Tag Archives: México

¿Te atreves Tello?

Por Rogelio Cárdenas Vargas

En la política mexicana se suele identificar al PRI como la raíz de todos los males que aquejan a nuestro país y es que la hegemonía que ha mantenido durante décadas (con una breve interrupción de 12 años) en las cuales los derechos humanos de los mexicanos se han visto muy comprometidos, el crecimiento económico ha sido insuficiente y la repartición de los ingresos muy desigual, sin contar los numerosos casos de corrupción e impunidad que carga a sus espaldas este partido político, hacen suponer que así es.

 Sería irresponsable decir que los priístas en general son así, tiranos corruptos que solo buscan el beneficio personal pisoteando los ideales revolucionarios que llevaron a la formación de ese instituto político, porque no lo es. Existen miles de militantes que buscan de buena fe el servir al pueblo de México, disminuir el rezago social, la desigualdad y marginación que lastima a millones de mexicanos, los hay, de eso estoy seguro.

Alejandro Tello candidato de la alianza que encabeza el PRI ha iniciado su campaña electoral con una loza muy pesada que lo ralentiza en su búsqueda por la gubernatura, más allá del problema que representa su amistad con el actual gobernador Miguel Alonso el cual está cerrando su sexenio al igual que lo cerro su antecesora, lleno de acusaciones de enriquecimiento ilícito, el problema es el mismo PRI.

Yo quiero creer que el señor Tello es un hombre honesto, responsable, trabajador, sin embargo eso no es suficiente para ser el gobernador que Zacatecas necesita.

Con el regreso del PRI a la presidencia a manos de Peña Nieto y sus reformas estructurales, el país ha sufrido un estancamiento (si no es regresión) en el otorgamiento de libertades a los mexicanos. Continuamente se perciben en los medio de comunicación los ataques al periodismo, las desapariciones forzadas, la violaciones continuas a los derechos humanos y el gobierno hace que oye pero no escucha las voces incluso internacionales que lo exhortan a realizar acciones para mejorar la situación que se vive en el país.

Una de las características principales del priísmo es la obediencia a sus dirigentes, la oposición interna no tiene cabida en el PRI y ese es un problema para creer en el Tello gobernador. Zacatecas necesita libertades, garantías, derechos y muchas de estas necesidades están en contra de la política de Peña Nieto y de los usos y costumbres del priísmo.

No dudo de Tello como persona, pero dudo que Tello desafíe a Peña Nieto y al PRI corrupto y opresor para ser lo que Zacatecas requiere en momentos en los que la sociedad y la partidocracia están cada vez más lejanos.  Alonso entro como una esperanza de cambio y defraudo totalmente, se llenó del viejo PRI, ese fantasma que se niega a desaparecer y que muchos priistas tratan de combatir internamente pero no pueden.

Y es que desafiar al viejo PRI puede salir caro, se podría pensar que las represiones a los desafíos al régimen quedaron sepultadas en Lomas Taurinas pero no es así, el régimen está aquí listo para responder a quien se atreva a desafiarlo. ¿Te atreves Tello?

PANAMA PAPERS; ¿CONCENTRACIÓN DE RIQUEZA?

Eduardo Ernesto Hernández Castañeda

Más de un centenar de políticos en más de 50 ciudades; jefes de estado, sus socios más cercanos, ministros y altos cargos de gobiernos y empresas; conectados a empresas “offshore” en 21 paraísos fiscales.

¿Algo nuevo? Del hecho no; incluso pudiera decirse que es uno de los más grandes secretos a voces. Lo relevante es que en los “Panama Papers” “más de 300 periodistas integrados, han rastreado millones de archivos filtrados… para denunciar una alarmante lista de clientes involucrados en sobornos, tráfico de armamento, evasión de impuestos, fraude financiero y narcotráfico”.

Por primera vez en la historia, sacan a la luz pública posible evidencia de la forma en que se esconden miles de millones de dólares, para evitar el gravamen por parte del fisco, amén de nación en que se originen, convirtiéndose quizás en la investigación periodística más importante desde el escándalo de la pederastia en Boston, inmortalizado ya en la película ganadora del Óscar “Spotligth”.

En un mundo en donde la concentración de la riqueza avanza y el 1% más rico es cada vez más rico, ¿tiene esto alguna relevancia?

Resulta que la utilización de paraísos fiscales representa para las empresas, el beneficio de pagar cantidades significativamente menores por concepto de impuestos a costa de la evasión (de facto) de impuestos en los países en que originalmente debieran tributar. Se realiza  a través de empresas offshore, aquellas registradas en un país en el que no realizan ninguna actividad económica, pero en donde por asentar su domicilio fiscal, gozan de las ventajas que estos paraísos fiscales ofrecen.

Esto impacta en una disminución de la recaudación impositiva en las naciones en donde estas empresas realmente producen y de donde obtienen parcial o totalmente sus recursos de producción. En consecuencia, una baja recaudación invariablemente terminará afectando al Estado en su papel de satisfactor de necesidades sociales, debido a que el gasto público  para cubrir necesidades de salud, educación, vivienda y seguridad, entre otras, se verá reducido en la proporción en que estas empresas eludan el pago de impuestos que les corresponden.

Adicionalmente, la no atención adecuada de este tipo de necesidades, tendrá un efecto económico en cadena que puede extenderse por generaciones. Como ejemplo podemos hablar de un hipotético caso de una epidemia no atendida y cuyos costos de atención y control pueden llegar a crecer sin medida. El impacto financiero y consecuentemente social, no es menor.

Aun así, al amparo de leyes para el secreto bancario y la nula cooperación de los paraísos fiscales para intercambiar con otras naciones, la información referente a los impuestos, su uso se convierte en una estrategia sumamente redituable para la acumulación de la riqueza y por consecuencia para el empobrecimiento de los ya pobres y el incremento de la carga fiscal sobre la clase media y los contribuyentes cautivos. No muy lejos, para el empobrecimiento de las naciones.

