Tag Archives: mente

Dime qué te duele y te diré por qué

ANA GABY DE LA TORRE

“Las crisis del cuerpo, son mensajes del alma”

Michel Odul

Nuestro cuerpo habla, sólo hace falta saber escucharlo. Cualquier dolor físico o enfermedad en la que puedan pensar, (alergias, migraña, cáncer, artritis, anorexia, quistes, diabetes, dolor de garganta, etc.) son en realidad una señal de que en nuestro interior, -en nuestra alma- hay profundas tensiones que buscan expresarse.

Sé que suena algo raro, y que la Medicina convencional nos dice que las enfermedades son hereditarias, o causadas por algún agente externo o interno. Estoy completamente de acuerdo con eso, sin embargo, nunca he creído que las enfermedades sean producto del azar o de la fatalidad. Hace algunos años, cuándo iba caminando en un bazar de libros usados, me topé con un título que inmediatamente llamó mi atención “Dime qué te duele y te diré porqué”, de Michel Odul, un autor francés. Este libro, fue mi primer contacto con la Medicina Metafísica, que básicamente va más allá del plano físico, y trata de buscar las causas espirituales o emocionales de las enfermedades. A partir de que terminé ese libro, comencé a estudiar todo lo relacionado con la Medicina Metafísica, la bioenergética y la Nutrición Ortomolecular, cuyos principios básicos coinciden con la idea de que el cuerpo humano tiene la capacidad de autocuración, una vez que le damos las herramientas necesarias.

No intentaré adentrarme en conceptos muy complejos de la Medicina Metafísica, no quiero aburrirlos ni confundirlos, así que sencillamente trataré de explicar el principio básico: todos tenemos una energía vital que fluye dentro de nosotros, lo que los chinos llaman chi, los mayas kin, los hindúes prana o a lo que nosotros podríamos llamarle alma. En realidad poco importa el nombre que le demos, el punto es que dentro de nosotros hay un constante flujo de energía, la cual es nuestra esencia misma. Este flujo de energía, puede verse afectado o bloqueado por nuestros sentimientos, pensamientos o actitudes.

Imaginen una persona que vive deprimida, que acumula resentimientos, que carga odio, vive para complacer a los demás, no se acepta a sí misma y carece de amor propio, esta llena de sentimientos de culpa, enojo y frustraciones…etc., es decir, que carga con un sin fin de emociones y pensamientos negativos fuera de control. Esta persona vive con constantes bloqueos de energía, entonces, llega un punto en el que toda esa energía bloqueada tiene que salir o manifestarse de algún modo, y es entonces cuando aparecen las enfermedades o los dolores crónicos. No es más que el cuerpo gritándonos lo que nuestra alma está callando.

 Nuestro cuerpo es sabio y nos habla, por eso hay que aprender a escuchar lo que nos quiere decir. Según los expertos y estudiosos de la Medicina Metafísica, de acuerdo a la parte del cuerpo donde se presenta el signo, habrá una explicación emocional para el mismo. El cuerpo humano posee órganos que le permiten funcionar, que al mismo tiempo se agrupan por sistemas (el sistema digestivo, el sistema urinario, etc.). Sabemos que cada órgano y cada sistema tiene una función específica en nuestro cuerpo, entonces dependiendo de la función del órgano que se vea afectado, nosotros le daremos la explicación emocional a la enfermedad. A continuación les presento brevemente dos ejemplos, tal vez se identifiquen con alguno:

1. Estreñimiento

En general, el Sistema Digestivo nos permite digerir los alimentos sólidos y líquidos que ingerimos, que generalmente son una forma de energía pesada, densa y complicada de transformar. A través de él, y mediante complejas reacciones bioquímicas, somos capaces de transformar estos alimentos en elementos esenciales, que a su vez son utilizables y aceptables para nuestro organismo.

Los males del sistema digestivonos hablan de nuestra dificultad de “tragar”, de digerir o de asimilar aquello que pasa en nuestra vida. Según el órgano digestivo que se vea particularmente afectado, podemos tener más precisión sobre la tensión o la dificultad a digerir.

En el caso particular del estreñimiento, el órgano que se ve afectado, es el intestino grueso, que tiene el rol de “basurero”, de “evacuador”. Es el órgano que transporta y permite eliminar las materias orgánicas que ingerimos y que no fueron asimiladas. Evita que el organismo se congestione, se ensucie o se sature, y por consiguiente, evita que se intoxique con sustancias que deben ser desechadas.

Por lo tanto, el estreñimiento, se traduce en que estamos reteniendo cosas, les impedimos irse. Nos habla de un rechazo a abandonar, a soltar alguna cosa o situación de nuestra vida que no hemos podido asimilar o aceptar. También nos habla de una dificultad para cicatrizar, o para olvidar las malas experiencias, de un miedo a perder o a equivocarse.

2. Resfriado/Catarro/Gripe

El Sistema Respiratorio, como su nombre lo indica, nos permite respirar. Gracias a él, podemos asimilar la energía del aire. Los pulmones, principales órganos de la respiración, y también los que se ven particularmente afectados durante un resfriado, se encargan de realizar un intercambio fundamental de oxígeno y dióxido de carbono, sin el cuál no podríamos vivir. Eliminan el gas carbónico proveniente de la circulación para captar oxígeno y enviarlo a todas las celular del cuerpo mediante la sangre. Los pulmones son los únicos orificios naturales que permanecen abiertos hacia el exterior y que deben, a su vez, estar constantemente defendiéndose de agresores externos que se encuentran en el aire.

Así pues, una gripe o un resfriado nos habla de una dificultad para lidiar con situaciones del mundo exterior, y de protegernos de él. Nos habla también de una incapacidad a reaccionar de manera adecuada o adaptada a agresiones eventuales en nuestras vidas, ya sean reales o imaginarias. Puede también significar, que no somos capaces o no queremos cerrar ciertas heridas de nuestra vida, y se puede traducir también a tristezas eventuales.

Podría continuar explicando el lado emocional de las enfermedades, pero como ven, es algo bastante amplio, mas no difícil de hacer. Basta con comprender que cada dolor y cada enfermedad que nos aqueja, es un mensaje de nuestro interior y que en cualquier caso nos habla de la necesidad de hacer un cambio en nuestras vidas, y de poner más atención a nuestras emociones y a esa energía vital que fluye dentro de cada uno de nosotros.

Ojalá la información les sea de alguna utilidad. ¡Gracias y hasta la próxima!