Tag Archives: censura

¿Advertencia o rumor?

Es indudable que se viven tiempos difíciles para la sociedad mexicana, la falta de crecimiento económico adecuado para satisfacer las demandas de empleo y bienestar han ocasionado que la percepción de falta de seguridad pública sea un problema que antes no se tenía. A pesar de que los medios de comunicación por acuerdo han disminuido las notas periodísticas relacionadas con hechos delictivos, no pasa una semana sin que escuchemos algún rumor sobre un secuestro, asalto, asesinato u otro delito ya sea a alguien cercano o al amigo de un amigo.

La falta de información oficial o la falta de credibilidad sobre la poca que se da, hace que la sociedad llene esos huecos con información de dudosa credibilidad, haciendo uso del Internet para difundirla aprovechando la libertad que este medio ofrece, pero con alto riesgo.

Hace unas semanas circulo por la red una serie de rumores sobre grupos de secuestradores de niños instalados en el estado. Los rumores fueron tan grandes que el procurador Arturo Nahle salió a desmentir los hechos en varias ocasiones, sin embargo el rumor persistió. Tal fue el temor que se creó, que la escuela Soledad Fernández sacó un boletín  dirigido a los padres de familia informándoles de los rumores y recomendando a los padres que tuviesen cuidado de sus hijos fuera de las instalaciones.

Este hecho no es nuevo, desde hace mucho tiempo algunos “bromistas” han usado las redes sociales para difundir información falsa y México no es el único país donde esto sucede. La información existente en la red es tan extensa que en muchas ocasiones es difícil distinguir la fidedigna de las mentiras, sumando a la falta de costumbre de la gente de revisar la fuente de algunas notas llega incluso a lo absurdo de creer notas como las reportadas en el blog El Deforma.

Regular el contenido de la red para evitar este tipo de “bromas” daría paso a la censura y la red perdería su valor como espacio de expresión, por lo que la alternativa para evitar caer en este tipo de engaños es intentar que los usuarios del internet aprendamos a distinguir el tipo de información, al mismo tiempo que los gobiernos deberán actuar con más celeridad para evitar que los rumores que puedan crear un cierto pánico en la sociedad crezcan de la forma que lo hacen.

Lamentablemente vivimos tiempos en que los alarmistas lo tienen fácil para crear pánico en la sociedad, difundir rumores o información no certificada puede a largo plazo revertirse y dejar pasar información útil que puede prevenir una tragedia por el hecho de ignorarla. Está en nosotros hacer un uso adecuado de la red, si bien no hay que depender de solo de la información de los gobiernos, si hay que tratar de aportar información bien documentada o en su caso investigar las fuentes y ver si son confiables. No creo que deban llegar rumores sobre la inseguridad para tomar precauciones en nuestro día a día y menos en estos tiempos, si queremos una red libre, usémosla inteligentemente.

#EPNvsInternet

ROGELIO CÁRDENAS

Capítulo primero de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos:

Artículo 1. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales…

Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Año 2006, la indígena ñañu Jacinta Francisco Marcial es encarcelada durante tres años acusada de secuestrar a un grupo de agentes federales; sí, por secuestrar a seis agentes federales en un tianguis de Santiago Mexquititlán, municipio de Amealco de Bonfil, Querétaro. En diciembre del 2008, Jacinta fue condenada a 21 años de prisión, un año más tarde ante la falta de solidez de las pruebas, un juez decretó su liberación el 15 de septiembre del 2009, tres años violando sus derechos humanos.

Año 2010 los indígenas originarios de Atla en la sierra norte de Puebla, José Ramón Aniceto Gómez y Pascual Agustín Cruz de 64 y 48 años respectivamente, son encarcelados por casi tres años acusados injustamente por un delito que no existió y por el que no podían defenderse por no hablar español hasta que una orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó su inmediata liberación. Activistas sociales que demandaban el uso gratuito del agua en su comunidad que les fueron violados sus derechos por tocar intereses económicos de un cacique local.

Ejemplos como estos los hay por cientos en nuestro país, la violación de los derechos expresados en la constitución es una acción común para nuestras autoridades que provoca que la sociedad en muchas ocasiones le tenga el mismo miedo a los supuestos impartidores de justicia que a los delincuentes, y ese miedo esta plenamente justificado.

Es así como actúan las autoridades y bajo esa premisa es inevitable que los usuarios de internet hayan comenzado un nuevo ataque al presidente Enrique Peña Nieto por las reformas en materia de telecomunicaciones que están en discusión en el Congreso de la Nación y es que el internet y sobre todo las redes sociales son una herramienta que puede resultar muy peligrosa para los gobiernos o para la sociedad y en la lógica del autoritarismo, esta herramienta debe ser controlada.