En tiempos de crisis económica y en un país (me refiero a México) en el que se tratan de encontrar formas para disminuir el déficit financiero-fiscal provocado por la baja de precio de los hidrocarburos, el gobierno debería de encender los focos rojos e impulsar acciones para sancionar ejemplarmente a aquellos empresarios que a través del uso de paraísos fiscales logran evadir impuestos. Pero en respuesta encontramos silencio y posiciones débiles por parte de la Secretaría de Hacienda y el Gobierno Federal.

Ante ello, surgen diversas preguntas:

  • ¿Cuál es el impacto financiero de la evasión fiscal bajo esta modalidad en nuestro país? ¿se ha estimado?
  • A la sazón de la preocupante crisis de seguridad nacional y pública, ¿Cómo y en qué medida se vinculan estas “estrategias fiscales” con el lavado de dinero así como con la inserción de recursos en actividades ilegales como el narcotráfico, la trata de blancas, e incluso el financiamiento de levantamientos armados?
  • ¿Será esta, una de las formas en que logran “blanquearse” los millones de pesos o dólares que las empresas pagan a funcionarios públicos y políticos en actividades de corrupción, tales como la asignación de obras y adquisiciones de gobierno y la contraprestación de “diezmos”?
  • ¿Qué impacto político y público tiene el hecho de que uno de los constructores “consentidos” del gobierno federal y uno de los más grandes empresarios del país estén involucrados en este tipo de actividades?
  • ¿Qué posición final tomará el SAT ante esta situación? ¿Lo dejará pasar por alto, a costa del descredito que tendría con el grueso de contribuyentes?
  • ¿Recordarán el caso de Silvestar en Panamá, como offshore a través de la que Salinas Pliego y Raúl Salinas de Gortari financiaron la compra de TV Azteca en 1993?
  • ¿Qué medidas ha tomado la Secretaría de Hacienda para garantizar que este tipo de estrategias no sean usadas por las empresas mineras y principalmente las petroleras, que con el gran proyecto del sexenio (la reforma energética) deberían pagar impuestos significativos por concepto de “adquisiciones de reservas” y con posterioridad accederán gradualmente a ingresos enormemente significativos?
  • Y la más importante, ¿En qué papel queda la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, implacable con algunos contribuyentes pero enormemente omisa con los realmente poderosos?

Y es que en México, puedes disfrazar o esconder los altos ingresos de los deportistas (y toda la red de promotores a su alrededor); puedes esconder ingresos derivados de la malversación de fondos por partes de servidores públicos y otras acciones ilegales o corruptas; puedes esconder los altos ingresos de una compañía extractora; pero tal parece que lo que no puedes hacer, es afectar los intereses de la elite no solo nacional, sino internacional, ni afectar su dinámica económica meramente extractiva y lacerante para la nación.

La historia recién comienza; el telón recién se abre; los intereses en juego son muchos; el poder en juego, es quizás el más grande de la historia. Ojalá no quede en el olvido porque “Hasta que no se obligue a este tenebroso mundo a rendir cuentas, la delincuencia internacional continuará con sus negocios, evitará pagar impuestos y las bombas seguirán cayendo”; y sí, los ricos más ricos y los pobres más pobres.

Para olvidar el trago amargo, disfrutemos Libertango (#RecomendacionMusical), en una interpretación del que es quizás el guitarrista más influyente del Jazz-Fusión: Al Di Meola. (https://www.youtube.com/watch?v=CHJS3IJUR5E).

Megalomanía Americana

Rogelio Cárdenas Vargas

Es tiempo de elecciones, después de dos periodos Barack Obama dejará la silla para dar paso al cuadragésimo quinto presidente de la historia de los Estados Unidos de América. Es curioso ver como se ha desarrollado el proceso de selección de las candidaturas presidenciales en los Estados Unidos de América. Por el lado demócrata, el proceso ha transcurrido sin mayores sobresaltos, al contrario del proceso republicano.

Al iniciar el proceso, la presencia de un outsider como Donald Trump era solo una anécdota más y los republicanos más serios no lo consideraban una amenaza. Sin embargo, transcurrido ya más de la mitad del proceso, este rubio empresario va a la cabeza en número de delegados necesarios para obtener la nominación, algo que ha hecho saltar las alarmas no solo en el lado republicano, también en el demócrata.

El discurso empleado por Trump, xenófobo, violento e intolerante, ha hecho que sea comparado con el nacionalismo nazi, sin embargo, muchos de los simpatizantes de Trump son latinos a pesar de que el principal rival es un político de origen latino, Ted Cruz.

¿Qué hace que americanos de distintos niveles económicos, académicos e incluso quienes son afectados por el discurso de Trump lo apoyen? la megalomanía americana.

La sociedad americana es una sociedad que se cree el patriarca mundial, durante décadas los gobiernos americanos han fomentado la creencia de la grandeza de los EU a pesar de la existencia del resto de mundo, una sociedad que en gran parte se considera independiente en cuanto a lo positivo, lo grandioso es americano y lo negativo generalmente es un factor externo, como los migrantes.

Una sociedad que busca dictar el que y el cómo sobre el resto del mundo, tratando de imponer sistemas de gobierno, moldeando la ética a su antojo, tratando de decidir quiénes son los buenos y juzgando a los malos, imponiendo formas de vivir, de pensar, de morir, jugando a ser magnánimos, cuando están más cerca de los tiranos.

“Make America Great Again” es el eslogan de la campaña de Donald Trump, una frase que apunta hacia el resurgimiento del supuesto Imperio Americano, independiente y superior a todo, y esa es la imagen que representa Donald Trump, que encarna todos los pretendidos valores de esa sociedad, éxito, liderazgo, poderío económico, contundencia ante los rivales. Sin embargo esa no es la realidad y cada vez es más evidente la incoherencia discursiva de Trump,  un Showman que dice lo que la gente quiere escuchar y nada más.

