéreo es: ¿y no te da miedo volar?
La respuesta por supuesto es no, ¿ustedes deberían temerle? Tampoco, pero vamos a analizar el por qué de este sentir de la mayoría de los pasajeros.

El ser humano, naturalmente, le tiene miedo a lo que no conoce, así pues trataré de explicar qué es lo que causa que se pongan a rezar el rosario en vuelo y con suerte lograré que disfruten las turbulencias tanto como yo.

Antes que nada, conviene recordar que el avión es el medio de transporte MÁS SEGURO QUE HA INVENTADO LA HUMANIDAD. Y si les sirve de consuelo, ningún avión se ha caído nunca por turbulencia.

Vamos allá.
El asunto en cuestión es la Magnitud; el gran tamaño de un avión, más la larga distancia que va a recorrer, más la inmensa altitud a la que volará a más de 900 kilómetros por hora es la receta perfecta para el temor. Y para colmo, está la turbulencia, que es capaz de sacudir al avión, jalarlo, empujarlo y hacerlo caer varios metros, pero en todo caso no es algo para que el avión no esté preparado, recordemos que los aviones están diseñados para no caerse.

La turbulencia es aire enroscado de manera caótica, el aíre es un fluido y en los fluidos puede haber corrientes, las causantes de estas corrientes son la humedad, el frío, el calor, demás cambios climáticos e incluso la misma rotación de la tierra contra la dirección del viento. Estos son factores que nadie puede controlar pero que el avión puede evadir.
La nube más peligrosa para un avión tiene el nombre científico de Cumulonimbus, la cual es responsable de la turbulencia extrema, puede llegar a medir hasta 20 kilómetros de alto desde su base, y dentro de ella pueden encontrarse granizos del tamaño de un balón de fútbol, esto obviamente tira un avión pero aquí no se trata de meterles más miedo, sino de quitárselos, es por eso que el avión, tan precioso, cuenta con un radar en sus controles que detectan estas nubes con anticipación, para que así los pilotos puedan darle la vueltita lo más que puedan sin desviarse de su ruta asignada.
La próxima vez que viajen en avión y éste se mueva mucho, no es que el capitán “maneje” mal el avión, es que van atravesando una zona turbulenta que no pone en riesgo la seguridad del vuelo. Por eso hagan caso por favor y abróchense los cinturones de seguridad para evitar que caigan de sus asientos. Hagan de cuenta que están en Six Flags y disfrútenlo lo más que puedan.

Recuerden que pueden amargarse la vida pero no perderla.

30a7e6eb-808e-43e2-ac41-69244cabfc3b