Tag Archives: política pública

Grandes retos, grandes decisiones

por Bruno Zarazúa

Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos.

Simón Bolivar

Alguna vez me tacharon de inmoral por decir que una solución para hacer más eficiente la aletargada maquinaria de la administración pública estatal, era adelgazando su nómina. El señalamiento lo merecía según por el gran aumento en el desempleo que esto representaría. Pero la alternativa sigue siendo viable si acompañando a esta medida, le sigue un programa de coinversión de sociedades. Es decir, si se reúnen 2 o más para invertir el producto de la liquidación para crear una fuente de empleo así sea el autoempleo, el Estado debería de participar en el financiamiento con una parte proporcional a la invertida, aparte de brindar asesorías y acompañamientos para lograr el éxito del emprendimiento.

Y es que son más de 9 mil los trabajadores al servicio del Estado que en conjunto representan más del 60% del gasto presupuestal. Dejando solamente en razón del 40% del presupuesto para obra de infraestructura pública, inversión en educación y salud, inversión deportiva y en seguridad pública, para programas sociales, para fomento al emprendimiento empresarial, en fin, para todo el que hacer del Gobierno.

Es lógico que para el desarrollo de todos los programas de beneficio social es insuficiente el presupuesto estatal, motivo por el cual el Gobernador en turno junto con diputados federales y locales, tienen la obligación de gestionar mayores recursos para abastecer a los programas y proyectos públicos que tienen como único fin el satisfacer la demanda de la sociedad de una mejor calidad de vida. Así es que a través de diversos fondos y programas el Estado ejerce recursos federales, ya que los propios resultan escasos.

Si a esta escasez financiera le sumamos (o le restamos) el inmenso gasto de nómina, esto se vuelve insostenible. En el supuesto de que esta iniciativa fuera privada en lugar de pública, ya hubiera quebrado más de 10 veces.

Es cierto que el capital humano es el más valioso de los recursos con los que cuenta cualquier tipo de empresa, ya sea pública o privada. Pero ¿qué pasa cuando existe sobrepoblación? Esto es una realidad para el caso de algunas dependencias por no decir que el de todas. En algunos casos de la administración pública 8 personas hacen el trabajo de 1, cuando desproporcionadamente en algunos otros casos 1 hace el trabajo de 6.

La administración pública al estar intrínsecamente ligada con la política vuelve más complicado que el personal que ocupa un puesto sea el idóneo de acuerdo con su perfil. Pero esto no es imposible. Si en cualquier empresa privada para poder contratarte te hacen examen de aptitudes, psicométrico y de conocimiento de la materia en relación al puesto que se ostenta y después de este filtro,  te ponen a prueba 3 meses, para después firmar un contrato indefinido, los ascensos de igual forma se concursan, ¿por qué ha de ser tan diferente en la iniciativa pública?.

Sin duda uno de los grandes retos para la siguiente administración y para la que sigue de la que sigue es y será que Gobierno del Estado y la UAZ dejen de ser las principales fuentes de empleo para la población. La atracción de empresas y el impulso al emprendedor deberán ser pilares fundamentales en la política de Gobierno.

En esta ocasión me arriesgo a recibir abucheos, pero ustedes ¿qué opinan al respecto? Será muy grato el leer sus comentarios. Como siempre los invito a seguir participando con sus propuestas y opiniones pues juntos hacemos más. Hasta la próxima.