Afortunadamente una gran parte de la misma sociedad americana se está dando cuenta del daño global que un personaje así podría ocasionar de llegar al gobierno de los Estados Unidos de América. No solo es el tema humanitario de migración, los poderes económicos advierten del daño económico que representaría el proteccionismo nacionalista que propone Trump, un proteccionismo que en nuestro mundo globalizado es impensable.

Aún queda un trecho para que la amenaza Trump se convierta en una realidad, pero la megalomanía americana existe y Trump la saco a flote, aún los afectados de la xenofobía del magnate se asumen ante todo americanos dejando de lado sus raíces y permitiendo que lo que inició como un bufón se convierta en un peligro para el mundo.

MI DECEPCIÓN (Y LA DE MUCHOS ZACATECANOS)

J. Jesús Reyes R. del Cueto

Llegó el 2016 y con él una de las jornada de elecciones estatales más grande en nuestro país. En Junio, 12 estados elegirán nuevo gobernador y el nuestro, Zacatecas, es uno de ellos. Con esta nueva elección se vienen nuevas campañas en donde todos los partidos y ahora también ciudadanos independientes inundaran las calles con su propaganda y, en la medida de lo posible, los medios de comunicación con sus mensajes y, ojala, también propuestas. Ya habrá tiempo de hablar del futuro y de lo que se viene para nuestro estado en Junio y más allá, pero por el momento me gustaría hablar de los seis años anteriores y la administración del gobernador que dejará el cargo, administración en la cual trabajé y me desempeñé profesionalmente.

Hace aproximadamente seis años, muchos zacatecanos nos unimos a un proyecto que creíamos, llevaría a Zacatecas a un rumbo diferente y mejor. Lo creíamos porque el líder de ese proyecto era una persona joven, con buenas e innovadoras ideas, que se había probado en la administración municipal y como legislador local. Muchos decían que estaba “verde” y que le faltaba experiencia, pero muchos identificaban esa experiencia con la malicia y corrupción de los viejos entronados en el poder. Pero no solamente creíamos en el proyecto por Miguel Alonso, creíamos en el proyecto porque la toma de decisiones parecía diferente, más horizontal y desde nuestra moderada distancia se veía una disponibilidad y deseo de escuchar diversas voces, incluso algunas críticas.

Cuando se cerraron las puertas de la supuesta izquierda a este proyecto, en lo personal vi con malos ojos el salto al PRI. Era, es y seguirá siendo un partido autoritario, corrupto, clientelista y como un amigo lo puso tan elocuentemente: “un cáncer para México”. Pero aun así seguimos adelante dada la confianza que le teníamos al liderazgo. Muchos dirán que los que seguimos fuimos ingenuos o inocentes; que no conocíamos los alcances de los tentáculos priistas y puede ser que tengan razón pero en ese momento, mi optimismo juvenil me indicaba que podíamos realizar un cambio real en nuestro estado y que el partido solo sería el vehículo para llegar a este objetivo.

Seis años después, puedo honestamente decir que me equivoqué y que mi análisis fue el erróneo. Seis años después, el estado se encuentra en igual o peor circunstancias debido a la pobre y mediocre administración de los últimos seis años. No puedo acertadamente decir porque fue que esta administración falló de la manera en que lo hizo. Mi mejor estimado indica que fueron una combinación de factores: 1. El cáncer que es el PRI; 2. La falta de decisión y experiencia política del Gobernador y 3. El conformismo y cortoplacismo que invade la administración local.

No pude verlo de manera correcta hace seis años, pero ahora, después de haber trabajado en varias campañas y una administración priista, puedo asegurar que el PRI es un cáncer político en México y el hecho de buscar “buenos candidatos” entre sus filas es un ejercicio inútil. De que hay personas valiosas en el PRI, las hay; conozco a muchas de ellas, pero la cultura política que promueve tanto en campañas como desde el gobierno es algo muy difícil de combatir. Llena las filas de la administración pública de gente arribista que busca solo el puesto. Muchos dirán que esto pasa en todos los partidos y en parte es cierto, pero toda esta cultura política originó y fue puesta en acción por primera vez por el PRI.

Sin embargo, el PRI no es el único culpable. Miguel Alonso Reyes tendrá que responder por su incapacidad para cumplir sus promesas, instalar un gobierno efectivo y tomar decisiones fuertes y necesarias en los momentos correctos. Por más que esperamos acciones decisivas y de cambio de rumbo estas nunca llegaron. La corrupción que tanto se criticó de la gobernadora anterior y su hija fue replicada y aumentada por la familia del Gobernador a diestra y siniestra. En posiciones de poder instaló a personajes de la antigua y corrupta vieja guardia, algunos efectivos, pero en su gran mayoría viciados e ineficientes. No sé si la búsqueda del poder fue lo importante y una vez lograda los objetivos fueron olvidados o si simplemente fue una tremenda falta de preparación política para afrontar lo que significa ser gobernador de un estado. Tal vez nunca hubo la voluntad de cambiar las cosas; el personaje creo que sigue siendo bien intencionado (tal vez) pero profundamente vanidoso y egoísta; alguien que le interesa en demasía su imagen y que antepone está a cualquier intento de promover buenas políticas públicas.

Por último, hay que aceptar que la administración local en sí también deja mucho que desear ya que tiende a ser lenta y resistente a los cambios, algo muy difícil de transformar aun desde la oficina del gobernador. En este aspecto, Alonso Reyes intentó hacer algo al promover una nueva ley de la administración pública, pero al final se preocupó más en dejar su marca que en diseñar algo verdaderamente efectivo y eficaz para gobernar y administrar los recursos de todos los zacatecanos.

