Tag Archives: musa

El arte de las mujeres

LUIS IGNACIO ESCOBEDO

Las mujeres son crueles, frías, sangronas, duras, enfadosas, necias, perversas, atractivas, inteligentes y tienen una habilidad especial para manipular a los hombres. Sin embargo, a nosotros nos gustan y simplemente las queremos tal y como son, así de malas.

Desde el principio de los tiempos, la mujer ha simbolizado la tentación y a su vez la inspiración, y digo inspiración, ya que es por ellas por lo que salimos todos los días a darlo todo. Ellas son quienes nos motivan, son las que nos incitan a mejorar o hacer las cosas con el corazón.

Las mujeres siempre han sido una fuente inagotable de inspiración para los artistas. Pintores, escultores, músicos, escritores, actores, bailarines y obviamente para los toreros.

En la mitología griega se reconocía a la mujer como fuente de inspiración para las artes. Se le conoce como “musa”, término utilizado para describir a la mujer amada, o a la que atrae la inspiración en cualquier forma de expresión artistica

Recuerdo el primer día que toree, el día que me entró el gusanillo del toro. Estaba en una ganadería, en una fiesta privada y echaron unas becerras para los invitados. Había muchos niños de mi edad, alrededor de ocho años, y entre ellos una niña especialmente linda que llevaba una cámara fotográfica. La verdad es que soy muy tímido y no me atreví a decirle palabra alguna. Hubo un niño que sí le habló. Le presumió que él iba a torear y que, cuando soltaran las becerras, podría tomarle fotos. A la mera hora se echó para atrás y no quiso ni asomarse, y me pude dar cuenta de cómo rompía las ilusiones de mi “amiguita”.

No pude permitirlo, no por ser valiente, o por saber lo que hacía, sino por inspiración. Salí a “torear”. Recuerdo que me dieron un pañuelo y una chamarra, y con estos dos trastos pegué mis primeras verónicas.

Al terminar, ya ni siquiera vi a la niña, pero me quedé con la satisfacción de haber quedado bien frente a ella, frente a ellas, frente a las mujeres, frente a mi musa.

Todos los artistas necesitamos de una musa para crear nuestro arte. No es indispensable, pero definitivamente ayuda mucho, porque el arte son emociones, sentimientos, belleza… Cuando nosotros creamos, transmitimos lo que llevamos dentro. El amor de una musa, la idea de una musa, es lo que nos hace expresar arte, felicidad. El otro lado de la moneda, la falta de musa, tristeza y sufrimiento.

Un artista debe transmitir algo con su obra, de lo contrario se vuelve frío y vacío.

“Es fácil morir por una mujer; lo difícil es vivir sin ella”