Tag Archives: fútbol

Al Chile!

México jugó los cuartos de final de la Copa América y a pesar de que las expectativas de la selección azteca eran altas, Chile les metió siete goles a cero siendo ésta la segunda peor goleada en contra de la selección mexicana.

La peor derrota del tricolor fue de 8-0 contra Inglaterra en un partido amistoso en 1961.

Es raro ver este tipo de resultados en el futbol, la verdad es que nadie imagino que Chile fuera a ser tan contundente y México tan inofensivo (por no decir malos).

Ni con el almanaque de la película de volver al futuro hubiera creído el marcador de 7-0.

La Selección o decepción no se entregó en la cancha. Luego de los dos primeros goles el equipo se desmotivo totalmente.

Se veían jugadores caminando como si no les importaran las consecuencias de su pobre desempeño que al final terminó en una humillante goleada que quedará en la historia.

Hasta para perder hay que tener dignidad y sobretodo respeto a la gran afición mexicana que siempre esta apoyando a pesar de llevarnos más decepciones que triunfos.

Faltaron líderes en la cancha, se necesitan jugadores como en su tiempo Cuauhtémoc Blanco que se entregaba al máximo con su equipo y lo transmitía a sus compañeros.

Quedan muchas dudas después del partido de ayer. ¿Donde esta Carlos Vela y los hermanos Dos Santos? ¿Por qué no metieron al experimentado Rafa Márquez? ¿Por qué teniendo porteros en buen momento, deciden darle la titularidad al descanchado Memo Ochoa que ha tenido muy poca actividad en su club?

Tanto la prensa como la afición somos muy exagerados para calificar el rendimiento de los jugadores porque cuando juegan bien ya los queremos en el Barcelona o en el Real Madrid y los sobrevaloramos. Pero cuando juegan mal, los criticamos severamente como si el bajo rendimiento del equipo en un partido fuera parámetro suficiente para analizar los errores, diagnosticar el problema y plantear solución.

El mal funcionamiento de un equipo va más allá de un encuentro, ya sea bueno, malo o pésimo como el de ayer. Para planear un mejoramiento es necesario llevar a cabo un proceso y se requiere de tiempo, sin embargo la Selección no ha podido tener estabilidad debido a los cambios constantes en la directiva y jugadores.

Ayer fue un día históricamente triste para muchos mexicanos que seguimos teniendo esa inexplicable ilusión mal correspondida hacia nuestro equipo de futbol, pero es justamente eso lo que lo hace interesante ya que tanto en la vida como en el futbol hay momentos buenos y malos. Pero lo más importante es no perder la fe.

Felicidades a todos los papás en su día y “1,000″ gracias a los seguidores de la página de Facebook de voces cruzadas, sin ustedes no tendría caso escribir.

Ronaldinho es mi Gallo

Hace 10 años la FIFA otorgo el premio a mejor futbolista del mundo a Ronaldinho, ahora juega en el Queretaro.

Jamas lo hubiera imaginado, gracias a la devaluación del jugador brasileño causada por su gusto por la fiesta y el alcohol se presenta la oportunidad de disfrutar de su presencia en la liga de nuestro país.

Cuando se le cuestiono al delantero en conferencia de prensa sobre su vida nocturna contesto lo siguiente: “Siempre he vivido de la misma forma y en todos los equipos que pasé he salido campeón, entonces espero continuar haciendo lo mismo aquí, viviendo de la misma forma y conquistando chicas”.

No es el primer futbolista que despues de ganar todo se deja seducir por el dulce tormento de los excesos (Maradona, Adriano entre otros) sacrificando su potencial cuando todavía tenia mucho que ofrecer. A pesar de eso siguió teniendo un nivel de competencia lo suficientemente bueno para conquistar la Copa Libertadores siendo el sexto jugador en lograr ganar ese torneo y la Champions league, hazaña que solo pueden presumir (Cafu, Dida, Roque Junior, Carlos Tévez, Walter Samuel y el).

Nadie puede dudar del talento de Ronaldinho, muchos crecimos admirando sus jugadas en el Barcelona observando sus movimientos tratando de imitar sus dribles para aplicarlos en el recreo.