En el artículo titulado “VIERNES DE SILENCIO POR CALLAR Y POR TANTO RUIDO” (que pueden leer aquí http://goo.gl/5Of8k5 ) Bruno Zarazúa dice que el cierre de sitios solo ocurrirá en caso de amenaza a la seguridad del Estado Mexicano y es ahí cuando surge la pregunta ¿Qué es una amenaza para la seguridad? Bruno da el ejemplo de poner bombas en los pinos, pero quizá para el gobierno sea igual de amenazante una convocatoria social a la desobediencia civil o la divulgación de información clasificada o simplemente una foto que no le guste al presidente, porque en la ley no se expresa de manera explícita que significa una amenaza a la seguridad y queda sujeta la aplicación de la ley al criterio de quien gobierna y este tipo de acciones no están lejos de las que realiza Maduro en Venezuela o Castro en Cuba, por mencionar algunos.

Aunque suene raro que los derechos humanos estén expresados en nuestra constitución no es garantía de que podamos ejercerlos. Como mencioné, existen muchos ejemplos que lo demuestran, ¿quién me garantiza el derecho a un internet libre? En este país bajo los términos expresados en la reforma nadie lo puede hacer.

Viernes de silencio por callar y por tanto ruido

Por: Bruno Zarazúa

 “Al final, no recordamos las palabras de nuestros enemigos

 sino el silencio de nuestros amigos”.

Martin Luther King

Una persona que se informa y toma parte de la vida política, económica y cultural de su pueblo, puede llamarse ciudadano, porque siendo participe de la transformación de un pueblo es, como se escribe la historia.

La apatía que se le tiene a los temas políticos es entendible, todos dicen de uno y de otro: “es más de lo mismo”. Entre tanto alboroto y algarabía que causan las campañas para la promoción del voto, y después de tres meses de bombardeo audio visual, se entiende que ya nadie quiera saber nada de política.

Pero es justo dentro de la política donde se toman todas las decisiones que afectaran a nuestra cotidianeidad y a nuestras propias decisiones, no importa si eres empleado, “nini”, constructor, burócrata, comerciante, estudiante, jubilado o Godínez, todos vamos dentro del mismo barco. Porque con cada decisión que se toma en la cámara de  Senadores y en la de Diputados afectan directamente a nuestro presente y nuestro futuro.

Es justo este momento, fuera del ruido de las campañas de promoción y publicidad, en el que se vuelve más importante la participación ciudadana, se requiere de estar atentos e informarse de lo que ocurre en el país. Pero entre tanta cosa que se dice, tanta cosa que pasa, y otras tantas que se callan, pareciera que ya nadie sabe lo que realmente pasa. Es por eso que debemos de tener criterio e informarnos de varias fuentes para que nadie nos diga si está bien o está mal lo que pasa.

Circula por la red un llamado a la movilización #ContraElSilencioMX , el llamado es para salir a las calles y protestar en contra de la Ley Telecom, el comunicado que está ya en la red, justifica su convocatoria diciendo que el internet dejará de ser libre, que cerraran blogs que hablen en contra de los políticas de gobierno. Antes de salir a las calles les diría a río revuelto ganancia de pescadores, infórmense antes de actuar. Es en las leyes secundarias de la Ley de Telecomunicaciones, en donde supuestamente se dice esto de cerrar blogs y suspender comunicaciones; lo que la propuesta de Ley dice es que se suspenderán comunicaciones cuando estás representen un atentado a la Seguridad de Estado, es decir, a menos que  estés planeando poner bombas en los pinos, no te preocupes, tu blog no será cerrado ni aun que fueras Chumel Torres y sus mentadas de madre. Por qué en México la constitución nos garantiza libertad de expresión.

Aunque no coincida contigo defenderé tu derecho de expresarlo, porque al final de eso debería de tratarse la política de defender ideales y proyectos, no de campañas y ruido.

Mi postura es que se abra al debate y al dialogo las propuestas que están en las cámaras, brindando a la ciudadanía mayor certidumbre de que sus voces están siendo escuchadas, la censura y el control no deben de ser la solución, se debe de velar por el respeto a las garantías constitucionales.

La peor de las actitudes es la indiferencia, varios nos lo han recordado entre ellos Stephane Hessel, no calles las injusticias, participa activamente en la vida política de tu lugar, intégrate. Somos más los que queremos hacer las cosas bien, los que creemos que se puede hacer un gobierno transparente y que trabaje por su compromiso con la sociedad y de nadie más.