Desde el interior de esta administración pude ver como las decisiones se tomaban en cúpula y era poca la libertad que teníamos los servidores públicos de promover un cambio de rumbo. Lamentablemente la memoria es corta y tiende a olvidar de una administración a otra; los altos funcionarios probablemente encontrarán donde acomodarse o esconderse por suficiente tiempo, pero Miguel Alonso tendrá muchas respuestas que dar al haber defraudado por completo la confianza de millones de Zacatecanos.

La Obligación Que Sigue Ausente

Eduardo Ernesto Hernández Castañeda

La campaña electoral del ahora Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se caracterizó por la firma de “compromisos presidenciales” bajo el slogan de “te lo firmo y te lo cumplo”, que con probados resultados en su camino hacia la gubernatura del Estado de México, fue adoptada en la estrategia priista del 2012.

Se firmaron ante notario (como supuesto refrendo y obligación de cumplimiento) 266 compromisos, que en la lista serían encabezados por el No. 1 “Crear la Comisión Nacional Anticorrupción”, a la inteligencia de que sería una propuesta que hasta el ciudadano menos informado, vería con buenos ojos, debido a que la corrupción como mal endémico del pueblo mexicano afecta a todos los ciudadanos en mayor o menor medida.

Con este antecedente se han materializado diversos esfuerzos por impulsar (¿?) en la agenda pública el tema de la “anticorrupción”, que iniciaran el 15 de noviembre de 2012 (dos semanas antes de que EPN asumiera la Presidencia),  con la presentación presentaron ante el Senado, por parte de la bancada del PRI-PVEM, de la Iniciativa para la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción. Así, el camino hasta la actualidad, aunque escabroso ha sido aparentemente persistente y su mayor logro (cuando menos así se presume) es la “Reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de combate a la corrupción”, publicada el 27 de mayo de 2015 en el Diario Oficial de la Federación, que sin embargo, en opinión de expertos del tema, ha sido insuficiente para garantizar el funcionamiento de un adecuado Sistema Nacional Anticorrupción.

A la sazón y presión de organizaciones como la “Red por la Rendición de Cuentas” e instituciones educativas como el Centro de la Investigación y Docencia Económicas, cuyas observaciones a los malos planteamientos de las reformas, han sido claras y persistentes, el presente mes, los grupos parlamentarios del PRD , así como del PRI-PVEM, han presentado ante el Senado de la República, nuevas iniciativas que pueden mejorar la conformación del Sistema Nacional Anticorrupción, y que se estima que al menos de manera parcial solventarían las demandas de la sociedad civil en su lucha por consolidar la lucha contra la corrupción.

El proceso ha contado con un seguimiento detallado por parte de instituciones educativas y organizaciones de la sociedad civil, a fin de evitar que como nos es costumbre en México, los productos de estas reformas, vean entorpecida su consolidación, por deficiencias (muchas veces provocadas a propósito) en su diseño y conceptualización.

En este sentido, en opiniones de expertos, el Sistema Nacional Anticorrupción deberá cuando menos:

  • Garantizar la autonomía del “órgano anticorrupción”, de tal modo que sus “órganos internos de control no sean nombrados por las mismas instituciones que deberán fiscalizar.
  • Asegurar la existencia de un Servicio Profesional de Carrera que a la vez, fortalezca la autonomía e independencia de los órganos de control y garantice el desarrollo y desempeño profesional de sus integrantes.
  • Dotar al “órgano anticorrupción” de facultades plenas para que sus recomendaciones tengan efectos vinculatorios que puedan dar lugar incluso a un juicio político.
  • Garantizar la vinculación de las leyes anticorrupción con las de ejercicio del gasto, contratación de obras y servicios, responsabilidades administrativas, penales y de coordinación entre órganos de control, auditoría, transparencia, evaluación y sanción.
  • Tener vinculación y correspondencia con los ordenamientos jurídicos de la materia en las distintas entidades federativas, de tal manera que queden armonizados los sistemas anticorrupción estatales y municipales; lo que denominan Consolidación del Sistema Nacional de Fiscalización y Rendición de Cuentas.

Bajo el contexto de la realidad social actual, el tema del combate a la corrupción se vuelve ineludible para un gobierno que decidió incluirlo como pilar fundamental de su plataforma electoral; además cobra relevancia tras los visos y tufos de corrupción que en sus funciones se han presentado, tales como el sonado caso de “la Casa Blanca de EPN”, “la Casa de Malinalco de Videgaray”, la difusión de presuntos hechos de corrupción entre la empresas OHL y diversas instancias y personalidades del Gobierno Federal, tan solo por mencionar algunos.

Cobra trascendencia también a la luz del enorme sacrificio económico al que es sometido el pueblo mexicano por la crisis económica actual y que a todas luces afecta en mayor medida a los grupos sociales más vulnerables, en tanto el derroche de recursos en actividades burocráticas, gastos en publicidad gubernamental y campañas electorales, no tiene mermas y resulta cada vez más costoso para el erario público.

Por todo ello, la lucha contra la corrupción y la instauración y correcta aplicación del Sistema Nacional Anticorrupción, es UNA OBLIGACIÓN QUE SIGUE AUSENTE, y que aunque su ausencia se da por la poca voluntad y/o mucha conveniencia de las esferas políticas, requiere hoy más que nunca, del continuo y profundo involucramiento de todos los grupos sociales; requiere por ello, la formación y ejercicio de una verdadera ciudadanía.

Para ser fiel a la tradición de las recomendaciones musicales, disfrutemos hoy de la pieza maestra del grandioso Django Reinhardt, padre y una de las mayores influencias de la guitarra l jazz: Minor Swing, que evoca sus raíces gitanas y nos brinda un breve gesto de su apoteosis musical. (https://www.youtube.com/watch?v=VpmOTGungnA)

La torería natural.

¿Qué es la torería?