Ronaldinho “jugaba” literalmente al futbol, se divertía en la cancha, parecia que estaba en una cascara jugando de a refresco con sus amigos, realizando jugadas de fantasía, haciendo mas vistoso al fútbol dando un espectáculo del ‘joga bonito’ influyendo en millones de niños y jovenes que querían ser como el, (hasta yo fui parte de ese fenómeno por eso soy tan cremoso).

Recordemos que desde su llegada al Barcelona fue el comienzo de una era hasta consolidarse como el mejor equipo de la historia.

Ahora esta en México, creo que todavía puede lograr cosas importantes, esperemos que termine su carrera como lo merece, como lo que es: un grande del fútbol.

Regresando

J. Jesús Reyes R. del Cueto

Ya fue suficiente de vacaciones, de inactividades y descansos. Ahora hay que regresar a la vida normal, a la rutina y a la actividad. Por eso regreso en mis colaboraciones a Voces Cruzadas, esperando renovar (tal vez renacer) el espíritu que vio nacer este proyecto. Y hacerlo tal vez es más fácil con un par de reflexiones después de nuestro tiempo de descanso.

¿Qué ha pasado desde que nos fuimos?

Pues mi inactividad comenzó por un viaje, ya por muchos años deseado, a las tierras hermanas de Sudamérica. El objetivo final era Brasil, la samba, carnaval, Rio de Janeiro y fútbol; pero primero había que conocer ese magnífico continente.

En Lima conocí el esplendor de una gastronomía casi desconocida en el resto del mundo y vi como un río, por más pequeño que sea, puede dividir a una ciudad enorme y bloquear el desarrollo. En Cuzco aprendí a esperar a las dos de la mañana, aún a pesar del frío y vi el bien que una policía verdaderamente comunitaria puede hacer por toda una comunidad. En Machu Picchu conocí el esplendor Inca, que aún después de tantos siglos sigue sorprendiendo a los turistas de todo el mundo y también conocí la debilidad de mis propias rodillas, que si bien son jóvenes ya están bastante gastadas.

En Bolivia pude ver lo que la falta de acceso al mar hace para evitar el desarrollo de un país y como la orografía de un lugar lo destina, para bien o para mal, a siglos de bienestar o pobreza, desarrollo o estancamiento.  En el Lago Titicaca se conjuntan esplendor y subdesarrollo y al llegar a La Paz uno vislumbra la “gran olla” repleta de desarrollos urbanos desordenados y a sus espaldas los nevados y magnificentes Andes. En Sucre las mujeres le temen a las fotos y los balazos son constantes pero pude encontrar chocolate mejor que el suizo y de los mejores panes y galletas que he probado. Y por último en Santa Cruz se ve, se huele y se siente la separación casi emocional del polo muy pequeño de desarrollo a encontrar en esa nación andina, ahí donde Evo no es tan popular.

Buenos Aires me enseño que no tienes que ir a Europa para verla, sentirla y respirarla, de este lado del atlántico también hay ciudades equiparables a París, Londres y Barcelona. También me dejo con sentimientos encontrados respecto a su gente; mucho menos sangrona de lo que esperaba pero más experta en crimen organizado y mercados negros de lo que podía imaginar, pero eso fue solo mi experiencia. Sin duda regresaría con enormes ganas de ir a Boca, recorrer caminito, pararme frente al obelisco y comer alfajores frente a la casa rosada; pero tal vez con un poco más de precaución, eso que se te olvida cuando estas, literalmente, de turista. Ahí te sorprende ver que un dólar es más barato en un hotel de cinco estrellas de franquicia norteamericana que con un cambista en la avenida de mayo.

Uruguay y Montevideo me enseñaron una lección en geografía, ya que sin saber que viajaba al sur, después (de la lectura del gran Benedetti) me enteré que la capital de este pequeño país es la más austral del planeta. Así que resulta que de Buenos Aires a Montevideo uno viaja al sur, pero no sin antes pasar por la espléndida Colonia de Sacramento, donde el tiempo parece estarse quieto y a uno se le antoja quedarse ahí a invitarle un helado. Después logre experimentar el Tango tan famoso, aquí y no en Buenos Aires y experimenté, sin entenderla del todo, la sombra argentina bajo la cual viven los uruguayos.

