Tag Archives: crianza

No solo hay tinto (parte 2)

ANDREA PEREZ CASTILLO

Buen día amigos enófilos, ¿se acuerdan que en el artículo pasado hablamos de los vinos más conocidos? Espero que ya hayan experimentado con un vino blanco, rosado, tinto o espumoso.

Ya que conocemos los más comunes, es momento de hablar de otros nombres que clasifican a los vinos e incluso otros vinos elaborados de maneras distintas que nos confunden al mencionarse.

¿Han escuchado hablar de los vinos jóvenes, gran reserva y otros nombres exuberantes y muy adornados que suelen utilizar al hablar de vino? Pues una vez más es momento de quitarnos el miedo y seguir aprendiendo.

Comencemos con los vinos de mesa. A muchos nos confunden con esto, es simplemente los vinos que acompañan a tus comidas, desde aperitivos, platos fuertes, etc.

Vino seco: es el vino que presenta cantidades mínimas o nulas de azúcar.

Vino joven: es un vino nuevo, de la cosecha más reciente y que no pasó por crianza en barrica.

Vino de crianza: es el vino que ha pasado por barrica, los meses que decida el enólogo.

Vino orgánico: vino elaborado sin o con una mínima cantidad de productos químicos ya sea durante el ciclo de cultivo o durante la vinificación.

Vino de autor: es un vino especial con estilo particular, es un vino que se nota quien lo elaboró.

Un coupage: es un vino elaborado con más de una variedad de uva.

Vino reserva: es el vino que ha pasado por barrica de 24 a 48 meses.

Vino gran reserva: es el vino que ha pasado por barrica por 38 meses.

Vino generoso: vino al que fue adicionado agua ardiente durante la fermentación. Cuando se realiza esta actividad, lo que sucede es que se corta el proceso de fermentación alcohólica y esto implica que no se trasformen todos los azucares en alcohol. Es un vino con alta graduación alcohólica.

¿Qué tal? ¿Verdad que no solo hay tinto? Y eso que aún nos faltan unos cuantos más. Pero no quiero asustarlos con tantos conceptos, acuérdense que esto es para disfrutar. Cada semana aprenderemos algo nuevo juntos.

Y ahora la recomendación. No se vayan con el error más común de todos al comprar una botella de vino. “Yo compro el vino más caro porque es el más bueno”. Eso es una gran mentira, existen excelentes vinos a precios muy bajos así que yo les recomiendo no se vayan con esa finta.

¡A probar y experimentar con su paladar!