La torería es algo subjetivo, difícil de definir. Empecemos por aclarar que no es pose, sino una razón de ser. Es don, privilegio, cualidad. Puede haber torería en la pose, pero más allá de eso, es algo que brota natural. No sólo al torear, sino al andar por la plaza, por la calle, por la vida. Dijo Rafael Guerra “Guerrita” que, para ser torero, hay que parecerlo.

Dos grandes exponentes por todos reconocidos de torería son; Curro Romero, de España, y Lorenzo Garza, de México, de quienes los aficionados decían que sólo con verlos partir plaza, el boleto estaba pagado.

La torería puede brotar por igual en el fracaso y en el triunfo. En la vuelta al ruedo con los trofeos, o bien en el percance. Hasta la manera de abandonar la plaza después de una tarde infeliz puede hacerse con torería.

Tres ejemplos actuales que periodistas utilizan al hablar de torería:

– Torería como conjunción de actitudes positivas en el transcurso de la lidia (seriedad, disposición y vergüenza torera). Joaquín Vidal: “Llovió y sin embargo se estaba tan a gusto en la plaza. Y fue porque se lidió una verdadera corrida de toros, y los lidiadores traían seriedad, una disposición, una vergüenza torera. Torería llaman a esa figura, que en diversos pasajes hizo explosión y puso a latir los corazones”[i]

– Torería como expresión formal dentro de una concepción fundamentalmente estética de la lidia (pisar el ruedo, irse hacía el toro, salir de las suertes). Miguel Ángel Cuadrado: “Para que se supiera lo que es la torería, Carlos Escolar Frascuelo dictó ayer tarde en Las Ventas un curso completo de cómo hay que pisar el ruedo, irse hacía el toro y salir de las suertes con el paso medido y ritual.”[ii]

– Torería cómo logro capital o meta máxima, incluso más allá del mero triunfo. Juan Miguel Núñez: “Antón Cortés toreó como sueñan los toreros, algo que parece imposible, pero que fue feliz realidad por la gracia y la torería, por el valor para estar en el sitio y en los momentos justos, por el aroma que desprendía cada movimiento, por la torería, en suma.”[iii]

La torería podría calibrarse como la posibilidad de realizar algo que pocos hacen, algo casi inalcanzable para el común de los mortales. Es cualidad extrema, tan oculta para la mayoría y al mismo tiempo tan natural para los elegidos.

Hay acciones que hacen perder la torería. Zabala de la Serna, famoso periodista taurino, enumera entre otras:

– Golpear al toro durante la lidia.

– Desabrocharse el chaleco, el corbatín o peor aún la taleguilla, porque hace calor o por asfixia.

– Correr al momento de brindar un toro.

– Celebrar que el toro cae muerto como quien celebra un gol.

– Envolverse en un mantón de manila en una vuelta al ruedo.

– Quitarse la montera como si fuera un casco.

 

Definitivamente, la mejor forma de salvaguardar la torería estriba en que el propio torero sea consciente de la grandeza y singularidad del oficio, y que lo defienda día a día, dentro y fuera del ruedo, con su actitud, su forma de ser, su forma de estar; su torería.

[i] Crónica de Joaquín Vidal (El País, 22-5-2006).

[ii] Crónica de Miguel Ángel Cuadrado (El País, 13-10-2002)

[iii] Crónica de Juan Miguel Núñez (Efe, 13-5.2004)

Xavier López "Chabelo"

Chavo Ruco por decreto

por Bruno Zarazúa

Se necesita mucho tiempo para llegar a ser joven.

Pablo Picasso

¿Hasta cuando se deja de ser joven?, es una pregunta que ha sido recurrente en mi cabeza en los últimos días, por lo que me di a la tarea de investigar un poco al respecto. Aquí les comparto un poco de lo que encontré. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la juventud como la población que se encuentra en un rango de edad de entre los 10 y los 20 años de edad, según la convención de los Derechos del Niño y la UNICEF se es infante entre los 10 y los 18 años, para Naciones Unidas, se es joven si tienes entre 15 y 24 años, para el Banco Mundial el rango de juventud esta entre los 12 y los 24, y la Ley de Juventud del Estado de Zacatecas dice que se es joven por decreto si tienes entre 12 y 29 años de edad.

Si analizamos esta ambigüedad de definiciones podemos concluir que incluso para las autoridades mundiales no está bien definido cuando se comienza a ser joven y cuando se termina de serlo.

Pero bueno aterrizo el tema en el ámbito local. El 13 de Mayo de 2014, fue publicada la Ley de la Juventud del Estado de Zacatecas, donde por mandato y decreto de Ley se establece que se es joven si se tiene entre 12 y 29 años 11 meses de edad. El día que comenzó a ser vigente esta Ley deje de ser joven en el mismo momento, pues tenía cumplidos ya 30 años de edad.

Así que si tienes 29 años y algunos meses, disfruta tus últimos días de juventud, puesto que por Ley muy pronto dejaras de ser joven. Y con esto se van muchos beneficios como el bono al primer empleo, apoyos y becas emitidas por la Subsecretaría de la Juventud, y también quedas excluido de todos los programas del IMJUVE.

Es entonces el momento de que comiencen a llamarme señor y aunque me negaba a aceptarlo por decreto de ley soy Chavorruco.

Y es que en México somos poco más de 17 millones de personas en los 30’s, en Zacatecas la población que por ley es chavorruca corresponde a un 16.18% lo que es 275 mil personas aproximadamente.

Me atrevo a decir que la mayoría de estas personas aun cuando sean madres o padres, muy pocos abandonan por completo el rol de joven, es cierto que se asumen mayores responsabilidades, y la experiencia adquirida a esta edad, nos da  más de seriedad en nuestras decisiones, pero casi ni uno dice ya no soy joven. Pero por ley ya no lo somos.