Finalmente vino Brasil, sus  mercados, sus playas, sus mujeres, sus protestas, su futbol, su arquitectura y con todo esto su magia; la magia de un país que te recibe con brazos abiertos a presenciar su identidad escondida entre selvas y samba. Sao Paolo tiene los mejores pasteles en el mejor mercado, Rio de Janeiro la mejor Picaña y las mejores fiestas, Pipa las mejores playas con los mejores delfines y Olinda las más pintorescas iglesias.

Y futbolísticamente los mexicanos íbamos a encontrar nuestro destino; aproximadamente 40,000 nos dimos cita en ese país con los ánimos altos, pero las esperanzas no tanto aunque siempre las lográbamos levantar con unas cuantas cervezas o caipirinhas. Bajo la lluvia torrencial en Natal vimos a Giovani querer ser héroe y a un árbitro colombiano que no lo dejo, así como también vimos a Oribe meter el gol que justificaría su mundial. Superamos a Camerún e íbamos a Fortaleza a enfrentar a un gigante. Ahí le hicimos la vida difícil a Neymar y sus diez compañeros y Ochoa se creció para llevarnos al empate que todos queríamos. Después vino el partido más difícil en Recife y nos enfrentamos con garra y táctica a un buen equipo Croata, y gracias al buen planteamiento del Piojo y los goles de Márquez, Guardado y el “Chicharito” logramos salir victoriosos.

Venía el más fatídico y más importante partido, nos había tocado a Holanda y regresábamos a Fortaleza para enfrentarnos a nuestra suerte. Ahí, en ese estadio, con esa gente, entre esos gritos y cánticos, al ver ese gol de Giovani, ese desplome del equipo mexicano y ese #Noerapenal que, aunque me acusen de traidor a la patria, tengo que decir que si lo era; ahí vi una vez más el exorbitante e indebido peso que le damos como pueblo al fútbol y aprendí, con su debida decepción, que en la conciencia colectiva del mexicano pesa más un clavado de Robben que el despojo por parte del gobierno en turno del recurso natural más importante del país.

Pero así son las cosas, y eventualmente, tarde o temprano, después de ese partido u ocho años después por haber acosado a una brasileña y golpeado a su marido, tenemos que regresar a la realidad que es México, y nos encontramos con que Televisa sigue recolectando poder y mágicamente ya no es preponderante y al mismo tiempo “nuestro” petróleo, ya no es tan “nuestro”.

A seguir escribiendo y reflexionando sobre estas y tantas otras realidades…

Twitter: @CachusRRC, @VocesCruzadas

El Fin de una Era

JUAN PABLO NÚÑEZ BORREGO

“Todo lo que sube tiene que bajar” esto no solo aplica en la física, también en el fútbol y es justamente lo que le paso al Barcelona que nos tenia acostumbrados a verlos jugar a un nivel extraordinario durante mucho tiempo. El parámetro era tan alto que al ver su situación actual nos llama la atención (y es normal) no ha de ser nada fácil mantenerse como los mejores a final de cuentas son humanos pueden equivocarse, tienen días malos y los años no pasan en vano, esto se refleja en varios jugadores que son piezas claves como Xavi y Puyol.

El éxito no es casualidad, la base de este equipo es consecuencia del trabajo de fuerzas básicas y si a eso le añades la gran inversión de excelentes jugadores como Mascherano y Dani Alves (por mencionar algunos), el resultado es uno de los mejores equipos de la historia.

Desgraciadamente el barça pasa por una mala racha, triste situación al perder todo (liga, Champions y copa del Rey) en una semana. Creo que la baja de juego de Messi influye en las ultimas derrotas de los culés y demuestra la dependencia que tienen por el crack Argentino.

El talón de Aquiles del Barcelona es la defensa, debieron de haber invertido para mejorar la zaga ya que Puyol tiene 36 años y a Pique se le admira más por haber conquistado a Shakira que por sus cualidades en la cancha.