Hasta la próxima.

La sofisticación de la ignorancia

Por Bruno Zarazúa

“El exceso de información es obra de deformación”

Facundo Cabral

Nunca antes se había visto tanto flujo de información como en esta era digital. En este mundo cada vez más interconectado y con la ayuda de las redes sociales, nos hemos convertido cada uno de nosotros en una suerte de fuente de noticias, causando con esto una especie de teléfono descompuesto, que muchas veces resulta en perjuicio de la sociedad.

Los avances tecnológicos como los smartphones nos permiten mantenernos enterados de lo que ocurre en el mundo en tiempo real, porque no solo queremos información, la queremos rápido. Pero el acceso instantáneo a la información, no siempre resulta beneficioso, pues con la avalancha de información que se produce en las redes, no resulta nada sencillo el poder filtrar para asimilar lo que es verdad de lo que es mentira, lo importante de lo accesorio, lo que es conocimiento de lo que es ruido, lo que sirve de lo que no sirve.

Umberto Eco conocido intelectual italiano califico a la internet como un “mundo salvaje y peligroso para las personas ignorantes porque la Web no filtra nada, es buena sólo para el que sabe dónde está el conocimiento. Habrá multitudes de ignorantes usando internet para tonterías: chat, noticias irrelevantes y juegos”.

No solo en Zacatecas, sino en algunos otros estados de la república, ha surgido en las redes sociales un rumor sobre personas disfrazadas de payasos, enfermeras, paleteros o dulceros, que permanecen afuera de las escuelas, y aprovechándose de la inocencia de l@s infantes, tratan de secuestrarlos para robar sus órganos, este rumor ha sido desmentido por las autoridades en más de una ocasión. Este tipo de rumores no es nada nuevo, en mi época infantil lo era un señor con un costal; la diferencia es que el acceso a internet no estaba tan generalizado, y por lo tanto esos rumores no volaban tan rápido ni causaban tanto pánico en la sociedad.

No estoy diciendo que todo lo que se publica en las redes sea mentira o simples rumores, yo mismo he sido testigo de algo que en un principio catalogue como basura o spam y que termino salvándome; en alguna ocasión recibí una cadena de correo electrónico donde se ponía en sobre aviso a la población de Guadalupe y Zacatecas, de un sujeto que se identificaba de nacionalidad italiana, que se acercaba a la gente con el pretexto de que tenía un lote de artículos (ropa, perfumes, celulares, electrónicos) que alguna cadena comercial le había regresado y por cuestiones de aduana le resultaba más práctico el venderla por fuera que regresarla a Italia, una vez ganándose la confianza de la gente, este tipo y sus cómplices aprovechaban para hacer un secuestro exprés y robar todas las pertenencias de la víctima. Estando en Fresnillo, me aborda un sujeto con las mismas características y el mismo discurso que anteriormente había leído en el correo, lo recordé casi letra por letra, de tal suerte que no fui víctima de esta red de estafadores.

Censurar o controlar la publicación de textos, imágenes, audios o vídeos en la red no debe de ser la solución, la democratización del internet no puede ponerse en peligro, eso pudiera llegar a ser perjudicial pues se pudiera coartar la libertad de expresión en el medio de comunicación más individualizado que hasta ahora ha existido.

Es cierto que no todo lo que circula por las redes es verdad, debemos de aprender a discernir, lo que pueda ser realidad de lo que pueda ser mentira, antes de divulgarlo y propagarlo por las redes,  le pudiéramos llamar alfabetización informacional.

El hecho es que nos encanta este ritmo rápido. Todos tienen ahora una plataforma global en la que pueden gritar sus opiniones y manifestar sus creencias.

Una buena estrategia para evitar que la mala información desplace a la buena, sería el auto-control. Tomarse un respiro, reflexionar, verificar, confirmar los hechos, antes de arriesgarse a sumar errores a la corriente.

Con los criterios suficientes para evaluar el carácter y naturaleza de la información, seremos capaces de seleccionar la información que contribuya positivamente al acervo cultural y al desarrollo intelectual. Disminuyendo la vulnerabilidad a la intoxicación informativa que producen los medios de comunicación.

Por que cómo dijo una vez Malcom X: “una mentira recorre medio mundo, mientras la verdad esta apenas poniéndose los zapatos”, ¿o fue Mark Twain el que lo dijo? (O_o) ( o_O)

Hasta la próxima.