Pero bueno para los que aún son jóvenes aprovechen todos los beneficios que les da esta etapa de la vida y para los que dejamos de serlo vayamos pensando en afiliarse al INSEN. XD

Regresando al análisis de la Ley de la Juventud expongo algunos puntos que no me quedan muy claros debido al principio de Universalidad establecido en su artículo 3, que en grandes rasgos dice, que la ley aplica para tod@s las personas que cumplen el rango de edad establecido. Se dice ser Universal pero por si misma es sectaria, debido a que va dirigida a la población dentro de un rango y excluye a quien no.

El articulo 2 estable que el Universo de  jóvenes puede contender en procesos electorales, cuando a los 12 años no se tiene ni siquiera credencial de elector, lo que bien es cierto, es que se debe de inculcar desde temprana edad el civismo de la participación e involucramiento ciudadano.

El postulado que me causa mayor confusión es el artículo 8 en su fracción séptima, donde dice al calce “Los derechos a la salud de los jóvenes son: disfrutar y ejercer plenamente su sexualidad, para mantener una conducta sexual, una maternidad o paternidad responsables, sanas, voluntarias y deseadas”  este fragmento contrapone la legislación penal en la materia y vuelve realidad los memes donde se decía eso de legalizar a las de 16, si no lo vuelve totalmente legal pone en punto de controversia la legislación al respecto.

A mi muy humilde punto de vista esta ley requiere de algunas adecuaciones, por lo que les invito a dar su punto de vista y opinión al respecto, sobre todo si estas apunto de dejar de ser joven o ya legalmente ya no lo eres. Hasta la próxima.

Lo que espero de la visita de Francisco I

Eduardo Ernesto Hernández Castañeda

Para el gusto de millones de ciudadanos mexicanos que profesan el credo católico, Jorge Mario Bergoglio “Francisco I”, visita nuestro país en próximos días, levantando entre sus feligreses e incluso entre sus detractores, diversas expectativas.

Dado el historial de los anteriores pontífices y la ostensible diferencia en cuanto a la forma de ver la religión, por su pertenencia la “Compañía de Jesús”, nos hace pensar y especular acerca del posicionamiento político que fijará en cuanto a la situación caótica y crisis social y moral que se vive en nuestra nación, ya que quiérase o no, su estampa de Jefe de Estado así como la de monarca de la religión predominante en México, dota a su discurso y comportamiento de elementos claves de impacto político. ¿Es acaso por ello,  la visita más incómoda para los gobernantes, de un Papa a nuestro país?

Es evidente que en su carácter de Jefe de Estado y ya que su visita se da en tal marco, su posición, si bien puede ser crítica, deberá tener cierta mesura. Quizás nuestros gobernantes no previeron que durante su estancia se presentara un escenario político y social tan delicado y tan susceptible a la crítica políticamente hablando, y bien de ahí puede provenir el enorme nerviosismo que en el entorno político se percibe.

Ante ello, el mismo Bergoglio ha dado ya muestras de hacía donde puede orientarse su discursiva, generando declaraciones como las siguientes:

 “El México de la violencia, el México de la corrupción, el México del tráfico de drogas, el México de los cárteles, no es el México que quiere la Virgen de Guadalupe, la patrona del país.

“Violencia, corrupción, guerra, niños que no pueden ir a la escuela por sus países en guerra, tráfico, fabricantes de armas que venden armas para que las guerras en el mundo puedan seguir. Más o menos este es el clima que vivimos en el mundo. Ustedes están viviendo su pedacito de guerra, su pedacito de guerra entre comillas, su pedacito de sufrimiento, de violencia, de tráfico organizado”. (apro)

A propósito de ello, vale la pena hacer un recuento de las ciudades que visitará, los principales problemas sociopolíticos que en ellas se presentan y el consecuente posicionamiento que desde mi muy personalísima perspectiva, esperaría de su parte.

Ciudad de México, considerada como la ciudad más “progresista” del país y un evidente bastión político de la izquierda mexicana.

¿Qué espero? Evidentemente no un posicionamiento a favor del aborto y el matrimonio entre personas del mismo género; incluso puede esperarse un posicionamiento en contra. Lo que si espero, es que dicho posicionamiento, se de en su caso, en un marco de absoluto respeto al Estado Laico y a la soberanía de nuestra nación, todo esto desde luego en lo que al protocolo de su visita como Jefe de Estado, se refiere. Esperaría además cierto respaldo hacía la política de izquierda y un llamado a retomar el rumbo, dada la comunión su “orden” con la “Teología de la Liberación” y su creencia en el carácter social de la prédica de Jesucristo.

Ecatepec, perteneciente a uno de los estados con mayor crecimiento en el número de feminicidios y considerada por muchos mexicanos como el estandarte de la corrupción del Sistema Político Mexicano, aquel del “un político pobre es un pobre político.

¿Qué espero? Un posicionamiento concreto en contra de la corrupción tan arraigada en el mexicano; ese problema endémico que como diría Mauricio Merino, no es parte del Sistema Político Mexicano, sino que es el Sistema en sí. Además, una condena absoluta al asesinato de mujeres, dada la trascendencia de su papel para la reforma católica impulsada desde el Concilio Vaticano II.

Chiapas, emblema de la riqueza natural de la nación y de la segregación y discriminación contra los indígenas y los pobres.

¿Qué espero? Evidentemente un llamado a la modificación de la política de trato a estos grupos vulnerables; un llamado a retomar desde los gobiernos, el respeto a sus derechos humanos. Además un respaldo al legado de Samuel Ruiz, el Obispo de los Indígenas” y su impulso a la Teología de la Liberación, con la consecuente condena a la forma en que se ha marginado del desarrollo a los indignes y se “satanizado” el movimiento zapatista y otros movimientos derivados de la gran desigualdad social. Asimismo, un llamado firme al cuidado del medio ambiente y la riqueza natural, respaldado en su encíclica “Laudato Si”.