Desde la salida de Joan Laporta en el 2010 el barça ha ido poco a poco a la baja, el ex presidente del Barcelona fue pieza fundamental en el buen funcionamiento del equipo desde que asumió el cargo en el 2003. Recordemos que en ese tiempo el Real Madrid mantenía un dominio absoluto con los denominados “galácticos” (Ronaldo, Zidane, Figo, etc.) fue entonces cuando el Barcelona hizo una limpia de jugadores y se reforzó, su mejor contratación fue Ronaldinho que hacia una gran mancuerna con el delantero Samuel Eto’o empezando a dar resultados hasta superar al poderoso Real Madrid.

Laporta fue el responsable de impulsar a Pep Guardiola a dirigir al Barcelona, a pesar de su falta de experiencia, se le dio la confianza y tuvo éxito. En la administración de Laporta se gano mas que nunca: 4 Ligas de España, 2 Champions y 1 Copa del Rey. Desgraciadamente nada es eterno, la realidad es que aquel barça que dominaba, goleaba y ganaba títulos quedo en el pasado.

Termina un ciclo en la historia del futbol, agradezco a Dios por permitirme ser testigo del que considero fue el mejor equipo de todos los tiempos desde Ronaldinho hasta ahora con Neymar.

Visca Barca!

Cronica de un descenso anunciado

JUAN PABLO NÚÑEZ BORREGO

Alguien tenía que descender y no es de sorprenderse que fuera el Atlante, tras el mal manejo y bajo desempeño de los Potros en los últimos años contando desde su llegada a Cancún.

Posteriormente de haber conseguido el titulo en el 2007 con un plantel limitado de manos del Profe Cruz, el cual puede presumir el haber ganado dos campeonatos Atlantistas, uno como DT y otro como jugador en la temporada 1992/93 en aquel equipo emblemático dirigido por La Volpe integrado por grandes personajes del balompié mexicano entre los que también destacan el DT campeón sub-17 Raul “el potro” Gutiérrez, el actual técnico de la Selección mexicana Miguel “el piojo” Herrera que también dirigió al Atlante al igual que Daniel Guzmán y Wilson Graniolatti; estos dos últimos señalados como parte de los responsables del descenso tras su falta de efectividad.

Creo que el Atlante cometió 3 errores: irse a Cancún, no contratar a buenos jugadores y destituir a Miguel Herrera.

A los Potros de Hierro les hizo falta invertir en buenos refuerzos. Como no recordar los tiempos de Luis Gabriel Rey, Federico Vilar y el ya olvidado Sebastián González “el Chamagol”; esos si eran buenos jugadores.

Cabe destacar el trabajo del Chelis en Veracruz y de Tomas Boy en Atlas al lograr la permanencia en primera división, pero también es importante mencionar la ventaja de los rojinegros al ser beneficiados por parte de la Federación Mexicana de Fútbol tras aprobar la reciente compra del Atlas por parte de TV Azteca, situación que no se debió de haber dado y deja a este descenso un mal sabor de boca. Ahora el Atlante podría ver la opción de comprar a algún equipo para mantenerse en el máximo circuito como lo hizo el Querétaro al descender el año pasado.

Esta sería la cuarta vez que desciende el Atlante, la última vez fue en la temporada 2001 dirigidos por Manuel Lapuente, aunque en esa ocasión no obtuvieron su merecido ya que curiosamente se modifico el reglamento a los pocos días de haber descendido, aumentando el numero de equipos para continuar en primera.

El Atlante coincide con el Necaxa en ser dos equipos históricos que al salir del D.F. tuvieron malos resultados condenándose al descenso. Esto es lamentable para sus seguidores que cada vez son menos. Justamente hoy escuché en ESPN al presentador de noticias deportivas Heriberto Murrieta, fiel seguidor del Atlante, que comentó que se sentía triste de no sentirse triste por el descenso de los potros; dijo que esto era culpa de la directiva que tras sus malas decisiones han ido desinflando a la afición Atlantista.

