Tag Archives: políticos

Juventud ¿el ahora o el mañana?

“Por la esperanza del mañana sacrificamos el hoy,

Sin embargo la felicidad siempre está en el ahora.”

Jiddu Krishnamurti

Hace poco platicando con amigos, surgió el tema sobre la situación actual de nuestro bello México, la postura de algunos de ellos era: “todo está terriblemente mal, diciendo que no existe otra solución más que la de la revolución”, pintando el panorama desolador y posicionando al país como el mismo infierno.

Si bien es cierto que no es la gloria un país, donde más de la mitad de la población vive en condiciones de pobreza, donde el homicidio y el secuestro en muchas ocasiones queda impune, donde la corrupción y la avaricia de pocos merman los esfuerzos de muchos, lastimando gravemente a nuestra sociedad. No, definitivamente algo no anda bien y estos no son signos de buena salud.

También es cierto que polarizar al extremo el escenario lo que origina es perplejidad más que otra cosa.

No se trata de cerrar los ojos y negar las injusticias, tampoco se trata de cometer suicidio colectivo ante la falta de alternativas para poder vivir. Se trata de ser objetivo y proponer; más allá de polarizar ideologías deberíamos encontrar convergencias para así llegar a soluciones.

El insistir en negar los avances que ha tenido el país a través de los años, es un insulto y un menosprecio al esfuerzo de miles de familias que con su trabajo diario, han logrado de la nada construir un patrimonio para que las siguientes generaciones tengan mayores oportunidades de las que tuvieron en su momento. ¿Cuántas historias conocemos de padres de familia que sin estudios universitarios han logrado que sus hijos tengan licenciatura? Permítanme incluirme en esta lista.

No es algo para agradecer al gobierno, pues es su obligación el brindar estas oportunidades, pero es signo de que los trabajos se están haciendo. Claro que queda mucho por hacer, es entonces donde nosotros los jóvenes debemos hacernos presentes para que al igual que nuestros padres han luchado para legarnos un futuro más próspero, hagamos lo propio para que a las siguientes generaciones les toquen condiciones más favorables para su desarrollo.

Donde quiera se escuchan llamados a las juventudes para transformar y regenerar el país, desde distintas posturas. Dicen unos y otros que en los jóvenes esta la respuesta y esto es verdad. En esta generación tenemos la ventaja del acceso a la información, suerte que las anteriores no tenían, lo que favorecía a la opacidad, el oscurantismo y a las prácticas por debajo de la mesa.

Otro distintivo es la interconectividad en el flujo de información, ahora todos nos damos cuenta de lo que sucede y de quienes son los que tranzan y se enriquecen a costa de todo y de todos, llevándose entre las patas a luchadores sociales, puritanos, conservadores e ideólogos por igual, que no tienen mayor crimen más que interesarse y ser partícipes de la política. Esto debe terminar. Los convocantes de las juventudes, deben examinarse en introspectiva y a conciencia, para rectificar su actuar en caso de ser pertinente, pues las acciones de algunos no son congruentes con lo que tanto manifiestan, provocando en la juventud ganas de no querer saber nada que tenga que ver con política ni con políticos.

Desde aquí hago un llamado a los dirigentes para que prediquen con el ejemplo y nos brinden a nosotros los jóvenes los espacios para lograr tener incidencia en el rumbo de la sociedad. ¡Pero ya! No hay que esperar a ser absorbidos para ser permisivos. Necesitamos ser representados, que las propuestas que entre nosotros surgen sean escuchadas y puestas en marcha. La corrupción debe terminar junto con la avaricia de pocos, el reparto de la riqueza debe de ser equitativo. Porque las oportunidades las existen para todos.

Exijamos lo que nos corresponde, porque juventud no es sinónimo de inexperiencia. Seamos ciudadanos activos, en todo momento exigiendo el cumplimiento de nuestros derechos, permanezcamos permanentemente vigilando el ejercicio de los recursos, pero también siendo proactivos proponiendo para mejorar.

Como siempre agradezco su lectura y sus comentarios. Hasta la próxima.