Morelia, otrora tierra de la verdadera izquierda mexicana, cuna del General Cárdenas y su ideario socialista, así como integrante de un estado protagonista del movimiento Cristero. Hoy “Tierra de Cárteles”.

¿Qué espero? Una condena tajante contra la política de la falsa izquierda, esa que por intereses vanos ha encumbrado una plutocracia izquierdista (si se me permite el término), alejándose de los intereses del ciudadano, y que ha producido en consecuencia, uno de los estados con mayor violencia en el país y triste emblema del narcotráfico de la región. Condena sin miramientos, a la narco violencia y a la violencia del Estado (¿acaso coludidas?) y su evidente relación con ciertos sectores de la iglesia católica.

Ciudad Juárez, vinculo de la migración y ciudad tristemente representativa de la violencia de género contra la mujer.

¿Qué espero? Un enorme respaldo al digno papel de los migrantes que día a día arriesgan su vida para cruzar la frontera hacía un país en donde prolifera el racismo y el fascismo manifestado en la campaña política de Donald Thrump. Huelga repetir además, el necesario posicionamiento en contra de la violencia hacia la mujer y un llamado para que su iglesia, trabaje en favor de su protección.

Finalmente, en general  y desde cualquier espacio esperaría una condena sin miramientos, hacia el problema de la pederastia clerical, el oscuro legado de Marcial Maciel y su encubrimiento por parte de otros pontífices; hacia las relaciones de la iglesia católica (desde sus cúpulas) con el narco; hacia la injerencia de su iglesia en el poder de la política corrupta; y hacia el débil papel que han desempeñado en contra de la crisis social y  de inseguridad de nuestro país, aun siendo por naturaleza, el mayor semillero de conciencia moral de México.

Quizás sea mucho pedir, pero dados los antecedentes y la coyuntura política, parece propicio que un Papa como Francisco I, con su legitimidad y fundamento teológico, pueda impactar de manera positiva en el oscuro panorama de nuestro México, rompiendo el paradigma hasta hoy conocido de la relación papal, pues sus palabras, le duela a quien le duela, PESAN.

Para no desentonar con la temática, la recomendación musical de hoy es una breve pieza de música sacra. “Ave Verum Corpus”, obra del gran Wolfang Amadeus Mozart. https://www.youtube.com/watch?v=5gcWW7J1VyU

#SíALosToros

LUIS IGNACIO ESCOBEDO

¿Por qué prohibir  las corridas de toros?

“El respeto al derecho ajeno es la paz”, dijo Benito Juárez.

La libertad de decidir lo que te gusta y lo que no es lo que le da variedad a la vida. “En gustos se rompen géneros” “que sobre gustos nadie discuta, que, para ser de gusto, basta con que guste”

La tauromaquia es un espectáculo, más aún, una tradición que se ha arraigado en los mexicanos. El mundo del toro es, además, un negocio que da empleo a mucha gente. Familias enteras viven del toro; criadores de ganado bravo, veterinarios, vaqueros, empleados de las plazas de toros, apoderados, subalternos, empresarios, además de los toreros.

Hoy en día vivimos muchos ataques al toro, injusticias políticas que se agarran de la fiesta brava para hacer conseguir un puñado de votos diz que en defensa de los animales, o con cualquier otro argumento, a pero eso sí antes de ser candidatos si iban a los toros. Un ejemplo reciente es el que se ha dado en el estado de Coahuila. La prohibición de las corridas en el Estado se debió a un pleito entre el señor gobernador y un reconocido empresario de ese estado. En menos de dos meses la ley que impedía las corridas fue cancelada, gracias a un amparo puesto por los taurinos.

El problema no fue sólo la prohibición, sino que una vez refutada la ley de prohibición hubo quien se dio a la tarea de entorpecer o tratar de impedir los eventos taurinos, atemorizando, molestando a los empresarios taurinos de la zona de maneras arteras.

La intimidación y el sabotaje son una forma de corrupción y eso sí es un DELITO.

El toro bravo es un animal seleccionado y criado por el hombre con un fin específico; ser lidiado en una corrida de toros. De no ser por la fiesta brava, esta especie ya estaría extinta hace mucho tiempo. Más aún, ni siquiera existiría como especie. Gracias a las corridas, el toro bravo es el bovino y seguramente el animal criado por la especie humana que mejor y más tiempo vive.

Hay un estudio muy amplio del doctor Juan Carlos Illera, director del Departamento de Fisiología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, que demuestra cabalmente la ausencia de sufrimiento del toro durante la lidia. Cabe agregar que dicho doctor no es aficionado a los toros. Dice el Doctor Illera: “El toro de lidia no sufre dolor físico, debido a la cantidad de b-endorfinas que secreta, que es mayor a la que produce cualquier otro animal en una situación similar”.

En torno a la tauromaquia existen muchos mitos y mentiras, o verdades a medias, todo con el fin de fastidiar la fiesta. Sería bueno que los antitaurinos y la  se dieran la oportunidad de conocer la tauromaquia y después emitir juicios, pero sin tomar acciones en contra de la forma de vida de mucha gente.

 

“Vivir sin torear no es vivir”  José Tomas

LA DESIGUALDAD Y LAS FORTUNAS HEREDADAS; LO PÚBLICO SE VUELVE PRIVADO

El trabajo del economista “en voga” Thomas Piketty (su libro “El Capital en el Siglo XXI”) nos proporciona cifras y datos reveladores de la acumulación de riqueza en el siglo XX. Su tesis central afirma que existe una fuerza que hace que el capital acumulado crezca a una velocidad mayor que la renta y los salarios, logrando con ello un efecto doble: 1) las rentas del capital devoran progresivamente las rentas del trabajo, y 2) la riqueza se concentra gradualmente en menos manos, a medida que se transmite de generación en generación, es decir, se hereda. ¿El resultado?: mayor y creciente desigualdad. Citando a Piketty: “El empresario inevitablemente tiende a convertirse en un rentista, cada vez más dominante sobre aquellos que no poseen nada, excepto su trabajo”.