Hablando de tragedias blaugranas es lamentable lo que le esta pasando al Barcelona que perdió la Champions y al parecer la liga también pero bueno eso es otra historia.

LaVolpe: saving Chivas?

JUAN PABLO NÚÑEZ BORREGO

Polémico, mediático pero también talentoso.

Así es Ricardo Antonio LaVolpe, director técnico cuya personalidad es extrovertida, agresiva e inteligente que se refleja en el terreno de juego y es justamente lo que necesitan las chivas: alguien que proponga, que juegue para delante, que no se conforme con empates, que juegue a ganar, a arriesgarse sin miedo a nada.

Porque es preferible perder puntos (jugando bien), que perder seguidores (jugando mediocre).

Chivas es un equipo grande, de mucha tradición y con una gran afición. Por lo tanto tiene que jugar mejor, ser un equipo competitivo y con gran plantel; el señor Vergara debería de tomar en cuenta esto e invertir mas en mejores jugadores.

Fue lamentable ver el clásico pasado donde un

América que no pasa por su mejor momento goleo a las Chivas 4-0 en el estadio Omnilife.

Han habido decisiones malas en la directiva del rebaño sagrado en los últimos años como cuando contrataron a los holandeses que desconocían del fútbol mexicano, o lo que le hicieron al portero Luis Michel que tuvo que emigrar al fútbol de Costa Rica.

Sin embargo la contratación de LaVolpe es un gran acierto, porque a él le gusta experimentar con las fuerzas básicas, algo que es fundamental en Chivas ya que su dueño invierte poco y su posición en el mercado es más difícil porque juega con puros mexicanos y se los venden más caros.

Chivas cuenta con las mejores fuerzas básicas del país actualmente. Espero y LaVolpe haga lo que hizo con Atlas en 1999 cuando un grupo de jóvenes entre ellos Rafa Márquez y Juan Pablo Rodríguez estuvieron a punto de lograr el campeonato jugando de una manera extraordinaria.

A los que critican a LaVolpe ya se les olvido la forma de jugar de la Selección en la copa confederaciones y en el mundial del 2006 cuando casí le ganan a Argentina con su particular estilo de juego con linea de cinco utilizando a dos carrileros como lo hace su discípulo y ahora técnico del Tri Miguel Herrera.

Espero no decepcione.

Como no te voy a Querer

JESÚS REYES

Como ya lo supieron desde mi último post, soy un gran aficionado de los deportes. Lo que no les dije es que mi pasión más grande en este respecto son los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Sé que para algunos de ustedes saber esto de mí hará que tal vez no les interese tanto mi persona, tal vez para otros los atraerá más hacia mis escritos. Sin embargo, es algo que no puedo ni quiero esconder; es algo que me define y me hace quien soy, no solo porque amo al equipo de futbol sino también por lo que, para mí, representa esta afición.

Le voy no solo a los Pumas, sino al equipo de la máxima casa de estudios y para mí esto es un orgullo; le voy al equipo que en mi opinión representa la educación superior en nuestro país, la intelectualidad, la academia, el conocimiento, la razón. Muchos dirán que los Pumas representan todo lo contrario, a los porros, los rebeldes, los hippies universitarios que no estudian, le sacan lo que pueden al sistema y se la pasan drogados o alcoholizados; no voy a debatir con esta opinión, lo más probable es que como todo en la vida, haya un poco de las dos versiones.

A pesar de todo esto, mi pasión por este equipo es inquebrantable y tal vez de manera un poco literaria quisiera describirles porque. Este domingo tuve la fortuna de poder ir al Estado Olímpico Universitario, una joya arquitectónica de la capital y del país entero. Entrar a ese recinto es para un Puma como su servidor lo que para un católico sería entrar a la capilla Sixtina. Las paredes de afuera, los canticos al entrar, los rugidos que se oyen en el sistema de audio, todo el conjunto de sensaciones hacen de esta experiencia algo mágico.

