Tag Archives: Chivas

Masaje sin final feliz

Juan Pablo Núñez Borrego

Mi primer articulo en voces cruzadas escrito el día 3 de Abril hablo sobre la contratación del técnico argentino para dirigir a unas chivas en crisis, titulado “LaVolpe: saving chivas?” es curioso porque el titulo de aquel articulo no coincide para nada a la actualidad del rebaño, a pesar de haberlo escrito hace apenas un mes, pero ¿quien iba a pensar que Chivas tuviera mas problemas de los que ya tenía y ahora también extra cancha?

Como ya todos saben LaVolpe fue destituido de su cargo por el problema que tuvo con la podóloga de Chivas la cual acusa al argentino de hostigamiento sexual, de hecho ya interpuso la denuncia en un juzgado penal donde declara que LaVolpe llego a su consultorio en bata pidiéndole a ella que lo tocara.

Por otro lado, en la versión de LaVolpe la cual manifestó en conferencia de prensa la semana pasada, coincide con la podóloga en que fue a verla, pero el dice que solo fue para verificar que daba masajes lo cual según el confirmó al ver una pomada de árnica que nada tiene que ver con uñas y pies.

Yo no se quien tenga la razón, para eso están las autoridades competentes, me llama la atención los comentaristas deportivos que parecen de ventaneando o ministerios públicos opinando del tema.

Esto puede ser una cortina de humo porque se habla mas de Belén Coronado (la podóloga más famosa de México) que del problema de descenso de Chivas.

Chivas: destroyed Lavolpe? puede ser, creo que debieron de haber arreglado este conflicto sin necesidad de hacerlo público ya que ambas partes tienen familia y una reputación que cuidar.

Quien sabe si hubieran tomado las mismas medidas contra LaVolpe de haber dado mejores resultados ya que el escándalo se hizo publico 12 días después del presunto hostigamiento sexual y luego de que Chivas quedara fuera de la liguilla del fútbol mexicano.

Hablando del futuro de chivas se dice que podría llegar Vucetich o el Chepo de la Torre para suplir al ahora demandado.

Ojala las chivas mejoren por respeto a su historia y afición.

LaVolpe: saving Chivas?

JUAN PABLO NÚÑEZ BORREGO

Polémico, mediático pero también talentoso.

Así es Ricardo Antonio LaVolpe, director técnico cuya personalidad es extrovertida, agresiva e inteligente que se refleja en el terreno de juego y es justamente lo que necesitan las chivas: alguien que proponga, que juegue para delante, que no se conforme con empates, que juegue a ganar, a arriesgarse sin miedo a nada.

Porque es preferible perder puntos (jugando bien), que perder seguidores (jugando mediocre).

Chivas es un equipo grande, de mucha tradición y con una gran afición. Por lo tanto tiene que jugar mejor, ser un equipo competitivo y con gran plantel; el señor Vergara debería de tomar en cuenta esto e invertir mas en mejores jugadores.

Fue lamentable ver el clásico pasado donde un

América que no pasa por su mejor momento goleo a las Chivas 4-0 en el estadio Omnilife.

Han habido decisiones malas en la directiva del rebaño sagrado en los últimos años como cuando contrataron a los holandeses que desconocían del fútbol mexicano, o lo que le hicieron al portero Luis Michel que tuvo que emigrar al fútbol de Costa Rica.

Sin embargo la contratación de LaVolpe es un gran acierto, porque a él le gusta experimentar con las fuerzas básicas, algo que es fundamental en Chivas ya que su dueño invierte poco y su posición en el mercado es más difícil porque juega con puros mexicanos y se los venden más caros.

Chivas cuenta con las mejores fuerzas básicas del país actualmente. Espero y LaVolpe haga lo que hizo con Atlas en 1999 cuando un grupo de jóvenes entre ellos Rafa Márquez y Juan Pablo Rodríguez estuvieron a punto de lograr el campeonato jugando de una manera extraordinaria.

A los que critican a LaVolpe ya se les olvido la forma de jugar de la Selección en la copa confederaciones y en el mundial del 2006 cuando casí le ganan a Argentina con su particular estilo de juego con linea de cinco utilizando a dos carrileros como lo hace su discípulo y ahora técnico del Tri Miguel Herrera.

Espero no decepcione.