Tag Archives: elecciones zacatecas 2016

Con los dedos sobre la puerta

por Bruno Zarazúa
“Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos.”
 Octavio Paz

Después de 8 semanas de intenso (para los que se levantan antes de las diez) trabajo, por fin han concluido las campañas electorales. Es así que ahora nos encontramos en el periodo de veda, momento en el que alejados de tanto ruido deberíamos aprovechar para sopesar las propuestas que nos han entregado cada un@ de l@s candidat@s.

En verdad es muy importante valorar el proyecto de l@s candidat@s y meditar sobre el Zacatecas que queremos, para elegir es imprescindible tener un voto informado. Y para esto es preciso analizar el perfil personal de cada una de las propuestas.

Tal vez sería pertinente hacer en este espacio un breve análisis de dichos perfiles, pero independientemente de las líneas que escriba, estoy seguro que más de un@ dirá que no soy imparcial.

Motivo por el cual la valoración y la medición de propuestas las dejo a su amable consideración, haciendo solamente un llamado de no dejar la elección al azar. Dejo aquí una reflexión sobre la mesa, mientras la ciudadanía permanezca indiferente, y apática a la participación, poco se lograra para alcanzar un Zacatecas más próspero, como mencione en alguna otra ocasión: “… Y como la política a much@s les causa malestar estomacal, se mantienen al margen de está, mientras que la política no se aleja de nosotros y cada decisión que se toma o se deja de tomar nos afecta directa o indirectamente. Cuanto más alejados estemos de la política mayor campo de acción damos para malos manejos al@ corrupt@ y cuanto más interesados y participativos permanezcamos más reducimos el margen de maniobra de est@s.”

Es así a que los invito a participar en estas próximas elecciones, hagamos valer nuestro derecho, pero en esta ocasión que no quede allí, mantengámonos activos dentro de los asuntos públicos, solamente con la participación de tod@s podemos transitar al Estado que anhelamos.

Aparte de que con su participación en esta contienda electoral obtienen beneficios inmediatos, como por ejemplo 10% en el consumo de los restaurantes asociados en la CANIRAC si presentas tu dedo entintado (consultar bases), café gratis en tiendas de auto servicio participantes, imagínate todo esto para incentivar la participación de una población apática. Pero sobre todo, ejerciendo tu derecho estas aportando un grano de arena para el beneficio de tod@s.

Los verdaderos rivales a vencer son el abstencionismo, la apatía, y la pobreza. Lástima que algun@s sean tan viscerales y en lugar de razonar, se dejan llevar por la emoción y el sentimiento (aunque este sea negativo)  y se dediquen a insultar y a descalificar, tan solo por el hecho de pensar distinto y apoyar un proyecto diferente que tiene un mismo fin.

No me queda más que agradecer su amable lectura, y este domingo salgamos a votar por la paz. Hasta la próxima.

La imagen aquí presentada no es de propia autoría

Un producto llamado candidat@

 

 

“Una idea importante que no sea comunicada persuasivamente
equivale a no haber tenido idea alguna”
Bill Bernbach

El uso de la mercadotecnia en la política no es nada nuevo, se pudieran rastrear sus remotos inicios inclusive hasta la polis griega y el Imperio Romano. Pero el marketing político moderno pudiera tener su comienzo en la mitad del siglo XX cuando el general Dwight Eisenhower fuera el primer candidato en emplear a una agencia de publicidad para que se encargara de los asuntos de su campaña televisiva.

Es entonces, que con el paso del tiempo se viene profesionalizando más y más el uso de recursos de mercadotecnia de masas para posicionar a un candidato dentro de la preferencia de los electores y así verse beneficiados con el voto de los ciudadanos.

Ya que quien logra comunicar de forma efectiva su mensaje seguramente impactara directamente la intención de voto de quien reciba esta información. Hasta aquí todo bien.

El problema viene cuando se trata de convertir a un candidato en un producto. Un producto nacido de los focus group, un producto que surge derivado de las encuestas de preferencia de voto, un súper producto que ha llegado para acabar con el infortunio y hacer de tod@s personas más felices y amorosas, un producto plástico que pierde su esencia humana.

Los expertos en marketing nos pintan a los políticos como el mesías esperado, un súper héroe comparado con batman combatiendo el crimen en ciudad gótica, una persona que bien pudo haber salido de un cuento de hadas y los contrincantes de una historia de terror.

Este tipo de campañas tal vez pudo llegar a ser efectiva en las décadas de los 70’s, 80’s y 90’s cuando se tenía a la televisión, la radio y los periódicos como principales medios de comunicación y el internet apenas comenzaba a socializarse; ya que los primeros al ser un canal de comunicación unidireccional permitían posicionar la imagen de tal o cual candidato sin mayor reparo o replica.

Con la globalización del internet esto ha cambiado, ya que la población tiene mayor acceso a información que da diferentes versiones de una misma realidad, es así que el criterio del electorado toma mayores horizontes y la gente ya no se queda con la primera impresión que pudo generar ese apantallante spot.

No debemos olvidar que los candidatos son personas, personas que como cualquiera pueden llegar a equivocarse, personas que no tienen todas las soluciones para todos los problemas, como tampoco los tiene ninguna otra. La importancia aquí radica en la humildad, valentía y el coraje para  reconocer el error y reivindicarlo. Y saber que lo que hace verdaderamente grande a un líder no es su carisma, ni su buen posicionamiento dentro de las preferencias de voto, ni siquiera su conocimiento o capacidad de gestión, lo que hace verdaderamente grande a esa persona es a quienes representa y el equipo que le respalda.

Realmente espero que con las nuevas disposiciones legales en cuanto a topes de gasto de campaña y uso de recursos publicitarios dentro de las campañas políticas, se reduzca esta tendencia de querer inflar en sobremanera a l@s candidat@s, ya que esto tan solo genera desilusión al primer error. Se debe de regresar a darle verdadera importancia al debate, la contraposición de ideas y propuestas de proyectos, ya que esto enriquecerá a una decadente forma de hacer política, regresando así la confianza de la sociedad y el interés en los asuntos políticos.

Que por el bien de tod@s l@s zacatecan@s en estas elecciones gane quien tenga la mejor propuesta y no quien haya tenido el mejor diseño gráfico en su publicidad o el mejor spot en televisión.

No me resta más que como siempre, invitarlos a interesarse y participar de forma activa en los asuntos públicos. Sumemos esfuerzos, ya que juntos hacemos más. Hasta la próxima.