Ya colocado en el asiento de la sección de pebetero, ese esplendoroso recipiente que hace ya casi cincuenta años fue utilizado para sostener el fuego olímpico, uno escucha los gritos de la gente al momento en que los jugadores vestidos de blanco y oro emergen a la cancha. Después se escucha una canción ya antigua, de esas que la generación de hoy ya no canta pero sin embargo todos a mi alrededor la cantan con una enjundia incomparable; el himno de la UNAM: “Oh Universidad escucha con que ardor, entonan hoy tus hijos este himno en tu honor” y termina con el clásico Goya universitario.

Justo al terminar esta ceremonia, apenas va a comenzar el novato himno de la Liga MX, el sonido es cancelado por una onda de trompetas y tambores que comienzan a ingresar a la sección: “Ya va llegando la banda, ya comienza el carnaval”. Y entra una de las porras (o barras si quiere usar el término negativo) más fieles, apasionadas y, hay que decirlo, violentas de México. Pero si uno tiene puesta una playera de los Pumas, uno es parte de esa familia y así lo hacen sentir. Desde ahí comienzan los bailes, los brincos, los canticos, los gritos y no terminan hasta media hora después de acabado el partido, cuando los policías por fin permiten la salida a las personas en esta sección, una vez que todo el estadio y sus inmediaciones están absolutamente vacíos.

Al final, no todo se puede tener en la vida, los Pumas parece que no pueden ganar fácilmente en Ciudad Universitaria y terminan perdiendo 2 a 1 en un duelo de mala fortuna ya que el equipo universitario propuso más pero por un error defensivo que culminó en autogol, los del Pedregal tuvieron que enfrentar la derrota.

Pero no pasa nada, la afición ahí seguirá hoy y siempre, como lo demuestran varios de sus porras: “Aunque pasen los años, siempre estaré a tu lado. No importa donde vayas, siempre vamos a estar. Les hemos enseñado a todas las hinchadas, como en los malos ratos se tiene que alentar”. Incluso le demuestran su apoyo al jugador del autogol gritando al final del partido: “Ole ole ole ole, Verón, Verón”.

Y con eso me quedo, con el apoyo incondicional, con la unión de todos los presentes en esa sección del estadio, con la garra que en ocasiones entrega más la porra que los jugadores, con todo eso que para mí es la máxima expresión de querer a un equipo.

El Deporte también es Político

JESÚS REYES

Para aquellos lectores que no me conocen, si leen mi semblanza dentro de mi perfil en este blog podrán darse cuenta que esta describa al análisis deportivo como uno de mis pasiones. E indiscutiblemente lo es. Tal vez no ocupa el mismo tiempo ni espacio en mis escritos como la política, pero en realidad me considero un fanático del deporte mundial; desde el clásico fútbol mexicano hasta las disciplinas olímpicas, si es deporte, me interesa.

Sin embargo, como todo lo que me gusta hacer, este análisis deportivo lo hago desde un enfoque diferente al de la mayoría de comentaristas deportivos. No me gusta la superficialidad, y por lo tanto detesto los análisis clásicos y futboleros (ya que no ven más allá de este deporte) de nuestras dos grandes televisoras nacionales. Me gusta muchísimo más ver a José Ramón Fernández y su equipo en ESPN, diciendo las pocas verdades que se atreven a decir; y aunque este personaje en lo particular sea polémico y disgustado por muchos, nadie puede negar que su habilidad para formar un equipo de gente capaz y experta del deporte ha transformado la cara de esta medio de comunicación exclusivamente deportivo.

Independientemente de lo que piense personalmente de este personaje y de los medios de comunicación que se dedican al análisis deportivo, les estaba relatando mi pasión por los deportes y como me gusta verlos desde una óptica diferente. Como buen politólogo, considero que la política esta inmiscuida en todos los ámbitos de la vida, y el deporte no es la excepción. Por eso, me gusta ver cómo influye esta ciencia del comportamiento y relación humanas (política) con lo que muchos de nosotros tanto amamos (el deporte).