No son ideas nuevas, pero reafirman de buena manera y con disposición de datos (de los que en pasado se carecía), lo que desde 1867 en “El Capital” describió y vaticinó, Karl Marx. ¿Será por eso que el libro causa tanto escozor en los partidarios principalmente del neoliberalismo?

No es en vano que “El Capital en el Siglo XXI” de Piketty se constituya ahora como un elemento teórico tendiente a restituir la ideología de la política económica de izquierda y por qué no, del socialismo. Es sencillo, “cuando la tasa de retorno del capital es superior a la tasa de crecimiento de la economía, la lógica dicta que la riqueza heredada crece más que el PIB y el ingreso de las personas”, y por tanto, generación tras generación, los ricos tienen la posibilidad de ser más ricos (siempre y cuando mantengan sus inversiones en el umbral de rentabilidad superior al crecimiento de la economía), mientras que aquellos que solo poseen como “capital” su fuerza de trabajo, pueden verse condenados al estancamiento, la precariedad y en algunos casos, a una analogía encarnada de cuasi-esclavismo.

Pero para tratar de entenderlo, ¿cómo es que el capitalismo puede llevar a tal situación de concentración de riquezas y la consecuente y creciente desigualdad?

Son diversas las formas, pero me concentraré en solo dos de ellas, que concatenadas parecen alimentar el “destino manifiesto” del “Club de los Elegidos” y el símil (en versión desafortunada) de “Los Perdedores de Siempre” (parafraseando el título de una de mis columnas anteriores en #VocesCruzadas).

La primera es la lógica natural ya mencionada arriba y argumentada por Piketty; es decir, la dinámica a través de la cual el rendimiento de capital excede a la tasa de crecimiento de la economía y que por tanto, implica el crecimiento del capital en mayor proporción al nivel de vida del trabajador común, propiciando por consecuencia la posibilidad de reinversión por parte de los capitalistas, en tanto el trabajador común en muchos casos, sobrevive sin poder destinar una proporción de sus ingresos al ahorro o la inversión. ¿El resultado?: Concentración.

La segunda forma tiene implícito un mal que aqueja a la política en general pero en particular a la que impera en el Estado Mexicano: La Corrupción; y no solo eso, sino que conlleva a un escenario aún más preocupante: La privatización de la riqueza pública.

Esta transformación de la riqueza pública en privada se da a través de la extracción de rentas mediante diversos mecanismos y apropiación de espacios de decisión que debieran guardar un carácter de públicos, pero que se encuentran cada vez en mayor proporción, al servicio de los privados:

  1. La apropiación de recursos naturales, materias primas básicas u otros productos en esencia son propiedad de la nación, sin que exista una contraprestación adecuada y provechosa para el Estado siempre escudados en el argumento de fomentar la inversión privada. ¿Ejemplos? Las grandes compañías de telecomunicaciones y la reciente reforma energética con resultados aún por conocer.
  2. El diseño institucional (marco jurídico, programático e institucional) del Estado en favor de los intereses privados, o más aún, su configuración diseñada y aplicada por aperadores al servicio (voluntario o coercitivo) de los intereses de los grandes capitalistas. ¿Ejemplos? El “Lobbing” ilegal en los espacios de representación popular y en las dependencias gubernamentales, así como el “Lobbing” legal pero ilegítimo, como las telebancadas.
  3. El denominado por Denisse Dresser “Capitalismo de Cuates”, que transfiere los activos “productivos” del Estado a la propiedad privada, pero a precios irrisorios e incluso financiadas descaradamente con público. ¿Ejemplos? Las privatizaciones de TELMEX e IMEVISIÓN (ahora TV Azteca).
  4. Los amañados “concursos públicos”, que transfieren el recurso público a manos privadas, mediante la asignación de licitaciones, invitaciones restringidas y adjudicaciones directas, para adquirir bienes destinados al servicio público, pero con costos exorbitantes (pocas veces o jamás auditados) para disfrazar el pago de “diezmos”, que en muchos casos llegan hasta el 30%. ¿Ejemplos? Podemos consultar la reciente investigación de PROCESO al Servicio de Salud en el Gobierno de César Duarte en Chihuahua (http://www.proceso.com.mx/?p=391652).
  5. La asignación de espacios burocráticos (aún con la existencia de un Servicio Profesional de Carrera) por motivos de compromisos político-económicos, desplazando a servidores públicos con experiencia y carrera, y propiciando la reducción de espacios disponibles para el trabajador común que carece de relaciones de influencia para acceder a los puesto públicos. ¿Ejemplos? En todos los gobiernos, sin distinción de partidos e ideologías.

Son estos, solo una muestra de los diversos mecanismos que fomentan la concentración de la riqueza “transgeneracional” sin contrapesos adecuados que combatan la desigualdad, y que por el contrario enriquecen a generaciones futuras que desafortunadamente agregan un ingrediente adicional a sus múltiples “cualidades”: la visceralidad en su actuar, que nos permite ver a los “ricos por herencia” cada vez más prepotentes e insensibles con el infortunio de los demás, con las posibles y desafortunadas consecuencias que su ascenso a espacios de poder, pudieran tener.

Me despido esperando sembrar la duda en el amable lector, que le permita posteriormente abrir los ojos de la conciencia a un problema enorme que aqueja a la sociedad mexicana: La transformación del espacio público en propiedad privada, tema que abordaré en posteriores trabajos.

No omito dejar a ustedes una estupenda recomendación musical, para deleitar el oído con el sensible tacto de uno de los mejores pianistas del Jazz; Art Tatum. Aquí el primer volumen completo de sus “Solo Masterpieces” (https://www.youtube.com/watch?v=1SnJSHfMAxQ).