Empezando por las eternas e ilimitadas críticas que le podemos hacer a nuestro tan corrupto y viciado sistema de fútbol, hasta las connotaciones sociales que tiene el deporte, todos estos análisis me encantan y estoy completamente convencido de que las competencias deportivas (de todo tipo) tienen la posibilidad de trascender las realidades de su práctica e influir en todo tipo de cosas; así lo vemos cada cuatro años cuando los juegos olímpicos hacen olvidarse a naciones de rivalidades, guerras y conflictos y logran unirlos a todos los atletas bajo el objetivo de competir sana y justamente.

Por esta pasión que tengo hacia el análisis inteligente y detenido del deporte, hoy me gustaría hablar por unas cuantas líneas de un tema muy importante: la inclusión de minorías en las actividades deportivas. Todos sabemos del difícil reto que ha tenido que enfrentar el fútbol mundial en contra de los canticos racistas que en ocasiones se escuchan en los estadios; este virus ya ha llegado a México. Pero mientras en este respecto parece que las noticias son malas, en Estados Unidos comienza a abrirse la conversación acerca de atletas abiertamente homosexuales participando en equipos profesionales de algún deporte.

Todo esto comenzó el año pasado, en Mayo para ser precisos, cuando Robbie Rogers, jugador de fútbol profesional hizo su debut en la MLS (Major League Soccer) cuando entró de cambio en momentos finales de un partido que su equipo (Los Ángeles Galaxy) iba superando por cuatro goles al contrincante (Seattle Sounders). Este jugador hizo historia en Febrero del 2013, cuando anunció su homosexualidad junto con su retiro a la temprana edad de 26 años. Sin embargo, tanto el equipo de Galaxy junto con su representante, familiares y amigos lo convencieron de regresar para hacer historia. Y en esa noche de Mayo la hizo, cuando se convirtió en el primer jugador abiertamente homosexual en competir en una liga profesional de Estados Unidos.

Sin embargo, el progreso se espera que sea más lento en los otros cuatro principales deportes en Estados Unidos (Béisbol, Básquetbol, Fútbol Americano y Hockey sobre hielo). Pero la gente fácilmente se olvida de algo que ya había ocurrido. Y es que en el béisbol, un jugador gay ya había “salido del closet” durante su carrera profesional; el jugador afroamericano de los Dodgers de Los Ángeles, Glenn Burke, lo había aceptado frente a su familia, amigos, entrenadores y compañeros de equipo en la década de los setenta, sin embargo, la prensa no lo publicó y nunca se supo nada hasta después del evento.

En el básquetbol, el avance también es reciente ya que hace pocas semanas, Jason Collins, jugador de la NBA que recientemente anunció su homosexualidad firmó un contrato simbólico con los Nets de Brooklyn de 10 días y también jugo unos minutos contra los Lakers de Los Ángeles, haciendo también historia en este respecto como el primer jugador abiertamente homosexual en participar en un juego de la NBA.

Y parece ser que hasta en uno de los deportes más masculinizados, el progreso está a punto de darse, ya que el jugador de fútbol americano colegial, Michael Sam, que va a entrar al draft colegial de abril para ser elegido por algún equipo profesional, anuncio antes de los preparativos para este evento que es homosexual; que su equipo colegial ya lo sabía y aunque es una materia completamente personal cree que es conveniente anunciarlo públicamente antes de pertenecer a un equipo profesional de la NFL. Todo parece indicar que es cuestión de meses para que también en este deporte, la participación de jugadores gays sea una realidad.

Ya que en una de las naciones más desarrolladas del mundo y que marcan la pauta para muchos de estos deportes, solo queda esperar que el fútbol mundial reaccione acorde y abra las puertas a participantes homosexuales y les de la seguridad de que serán aceptados en un entorno que tiende a ser exageradamente homofóbico. Mientras tanto, aplaudo el esfuerzo que se ha hecho y sobre todo la valentía de millones de personas que por el estigma social han tenido que esconder quienes son y a quienes aman. Al final de cuentas, todos somos seres humanos.

Por último, hablando de las implicaciones sociales que puede tener el deporte, les dejo una recomendación. La serie de documentales de ESPN “30 for 30”, una serie que ya tiene dos temporadas de existencia revelando historias que deben de contarse acerca del deporte y lo que significa para millones de personas. http://espn.go.com/30for30/